Clases particulares Idiomas Música Apoyo escolar Deporte Arte y ocio
Compartir

¿Quieres convertirte en profesor del idioma de Molière? Estas son las habilidades y conocimientos que debes tener para lograrlo

Publicado por Isidora, el 18/09/2019 Blog > Idiomas > Francés > Competencias de un profe de lengua francesa

En Chile y en el mundo, durante mucho tiempo y sobre todo desde los años ochenta se ha privilegiado tremendamente el inglés como lengua extranjera en la educación escolar.

Antes de 1984, el francés formaba una parte importante del currículum educativo de muchos colegios, muchos de estos no necesariamente fundados por la colonia ni vinculados con las entidades de educación francesas.

Te podrás dar cuenta de que son muchos los pertenecientes a la generación que hoy tiene sesenta años o más habla francés, y que muchas personas que fueron exiliadas durante la dictadura y después retornaron también hablan esta lengua.

El idioma inglés se ha posicionado fuertemente como un idioma internacional que tanto padres como alumnos tienden a priorizar y, aunque no se trata de establecer una «guerra de idiomas», sí es importante entender que hoy en día manejarse en una sola lengua extranjera no es suficiente para realmente destacar.

Muchas empresas y universidades están considerando candidatos que hablan tres idiomas, ¡o incluso más! La riqueza de hablar idiomas es algo que no puede ser menospreciado, especialmente por las generaciones más jóvenes con grandes ambiciones a futuro.

Con todo esto en consideración, no hay dudas de que si quieres convertirte en profesor de francés y compartir tus conocimientos en un colegio, universidad, centro de lenguas o a través de clases particulares, no serán pocos los interesados en trabajar contigo.

Calle con banderas a los costados ¿Sabías que el francés es uno de los seis idiomas oficiales de la ONU?

Después de todo, el francés es hablado por aproximadamente 274 millones de personas en el mundo y es la lengua oficial de 29 países.

Las razones por las que querrías lanzarte e impartir clases son múltiples: Porque eres un hablante nativo o un inmigrante, estudiaste en un colegio o liceo francés, eres un apasionado de la lengua y la vienes estudiante hace años o empezaste hace poco y te diste cuenta de que tienes una facilidad para su gramática, sonoridades y acento.

¡Todas son razones válidas para querer emprender este camino! Pero recuerda: No puedes simplemente presentarte en un colegio y decir «quiero enseñar francés», ni tampoco es ético que des clases a domicilio sin tener una preparación adecuada.

Para que triunfes en tu cometido de enseñar la lengua de Molière, Superprof te entrega algunas claves.

Antes de lanzarte, ¡comprueba tu nivel!

¿Qué es tener un buen nivel de francés? Básicamente, debes asegurarte de tres aspectos:

  • Eres capaz de comprender fácilmente el francés en sus modalidades escrita y oral.
  • Puedes hablar sin titubear y eres capaz de participar en una conversación con francoparlantes.
  • Las bases gramaticales del francés no te significan un misterio o un desafío demasiado grande y dominas, especialmente, las conjugaciones verbales.

Estos tres ámbitos son los más esenciales para dar una enseñanza efectiva del francés a alumnos principiantes e intermedios, ya que con ellas una persona puede desenvolverse de manera autónoma en el idioma y en un contexto en que deba utilizarlo.

¿Cómo hacerlo? La mejor manera de medir tu nivel de competencia y, a la vez, tener un respaldo de tu dominio del idioma es rindiendo una prueba del Marco Común Europeo de Referencia, a través de las cuales te puedes acreditar como hablante nivel básico (A1 y A2), intermedio (B1 y B2) y avanzado (C1 Y C2).

Las pruebas oficiales de francés son dos: El DELF (que se puede rendir para acreditar los niveles desde el A1 y el B2) y el DALF (cuyo objetivo es medir las competencias de un hablante avanzado y acreditar un C1 o un C2).

Puedes inscribirte para rendir cualquiera de las evaluaciones en el Instituto Francés de Chile y consultar los horarios y fechas de examen en el sitio web.

Insistimos en recomendarte que, sin importar dónde y cómo quieras hacer clases, consigas una certificación. Permitirá a tus futuros alumnos conocer tu nivel y también te ayudará a saber qué tipo de contenidos estás capacitado para enseñar y cuáles no.

Museo Louvre iluminado Mide tu nivel de dominio del francés y ayuda a tus alumnos a disfrutar su próximo viaje a París

Cuánto conocimiento necesitas demostrar dependiendo del lugar en que quieres hacer clases

Ya que hemos establecido lo que es un buen nivel de francés y cómo puedes hacer para conocer tus competencias, el tipo de establecimiento o el formato de clases que quieras impartir será crucial para saber cuánto conocimiento tienes que probar a tus empleadores o a tus estudiantes.

Profesor de colegio o liceo

Si quieres ser profesor de francés en un colegio, casi en todos los casos te será solicitado un nivel C (avanzado de dominio de la lengua), especialmente si no eres un hablante nativo o completamente bilingüe en el francés.

El significado de bilingüe -muchas veces malentendido -es «exactamente mismo nivel de dominio escrito y oral de la segunda lengua en relación a la lengua materna». Ser bilingüe no es sencillo, ¡así que no te presiones! No te van a exigir un nivel tan alto para dictar clases, pero sí uno suficiente para que logres ser un buen guía.

Además, para ser profesor de enseñanza básica o enseñanza media también te será requerida una formación en Pedagogía, aunque no sea específicamente en lengua francesa.

Si estudiaste una carrera diferente, puedes optar por los programas de formación pedagógica que ofrecen algunas universidades para graduados en otras disciplinas, y obtener tu título de profesor en un tiempo menor al pregrado corriente. También puedes postular a postgrados y diplomados relacionados con la educación o ingresar a una organización sin fines de lucro, como Enseña Chile, que emplea a estudiantes titulados de diversas disciplinas para hacer clases en instituciones con riesgo social.

Niña escribiendo sobre una libreta Para enseñar el francés a niños y niñas deberás recibir entrenamiento en pedagogía

Centros de lenguas, programas de idiomas universitarios y clases particulares

Alternativamente al camino de la enseñanza escolar, existen opciones que requieren de menos estudios y títulos que pueden resultar interesantes para un futuro profesor de francés.

En primer lugar, abundan las escuelas, centros e instituciones privadas de idiomas en Chile, en que se buscan tanto hablantes nativos como locales de francés para dar clases a distintos niveles. Los requisitos de contratación varían de centro en centro, y puede haber algunos que exijan una certificación C2, como otros que prioricen la cercanía con el idioma en otros niveles -como tener un padre o una madre francesa que te haya enseñado el idioma desde pequeño.

De manera similar funcionan los programas de idiomas en las universidades, y también algunos talleres extraprogramáticos para estudiantes en los colegios. Se trata de actividades que están fuera de las horas lectivas, en que los alumnos pueden aprender voluntariamente un segundo o tercer idioma.

Finalmente, las clases particulares son el formato más flexible en lo que a requisitos se refiere, porque no necesitas presentar ninguna certificación o título para ofrecer tus servicios. Pero cuidado, no caigas en esta arma de doble filo. Son miles los profesores particulares de francés en Chile que compiten por captar a estudiantes interesados, y sin un perfil interesante no saldrás victorioso.

¡Anímate ahora mismo a hacer clases particulares!

¿Cómo hacerte de un buen nivel de francés para hacer tu perfil docente más atractivo?

Mujer sujetando bandera francesa sobre los hombros La mejor manera de aprender un idioma es teniendo una inmersión total en un país extranjero. ¡Ten una aventura francesa!

Especialmente en el mundo de las clases particulares, las experiencias diversas y cercanas con el idioma que los alumnos desean aprender son especialmente valoradas. Piénsalo: Un profesor que vivió o estudió en Francia puede enseñar a sus estudiantes el uso «real» de la lengua, incluyendo las expresiones, modismos y las estrategias para integrarse plenamente en un contexto francoparlante (todas estas experiencias, además repercutirán en el precio de tus clases, ¡piénsalo!)

Por lo tanto, una de las mejores maneras de mejorar tu nivel de francés es ¡viajar! Si tienes la ocasión de tomar un intercambio académico o una transferencia de locación en tu trabajo, vive la experiencia. Puedes elegir entre una multiplicidad de destinos francófonos: Montreal en Canadá, Bélgica, Suiza

Aprenderás rápidamente las partes más complejas del francés, además de enriquecerte culturalmente con una de las lenguas más utilizadas en las artes y la cultura. Para que tu inversión rinda frutos, procúrate una inmersión total: Frecuenta lugares públicos todo lo que puedas, toma la palabra en conversaciones aunque te de vergüenza y atrévete a conocer a los nativos.

Aprender francés en Francia o en otro país que tiene esta como primera lengua es una oportunidad única, ¡aprovéchala al máximo!

Compartir

Nuestros lectores adoran este artículo
¿El artículo contiene la información que buscabas?

¿Ninguna información? ¿De verdad?Vale, intentaremos mejorar con el próximo¿La media? ¡Uf! ¿Un poquito más?Gracias. Haz tus preguntas en los comentarios¡Un placer ayudarte! :) (Sé el primero en votar)
Cargando…
avatar