Si has sentido la pasión por la música desde que eras pequeño y llevas una vida dedicándote a tocar la batería de forma profesional, existe una opción que si la tomas podrás enriquecerte como baterista y ganar unos pesos que no estarán nada de mal para fin de mes.

Estamos hablando de la posibilidad de empezar a compartir tus conocimientos y talento acerca de este instrumento de percusión convirtiéndote en profesor o profesora particular de batería.

A continuación te presentaremos diferentes alternativas a las que puedes recurrir si tienes interés en trabajar como profesor o profesora de batería y qué estudios necesitas de acuerdo al trabajo al que quieras postular o realizar. ¡Sigue leyendo este artículo!

Johan
Johan
Profesor de Batería
5.00 5.00 (1) $7.000/h
¡1a clase gratis!
Matías
Matías
Profesor de Batería
$10.000/h
¡1a clase gratis!
Pablo
Pablo
Profesor de Batería
4.67 4.67 (3) $8.000/h
¡1a clase gratis!
Pía fernanda
Pía fernanda
Profesor de Batería
5.00 5.00 (5) $15.000/h
¡1a clase gratis!
Jorge
Jorge
Profesor de Batería
5.00 5.00 (5) $15.000/h
¡1a clase gratis!
Sebastián
Sebastián
Profesor de Batería
$15.000/h
¡1a clase gratis!
Nico
Nico
Profesor de Batería
$15.000/h
¡1a clase gratis!
Marcel
Marcel
Profesor de Batería
$15.000/h
¡1a clase gratis!

Ser profesor de música en la enseñanza escolar

A pesar de que la presencia de la asignatura de música en el sistema escolar chileno cada vez se encuentra más disminuida, compartiendo incluso horas curriculares con las artes visuales, todavía sigue siendo una importante materia en el programa de los colegios, debido a las diferentes habilidades que su práctica permite desarrollar entre los niños, niñas y adolescentes.

En Chile, la asignatura de Música cuenta con dos horas en primero y cuarto básico, disminuyendo a partir del séptimo año llegando a convertirse en un ramo electivo para quienes cursan tercero y cuarto medio.

Para ser profesor o profesora de música en el colegio público, es necesario haber estudiado pedagogía en la universidad y haber postulado por los canales institucionales al puesto, aunque existen algunas excepciones.

Batería al aire libre
Aprender batería entrega muchos beneficios.

Las personas que completaron su carrera de Pedagogía en Música en cualquier universidad del país deben inscribirse en el rol de postulantes para colegios municipales, donde serás seleccionado de acuerdo a los lugares donde más se necesitan docentes, aunque también está la posibilidad de convertirte en profesor o profesora de una materia en la que seas experto sin tener la pedagogía.

En muchos lugares de Chile existe una falta de dotación de profesores de ciertas áreas y no han atraído el interés de docentes, por lo que la ley permite que otros u otras profesionales afines puedan ejercer en su reemplazo.

Al respecto, la ley «permite a los sostenedores solicitar al Ministerio de Educación (Mineduc) que autorice a personas que no poseen título profesional en el área de la educación, para que puedan ejercer como docentes en un subsector o asignatura».

Pero esto se puede llevar a cabo solo si se cumplen ciertas condiciones:

  • No debe haber ningún docente titulado o habilitado en el rol de postulantes para el nivel o especialidad de enseñanza que está solicitando.
  • Ninguno de los postulantes inscritos desea trabajar en el colegio que solicita.
  • No debe haber ninguna persona interesada en trabajar en el colegio que solicita luego de que este hubiera hecho un llamado público en un diario de circulación nacional.

De esta forma, si quieres trabajar como docente en el sistema de enseñanza escolar chileno, contar con el título de pedagogía te entregará mayores probabilidades de entrar a trabajar a un colegio municipal. O deberás esperar a que no exista otro docente titulado que esté interesado en trabajar en un establecimiento educacional.

Sin embargo, estas no son las únicas opciones que tienes si quieres convertirte en profesor o profesora de música.

Da clases de batería en conservatorios o universidades

Por lo general, cuando pensamos en clases de música en un conservatorio o en una carrera universitarias, pocas veces nos imaginamos a estudiantes aprendiendo a tocar la batería. Sin embargo, en estas instituciones no todo es violines, flautas traversas, piano o violonchelos, sino que hay espacio para todos los intereses.

En los conservatorios y departamentos de música se suelen impartir programas de larga duración, que pueden comenzar incluso antes de finalizar la etapa escolar. El aprendizaje de un instrumento musical requiere de años de práctica y rigurosa disciplina.

Persona tocando batería
Para trabajar en un espacio como conservatorios o universidades, no bastará con tu experiencia.

Estos espacios permiten que sus estudiantes reciban una formación musical de alto nivel y muy completa y su claustro de docentes suele estar conformada por excelentes profesionales de la música.

Es por esto que si estás buscando trabajo como profesor o profesora de batería en algún conservatorio o carrera universitaria relacionada con la música, primero deberás ser parte de exhaustivos procesos de selección, donde deberás rendir pruebas, pasar por concursos, entrevistas, etc., con el fin de verificar que cuentas con un título, con la trayectoria y con el nivel de conocimiento necesario para esta tarea.

Ya sea que quieras dar clases de bajo eléctrico, guitarra, piano, música moderna, armonía, saxofón, escena lírica, contrabajo, batería, canto, técnica corporal, entre muchas otras áreas, en estas instituciones, será mejor que cuentes con un título universitario o haber desarrollado una carrera muy exitosa, por ejemplo.

Dar clases de batería en una academia musical

Si definitivamente ser profesor o profesora en colegios públicos, conservatorios o planteles de educación superior, también existen otras posibilidades. Una de ellas es la de ejercer como docente en academias particulares de música.

En comparación a las instituciones educacionales formales, entrar a trabajar a estas escuelas privadas de música es menos difícil, ya que existen más puestos vacantes y las exigencias en cuanto a los estudios y la enseñanza es mucho menos estricto que en universidades y conservatorios.

Lo anterior se debe, principalmente, a que, en general, los alumnos y alumnas que son parte de estos centros de formación musical no están pensando en desarrollar una carrera profesional necesariamente, si no que buscan relacionarse directamente con música y disfrutarla.

Ahora bien, los contenidos que son parte de la enseñanza de estos lugares, en ocasiones es muy similar a los que se entregan en los conservatorios o en espacios universitarios.

Por ejemplo, en muchos de ellos se imparten clases de solfeo, estilos de música clásicos y actuales, formación musical, historia de la música, iniciación musical, improvisación, entre otros.

Estudiar música y, particularmente, batería, en una academia de música tiene la ventaja, hablando desde el punto de vista de la docencia, de que las exigencias para quienes quieran trabajar como profesores o profesoras entre sus filas varían mucho dependiendo del lugar.

Lo anterior se debe a que son instituciones de carácter completamente particular y no estás obligadas a respetar las normas del Ministerio de Educación, por ejemplo. Si en colegios, conservatorios y programas universitarios de planteles estatales es necesario primero pasar por procesos de concursos y entrevistas que pueden hacer desertar a más de alguno o alguna, en las academias, puesto que no están obligadas a seguir criterios nacionales, los requisitos son menos difíciles de cumplir.

De hecho, en muchos de estas instituciones privadas es normal poner más atención a la experiencia y a la trayectoria de sus postulantes para los puestos de profesores y profesoras, que a su formación formal en centros profesionales. Así que si has realizado anteriormente clases de batería de manera particular o en otros espacios menos formales, correrás con grandes ventajas.

Ahora, si cuentas con el respaldo de un título profesional, esas ventajas aumentarán mucho más. En la sociedad es muy valorado contar con estudios y más aún si tienes postgrados, por lo que si bien no son imprescindibles, te sirven para justificar con mayor fiabilidad el nivel que necesitas para ser profesor o profesora. Y no olvides organizar las clases para no cometer errores ni improvisar.

¿Aprendiste a tocar batería a través de lecciones autodidactas? Pues, posiblemente te cueste un poco más encontrar trabajo como profesor o profesora particular, pero te invitamos a que aún así no dejes de postular. Sigue desarrollando tus habilidades y competencias musicales y puedas demostrarlas.

Enseña a tocar batería como profesor particular

Cada vez son más las personas interesadas en aprender a tocar algún instrumento musical. No importa la edad ni el género. Existen muchas personas adultas que se interesan en comenzar a aprender a tocar un instrumentos y se dan cuenta que más vale tarde que nunca.

Sin embargo, muchas de estas personas trabajan y cuentan con poco tiempo para asistir a clases de música o de ejecución de instrumentos como la batería, puesto que tienen horarios muy rígidos que no son fáciles de hacerlos calzar con los horarios laborales.

Para esto, es especialmente útil aprender a través de clases de batería impartidas por profesores o profesoras particulares. Hay muchos alumnos y alumnas buscando tus clases.

Esta es la forma más flexible de convertirte en profesor de batería, puesto que no es necesario contar con ningún título ni experiencia. Solo bastará con tener la motivación y el conocimiento para compartirlo con quienes estén interesados en iniciar esta nueva aventura.

Personas adultas tocando música
El aprendizaje de la música y de la batería es transversal a todas las edades.

Entonces impartir clases particulares de batería es una opción que no debes menospreciar, porque, incluso, te permitirá ir ganando experiencia en la enseñanza, lo que te puede hacer subir los puntos si más adelante deseas pertenecer a alguna academia.

Entre los beneficios que te entrega la enseñanza particular como profesor o profesora, está la posibilidad de fijar tú las tarifas por tus clases, además de ofrecer horarios acordes a tus estudiantes y a tus obligaciones, escogiendo tus horarios y días de trabajo.

Encárgate de armar un perfil en el que describas todas tus cualidades como profesor o profesora particular de música y de batería, para que tus potenciales estudiantes se decanten por ti.

¿Necesitás un/a profe de Batería?

¿Te gustó este artículo?

0,00/5, 0 votes
Cargando…

Mariana

Periodista y redactora creativa.