Clases particulares Idiomas Música Apoyo escolar Deporte Arte y ocio
Compartir

Reforzamiento académico que evita frustraciones en los estudiantes

Publicado por Virginia, el 28/02/2019 Blog > Clases particulares > Apoyo escolar > Cómo combatir el fracaso escolar con un profesor a domicilio

El año 2018 estuvo cargado de debates y uno de los temas que saltó a la palestra fue la repitencia escolar, todo esto a raíz de un nuevo de decreto que a partir de este año elimina la repitencia escolar automática. ¿Los motivos? Entre otras razones, porque este tipo de medida tiene un alto costo socio emocional, no facilita el aprendizaje de los estudiantes y porque la frustración de estar al borde de la repitencia puede ser muy dañina para el autoestima de niños y adolescentes.

Ahora bien, nos parece que está claro que no hace falta llegar al límite de la repitencia escolar para que un estudiante pueda sentirse inquieto, inseguro o frustrado si hay alguna materia que no logra entender con facilidad. Es por esto que, lo ideal, es siempre ponerle atajo antes a las dificultades académicas. Una alternativa muy demandada por los padres y efectiva para los estudiantes es la tener un profesores particular que hace un complementario al que se hace en las escuelas y en este artículo te contamos por qué.

Repitencia escolar en Chile

Es cierto, te adelantamos que un nuevo decreto elimina la repitencia, pero aquí hay que precisar algo importante: No es que ya no exista la repitencia escolar, los niños y adolescentes sí pueden repetir de curso si es que no cumplen con las calificaciones mínimas establecidas para la promoción. Sin embargo, lo que cambia es que ahora la última palabra no la tienen las notas, sino que será el consejo de profesores de cada establecimiento el que podrá evaluar todos los antecedes y decidir si un alumno pasa o no de curso.

En cuanto a las notas necesarias para poder pasar de curso, lo que establece la ley chilena es que todo estudiante debe tener un promedio de notas, sobre 4,0 para poder aprobar una asignatura, en escala de 1,0 a 7,0. Sin embargo si un estudiante tiene un promedio rojo (inferior a 4, es decir, reprobado) deberá tener promedio anual, que considera todas las asignaturas, sobre 4,5 para poder ser promovido, y 5,0 en caso de que el estudiante tengas dos o más asignaturas 2 rojas. Ahora bien, si una de las asignaturas reprobadas es lenguaje o matemática, la exigencia es considerablemente mayor, ya que deberán tener promedio anual sobre 5,5; si el alumno reprueba ambas asignaturas también corre el riesgo de repetir, aún cuando su promedio general sea mayor que 5,5. Antiguamente diríamos que, en cualquiera de estos escenarios, los estudiantes repetían automáticamente, pero el nuevo decreto permite que la última palabra la tenga, como mencionábamos antes, el Consejo de profesores, quienes podrán evaluar la situación de manera integral.

El apoyo de un profesor a domicilio puede evitar el abandono escolar y universitario. Hay muchas razones por las que un profesor particular puede evitar la deserción escolar.

Deserción escolar y universitaria

Dentro de los factores analizados y que fueron decisivos a la hora de incorporar este decreto, está la deserción escolar, ya que los estudios demuestran que existe una correlación importante entre la repitencia y el no retornos a clases.

Las estadísticas muestran que en el último tiempo la deserción escolar ha disminuido sistemáticamente y que el año 2017 solo alcanzaba un 2,5% de universo total de estudiantes de Chile, al menos en la educación formal. Sin embargo y a pesar de que el indicador parece ser bueno, en marzo año 2018 eran casi 76.000 los jóvenes en edad escolar que estaban fuera del sistema educativo.

Ahora, no solo durante la época escolar los adolescentes abandonan sus estudios. Durante el año 2018 se dio a conocer un estudio que mostraba más de un 20% de los universitarios (de un universo de 58 universidades) abandonó sus estudios durante su primer año de carrera.

¿La razones? El abandono de estudios es siempre multifactorial, es decir, no existe una única razón para decidir no volver a la escuela o no seguir una carrera universitaria, pero hay un elemento que se repite en ambos casos: El mal rendimiento académico.

Muchas veces el mal rendimiento académico es solo un síntoma de un problema mayor, como la dificultad de compatibilizar estudios con trabajo, la falta de hábitos de estudio, la falta de una red de apoyo (amigos o tutores) ya sea para compartir y apoyarse emocionalmente, como para estudiar.  Al meno así también lo han entendido las universidades, que cada vez incorporan más programas de apoyo académico y emocional a sus estudiantes.

Por su parte desde el Ministerio de Educación, se llevan trabajando varios años en políticas públicas para evitar la deserción y al mismo tiempo la reincorporación de quienes ya abandonaron. Dentro de las medidas que ya estas funcionando, están los planes de subvención y becas de apoyo a la retención escolar, el plan de alfabetización “Contigo Aprendo” y el trabajo de escuelas destinadas exclusivamente al reingreso.  Además todas estas políticas están siendo apoyadas por trabajo realizado en los últimos años por la “Fundación Súmate

Un alto porcentaje de los universitarios abandona estudios por mal rendimiento. Crisis vocaciones y mal rendimiento son algunos de los motivos por los que los universitarios desertan.

Sin embargo, a pesar de las iniciativas que se promueven a nivel estatal, desde las misma familias ya se puede comenzar a intervenir para evitar que los estudiantes pierdan la motivación y el interés por seguir en el colegio o en sus carrera. Y es en este punto en que el profesor particular juega un rol que puede ser decidor, ya que el apoyo que puede ofrecer un buen profesor a domicilio es tanto académico como emocional. Lamentablemente no todas las familia tienen los recursos suficientes para pagar por un profesor particular que asista, por ejemplo, una vez a la semana, pero muchas veces son los mismos estudiantes, de niveles superiores, los que pueden ofrecer clases a un precio más accesible.

Sea cual sea el caso aquí te de dejamos algunos de los beneficios que tiene poder contar con apoyo escolar a domicilio y que también son razones para que los padres prefieren contratar un profesor particular.

¿Por qué  el acompañamiento escolar puede evitar la deserción?

Ya mencionamos que una de las principales razones que motivan el abandono de la escuela o la universidad es el rendimiento académico y la falta de una red de apoyo. Afortunadamente y como ya anticipábamos un profesor particular puede ayudar con ambos aspectos, ya que el acompañamiento personalizado genera un espacio de confianza mucho mayor al que se puede generar en una sala de clases que se comparte con 40 alumnos más.

A continuación te dejamos más detalles de por qué es tan valioso contar ellos.

Trabajo personalizado

Luego de conocer al estudiante y comprender sus dificultades, el profesor particular suele generar un programa y estrategias de estudio que son completamente personalizadas, es decir, ajustada a los tiempo y dificultades de cada estudiantes. Además, existe una flexibilidad horario que también puede favorecer el aprendizaje, ya que se ajuste al horario que más te acomode.

Apoyo emocional

El profesor particular no solo se dedicará a la transferencia de contenidos para aprobar un examen, si no que empatizará con las emociones de los estudiantes, sus dificultades y sus miedos. El estudiante tendrá un espacio para hablar de cómo se siente durante esa clase que tanto lo aflige y de este modo el profesor podrá brindar un apoyo emocional mucho mayor, así  como también trabajar en la confianza y seguridad del alumno. Sin duda los padres también pueden y deben ser apoyo emocional parar sus hijos, pero los profesores particulares muchas veces generar un espacio de confianza que funciona mejor en términos de aprendizaje.

Mentalidad de Crecimiento y Hábitos de Estudio

Este es otro aspecto importante, sobre todo en la Universidad y es que los hábito son claves para lograr buen rendimiento académico. En general, cualquier estudiante puede lograr buenos resultados si trabaja de manera correcta, esto es lo que se conoce como mentalidad de crecimiento. Si bien existen personas con afinidades por las letras, las artes o la música eso no impide que puedan adquirir otras habilidades y conocimientos. En este sentido, creemos que un profesor particular puede hacer la diferencia ya que de alguna manera posibilita y motiva a que los estudiantes trabajen constantemente, resuelvan sus dudas a tiempo y preparen mejor su pruebas y exámenes. Es decir, un profesor particular también está presente para generar hábitos de estudio que son saludables emocionalmente. Si bien los hábitos de estudio no son algo que se puedan establecer de la noche a la mañana, tener un adulto acompañando el proceso realmente marca la diferencia.

Además de contenidos, un profesor particular apoya emocionalmente. No solo contenidos enseñan los profesores particulares. Son un acompañamiento emocional importante.

Apoyo para no repetir de curso

Es muy común que a final de año, cuando llega la época de los exámenes, se acude a un profesor particular que esté ahí para ayudar a aprobar materias. Esto no es tan sencillo como suena, porque resumir la materia de un semestre en un par de semanas de preparación requiere de mucha planificación, síntesis y estrega pedagógica.

¿Estás pensando en conseguir un profesor particular? No dudes en visitar Superprof Chile, aquí encontrarás excelentes profesores particulares para todos los niveles y de todas las disciplinas que te puedas imaginar. Es más, un profesor a domicilio podrá apoyarte en los diferentes desafíos académicos que puedes enfrentar a los largo de tu vida.

Compartir

Nuestros lectores adoran este artículo
¿El artículo contiene la información que buscabas?

¿Ninguna información? ¿De verdad?Vale, intentaremos mejorar con el próximo¿La media? ¡Uf! ¿Un poquito más?Gracias. Haz tus preguntas en los comentarios¡Un placer ayudarte! :) (Sé el primero en votar)
Cargando…

Dejar un comentario

avatar
wpDiscuz