Clases particulares Idiomas Música Apoyo escolar Deporte Arte y ocio
Compartir

Consejos para ser una entrenadora personal confiable

Publicado por Luna, el 30/09/2019 Blog > Deporte > Entrenamiento personal > La importancia de cuidar tu reputación como personal trainer

Si eres entrenadora personal o si en caso contrario estás en búsqueda de una, ya te debes haber enterado de que en Chile no existe una regulación para ejercer la labor de entrenadora a domicilio, concepto ampliamente reconocido como personal trainer.

Lo anterior tiene ventajas y desventajas. Por un lado, los aspectos positivos se relacionan más en quienes ejercen como personal trainer ya que existe un camino ‘más libre’ de requisitos para comenzar a trabajar, en tanto no se necesita de un título de educación superior, certificado, ni diploma; en su lugar, se necesitan de otras herramientas, siendo mínimo el conocimiento del deporte, ejercicios y rutinas para conseguir determinadas metas.

Por otro lado, los elementos negativos recaen en quienes buscan una entrenadora personal, pues no hay mecanismos que validen el conocimiento de la persona que se busca contratar, por ello, hay que ir a buscar y reconocer otros aspectos que nos den seguridad y confianza.

Desde SuperProf realizamos la siguiente guía para personal trainer y también clientas o clientes, para identificar aquellos aspectos que nos pueden dar luces sobre una entrenador o entrenador personal de confianza.

Comprender el término y su significado

En inglés, la palabra coaching proviene de la palabra <<coche>>, que en siglo XVI se usaba para hacer referencia a un carro tirado por caballos.

Aquí cobra relevancia el conductor, o cochero, por su función central en este medio de transporte, siendo la persona encargada de acompañar y dirigir a las personas que transportaba hacia su destino.

Busca tus propios objetivos para ser feliz. La tarea es fijarse las propias metas y conducir el camino para conseguirlas.

Ya para el siglo XIX, el término <<coach>> refiere a instructor y formador, que luego fue amplíandose a mentor, mentora, tutor, tutora, llegando a usarse como entrenador o entrenadora.

Cabe destacar que la gente busca un o una entrenadora personal, en lugar de decidir asistir a un gimnasio común y corriente, pues tiene otros objetivos o posee particularidades que le hacen optar por una opción y no otra.

Dentro de las razones pueden estar:

  • Refuerzo muscular
  • Tonificar el cuerpo
  • Perder peso
  • Factor protector ante el estrés
  • Ponerse en forma

Y junto con ello pueden haber particularidades, como:

  • Ser una persona que le cuesta motivarse y tener disciplina deportiva
  • Ser una persona que no le gusta el deporte pero sabe que es importante
  • Ser una persona que le cargan los gimnasios por la cantidad de gente y los constantes estímulos lumínicos y auditivos
  • Entre otras.

La importancia de la formación deportiva

Es importante tener en consideración que una personal trainer no necesariamente debe ser una profesora de educación física.

Junto con ello, destacar que no existe un título de entrenadora personal, ni mucho menos alguna figura institucional fiscalizadora que exija a quienes ejercen como personal trainer presentar un respaldo sobre el conocimiento que tienen para desempeñar esa labor.

estudiar siempre otorga excelentes herramientas No se debe tener un título profesional necesariamente para ejercer como personal trainer.

Ahora bien, sí existen algunos mecanismos que se pueden realizar para respaldar lo que se sabe:

Por ejemplo, sí podrías ser profesora o profesor de educación física y querer complementar tu sueldo haciendo entrenamiento personal a domicilio. Ahí este título sí respalda el conocimiento que tienes sobre la ciencia del deporte, la biología, anatomía, fisiología, entre otras.

Otro mecanismo por el que se puede optar es sacar alguna certificación deportiva, ya sea con un diplomado, certificado, curso o taller. Una opción, por ejemplo, es AIEP, PRODEP, la que está acreditada bajo el Sistema de Gestión de Calidad (SGC) y la norma Internacional ISO 9001, Pacific Fitness, entre otras.

Si bien no existe una amplia oferta sobre esto último, sí hay distintas opciones a las que se pueden optar, de diversos precios, duraciones y temáticas.

Es importante tener en cuenta, que mientras más herramientas de respaldo se tenga sobre los estudios relacionados al deporte, más fácil será respaldar tu conocimiento y validez como entrenadora personal.

Para más información sobre cursos de entrenamiento personal, lee la siguiente columna.

¡Sácale provecho a tu experiencia!

Será clave y fundamental que saques el máximo provecho a tu experiencia como personal trainer.

Para ello debes compilar tus trabajos previos, identificando los logros y la superación de dificultades. A modo de ejercicio analítico personal, puedes armarte una línea de tiempo, buscando no olvidar ningún trabajo relevante. Este compilado te servirá en el futuro, ya sea para buscar más clientes o para robustecer tu CV.

Luego, tener un set de referencias de personas con las que trabajaste que puedan legitimar y dar respaldo de lo que estás describiendo como parte de tu experiencia.

Deportistas en el presente y trabajadores del deporte en el futuro Tu experiencia como deportista será fundamental para legitimar tu conocimiento.

Todo lo anterior lo debes difundir. Para ello debes armar y planificar tus redes sociales, CV y cualquier otra referencia a tu trabajo, para que precisamente manifiesten tu experiencia laboral.

Hay elementos que siempre sirven destacar, como:

  • Precisa tu disciplina favorita, indicando si es el crossfit, pilates, yoga, pesas, fitnees, u otras.
  • Aclara tu(s) especialidad(es) favorita(s) como entrenadora, ya sea natación, fútbol, boxeo, básquetbol, entre otras.
  • El número de personas que has entrenado, durante cuánto tiempo
  • Tu antigüedad como entrenadora personal
  • Incluir estudios y/o capacitaciones
  • Añadir algún relato de experiencia de algún o alguna estudiante.

Es altamente probable que sea la experiencia laboral el factor que más potencia tu credibilidad y confianza, por ello da buenas señales, comunica bien y mantén actualizada la información sobre ti.

Que el aspecto físico refleje tu relación con la vida sana y el deporte

No queremos que este consejo se tergiverse. No se necesita tener un cuerpo escultural para ser validada o validado socialmente como entrenadora o entrenador personal.

Lo que sí se necesita es que se refleje una vida sana en el propio aspecto personal.

Así, quien trabaje en el área del deporte debe representar una vida sana en términos integrales, ya sea en la adquisición de una alimentación saludable para el cuerpo, sumado a una correcta hidratación.

Junto con ello, ser una persona que realiza deporte, que no le cuesta mostrar cómo hacer los ejercicios, y que en definitiva refleje en su aspecto físico que no es sedentaria o sedentario.

Ejemplo de lo anterior son casos en que la entrenadora o entrenador personal llega al domicilio comiendo comida rápida, o dentro de la rutina de ejercicios ingiera bebidas altas en azúcar, en lugar de agua.

Sumado a ello, si al hacer los ejercicios la o el personal trainer tiene nula elongación, no se puede las pesas, tiene obesidad, está débil, o cualquier otra.

Nuevamente destacamos que ese consejo no busca realizar una discriminación a quienes no siguen las normas del típico cuerpo delgado y alto, sino que en su lugar plantear que el cuerpo debe ser reflejo de la calidad de vida que llevamos, asociadas a la realización de ejercicios, alimentación saludable, y en fin, todos los hábito que determinan nuestro proceso salud/enfermedad.

El deporte ayuda a la mente, el alma y el cuerpo. Tener una vida sana y reflejarlo cotidianamente ayudará a mostrarte como una entrenadora personal confiable.

Con todo esto se podrá demostrar con la pura apariencia física que se lleva una vida saludable en término amplio, lo que dar confianza al momento de contratar un servicio de personal trainer, pues quiere decir que la entrenadora o entrenador personal realiza día a día con su propia vida parte de lo que replicará después con sus clientes o clientas.

Conocimiento en técnicas deportivas

Será importante para la promoción de confianza y legitimidad, que la entrenadora o entrenador personal maneje las técnicas deportivas. Recordemos que esa idea popular de que las o los estudiantes no pueden superar al maestro o maestra, tiene aún asidero pues refleja que quien detenta la sabiduría de algo está por sobre el resto, en tanto lo siga haciendo mejor.

Con lo anterior no queremos transmitir la idea de que la entrenadora o entrenador personal deba ser mejor en la realización de deporte y que con ello compita constantemente con sus estudiantes, sino que debe ser capaz de realizar los ejercicios y hacerlo bien.

Sumado a lo anterior, se puede dar consejos a las y los estudiantes sobre tipo de vida saludable, que puede ser perfectamente la de la misma entrenadora. Así, ella puede comunicar  cómo llevar una buena alimentación y qué hacer para abandonar el sedentarismo. Para esto también puedes buscar espacios de formación en temáticas alimentarias, como las existentes en la Universidad Católica, AIEP, entre otras.

Hay que precisar que existen alternativas deportivas de mayor complejidad que otras, ya sea por el esfuerzo requerido, por el riesgo asociado o por la tecnología involucrada, en ellas sí es necesario que la personal trainer tenga experiencia y antecedentes previos en la realización de aquel deporte, para otorgar confianza y credibilidad al momento de plantear un posible programa de entrenamiento y ejercicios particulares en el.

Compartir

Nuestros lectores adoran este artículo
¿El artículo contiene la información que buscabas?

¿Ninguna información? ¿De verdad?Vale, intentaremos mejorar con el próximo¿La media? ¡Uf! ¿Un poquito más?Gracias. Haz tus preguntas en los comentarios¡Un placer ayudarte! :) (Sé el primero en votar)
Cargando…
avatar