Clases particulares Idiomas Música Apoyo escolar Deporte Arte y ocio
Compartir

Ejercicio número uno para la resistencia del boxeador: Conoce aquí los motivos por los que saltar la cuerda es un must

Publicado por Isidora, el 08/07/2019 Blog > Deporte > Boxeo > Beneficios de los saltos con cuerdas en el boxeo

La cuerda o soga es una de las herramientas más sencillas, económicas y a la vez más poderosas en el entrenamiento deportivo. Coordinación, resistencia, fuerza, mejorar los juegos de pies, aumentar la concentración… Sus beneficios son múltiples y destacan por sobre otros instrumentos de entrenamiento que pueden parecer más elaborados o dirigidos.

Aunque frecuentemente relacionamos en nuestra mente la soga con los juegos de niños, su implementación en deportes como el tenis, las artes marciales y especialmente el boxeo tiene una razón de ser y, si te interesa convertirte en un boxeador o quieres conocer esta apasionante disciplina, la cuerda es sin duda uno de los primeros y más importantes pasos.

Aquí te contaremos porqué es tan importante incorporar el salto de cuerda a tus entrenamientos, cómo hacerlo adecuadamente, cuáles son los mejores ejercicios, qué tipos de sogas existen en el mercado y cuál es el mejor para ti, ¡no dejes de leer!

Querido futuro boxeador: ¡Empieza hoy a saltar la cuerda!

¿Quién crees que será más ágil, rápido y fuerte en una pelea: Un boxeador que hace levantamiento de pesas por 30 minutos al día, o uno que salta la cuerda por 10?

Bastan 10 minutos de entrenamiento de salto de cuerda para adquirir habilidades excepcionales. De hecho, los boxeadores profesionales típicamente saltan la cuerda durante 10 a 15 minutos en cada entrenamiento, añadiendo intervalos y modalidades a un ejercicio que puede ser mucho más versátil de lo que parece.

Muchos deportistas saltan la soga para mejorar coordinación y resistencia Salto de cuerda: ¡Mucho más que un juego!

Tú, si no tienes mucha experiencia, puedes empezar con rutinas sencillas durante el mismo periodo de tiempo e ir escalando desde ahí, utilizando tu energía de la manera más eficiente. Estos son algunos de los ámbitos que se verán beneficiados con un entrenamiento de salto de soga.

Mejora la coordinación de tus pies para un buen movimiento en el ring

El acondicionamiento de las piernas en el boxeo y en otros deportes suelen venir de correr y, en menor medida, de pliometría (saltos en desniveles que fortalecen el tren inferior).

Ciertamente, estos ejercicios van a fortalecer tus piernas pero, ¿dónde está tu cerebro mientras corres o hacer ejercicios de repetición? Lo más común es que las personas piensen en otras cosas cuando trotan y la prioridad pasa a cumplir un determinado tiempo que a ejecutar el movimiento correctamente.

Mientras saltas la cuerda, especialmente cuando empiezas a estar en capacidad de añadir rutinas y secuencias más complicadas, estás forzado a prestar atención. A contar, a seguir la cuerda, a no fallar… Estás completamente presente en el entrenamiento y activas los pies.

Al trabajar el tren inferior del cuerpo se piensa mucho en los músculos de las piernas y en robustecerlos, pero poco se piensa en los pies. Aprender a controlarlos en lugar de levantarlos y devolverlos al suelo sin pensar hará una gran diferencia cuando estés desplazándote por el ring.

Los saltos mejorarán la coordinación de los pies Salta la cuerda y sé más ágil en el cuadrilátero

Acondicionamiento y coordinación no son lo mismo, y no por acondicionar tus piernas vas a aprender a controlarlas. La soga te da todo en uno y, confía en nosotros, valdrá la pena.

Vuélvete más ágil y resistente

Hay muchas maneras de desarrollar resistencia cardiovascular: Correr, nadar, hacer rutinas aeróbicas, bailar… Pero para los boxeadores -y también para otros atletas y deportistas -la soga se lleva con creces el lugar número uno.

El salto de cuerda, como ya te contábamos, es muy versátil: Puedes hacerlo rápido, lento, saltando alto, bajo, en cuclillas, puedes dar vueltas y, mientras ejecutas todos estos movimientos, puedes aplicar distintas intensidades, velocidades y dificultad.

No sólo tu corazón se volverá más fuerte, sino que trabajarás de manera muy efectiva tu memoria muscular. Si no estás concentrado, manteniendo el ritmo y realizando bien los movimientos, te tropezarás. Los músculos aprenden a enfrentar esto y tener una mejor capacidad de reacción, y el tipo de trabajo que están haciendo para saltar la cuerda sin fallar es ¡exactamente el movimiento constante que tú estarás haciendo en el ring!

El rebote es permanente en la pelea. Cuando te desplazas frente a tu oponente, estás constantemente rebotando y no muchos peleadores saben mantener esta acción sin agotarse. La cuerda te ayudará mejor que cualquier otra cosa a desarrollar una técnica de rebote que no implique pérdida de energía.

Da fuerza a tus golpes

Te podrá parecer sorprendente que el salto de cuerda te pueda hacer más fuerte, ¡pues es verdad! Cuando te mueves de manera más coordinada y eficiente, la energía que estás optimizando se traspasará a la fuerza del golpe.

El cuerpo es una máquina y si todas sus partes funcionan correctamente, cada una de sus funciones se cumplirá de mejor manera. Es más, si te fijas, te darás cuenta de que los boxeadores más fuertes son aquellos que tienen un desplazamiento coordinado y natural, que les implica muy poco o nada de fatiga.

¿Quieres aprovechar estos beneficios? Aprende la técnica adecuada del salto

Vamos desde el principio. No te apures en aprender a saltar la cuerda como un profesional porque, como con todo, debes empezar con lo esencial.

Comienza saltando en el vacío, es decir, sin cuerda. Puede parecer extraño, pero para saltar la cuerda se requiere una postura sólida y un movimiento constante. Dedica unos minutos a realizar saltos cortos, manteniendo el pecho alto y las piernas estiradas con una leve flexión en las rodillas. Alivia el impacto de cada caída con la punta de los pies para proteger tus articulaciones.

Una vez dominada la respiración y el ritmo, sostén la cuerda con una sola mano para definir la velocidad de la rotación y acostumbrarte al instrumento. De hecho, la mayor parte de las secuencias de salto de cuerda se aprenden sosteniendo primero la cuerda con una mano y enseñando al tren superior e inferior por separado qué movimientos hacer para lograr el resultado.

Cuando empieces a saltar con la cuerda, recuerda utilizar tus muñecas y brazos y no tus hombros para moverla y puede ser buena idea procurar que la soga toque el suelo para contar con un ritmo audible que te ayude a mantenerte constante.

¡Evita las lesiones! Involucra constantemente la fuerza de tu centro abdominal en el ejercicio y úsala como base para moverte. Esto protegerá tu espalda baja y evitará sobrecargar los gemelos (si te duelen, ¡descansa!)

Guía de ejercicios básicos

El rebote natural permite ahorrar energía Un movimiento eficiente por el ring te hará más fuerte

¡Toma tu cuerda y empieza a entrenar con estas secuencias!

  1. Salto de rebote simple: Este salto se realiza con ambos pies juntos y aterrizando sobre las puntas. Te darás cuenta de que no es tan sencillo, así que te proponemos establecer una primera meta de diez saltos seguidos e ir subiendo en diez cada vez que lo logres.
  2. Correr en el lugar: Alterna las rodillas derecha e izquierda, manteniéndolas arriba en cada salto. Mientras más levantes las rodillas, más sencillo será el ejercicio. Una vez que lo domines, prueba correr rápido por diez segundos
  3. Salto en un pie: Alterna saltar dos veces sobre una pierna y luego sobre la otra. Si quieres, puedes ir subiendo la cantidad de repeticiones antes de cambiar de pierna, para acumular más fuerza.
  4. Mariposa: Consiste en el salto de rebote simple y usando los brazos para cruzar y enderezar la cuerda, involucrando más la movilidad y dinamismo de los brazos y añadiendo dificultad.
  5. Doble salto: ¿Ya notas mejoras? ¡Desafíate! El doble salto consiste en alternar dos saltos simples con un doble giro de la cuerda bajo los pies en un solo salto.

¿Listo para comprar tu cuerda de salto?

No te haremos esperar y comenzaremos por contarte que la mejor cuerda para saltar es la soga de velocidad de plástico con ángulo de cable de 90 grados. Este tipo de soga está hecha de un material ligero que se mueve rápidamente y son de agarre fácil y efectivo.

Se enredan menos y giran con mejor fluidez, además de ser más duraderas que las cuerdas sin ángulo de cable. Estas segundas también son una buena opción y suelen ser muy económicas, pero posiblemente tendrás que reemplazarlas en poco tiempo.

Las sogas hechas de PVC no funcionan tan bien como el plástico, porque el material tiende a estirarse cuando gira a alta velocidad. Finalmente, el cuero es la peor opción. Las manillas suelen ser de madera con este tipo de cuerdas, lo que puede resultar incómodo. La cuerda gira más lento y es bastante doloroso cuando se falla en un salto.

Las cuerdas de plástico son las mejores para los boxeadores ¿Estás listo? Compra tu soga y párate en el ring

¿Dónde conseguir tu soga? Muchas tiendas en Chile venden cuerdas de salto en sus negocios y tiendas virtuales. Te recomendamos mirar en Sparta y en Gympro para comparar distintos materiales y precios.

Si quieres seguir completando tu equipo de boxeo, lee nuestros artículos relacionados sobre los cascos, protectores bucales y shorts para boxeadores.

 

Compartir

Nuestros lectores adoran este artículo
¿El artículo contiene la información que buscabas?

¿Ninguna información? ¿De verdad?Vale, intentaremos mejorar con el próximo¿La media? ¡Uf! ¿Un poquito más?Gracias. Haz tus preguntas en los comentarios¡Un placer ayudarte! :) (Sé el primero en votar)
Cargando…

Dejar un comentario

avatar
wpDiscuz