Clases particulares Idiomas Música Apoyo escolar Deporte Arte y ocio
Compartir

Las características necesarias para ser profesor particular

Publicado por Jordán, el 27/02/2019 Blog > Clases particulares > Apoyo escolar > Las cualidades para ser profesor particular

¿Te llama la atención el mundo de las clases particulares? ¿Enseñar y transmitir conocimiento a otros es una de tus grandes pasiones? ¡Entonces la tarea de un profesor particular es para ti!

Si estás decidido a ser parte de este mundo de las clases particulares debes tener en cuenta una serie de aspectos antes de comenzar a hacer las clases. Como cualquier otra actividad, se requiere de cierta disciplina y de habilidades especiales. No se trata de despertar un día con las ganas de ser profesor particular y empezar a hacerlo. Se requiere de un compromiso serio. Pero tranquilo, si llegas a no tener las características necesarias, puedes desarrollarlas. ¡Solo hace falta motivación!

Puede que seas el experto más destacado en determinada materia, pero si no sabes bien cómo enseñarla y transmitir esa misma pasión a tus estudiantes de nada servirá. Un profesor particular debe tener características específicas que lo volverán uno de los mejores. ¡Vamos a conocerlas!

Acá tienes una guía sobre cómo llevar a cabo de la mejor forma tu labor como profesor particular.

Pasión por la enseñanza

Como sabrás, enseñar se basa en un acto comunicativo entre dos partes en el que se intercambia información. Sin embargo, para una buena enseñanza será necesario llegar a un próximo nivel.

Si un estudiante busca a un profesor particular para que lo apoye en determinada materia, la razón puede ser que la manera de enseñar del profesor del colegio o el ambiente no le está permitiendo retener la información adecuadamente. Es decir, tu tarea está en transformarte en un guía de ese estudiante que lo llevará a progresar y cumplir ciertas expectativas puestas en las clases particulares.

Es muy relevante generar sesiones que no aburran a los estudiantes, ya que cualquier esfuerzo por transmitir información se estará perdiendo. Un buen profesor sabrá captar el interés de sus estudiantes y logrará cumplir con sus metas y objetivos de una forma mucho más fácil.

Un profesor que no busca la atención de sus estudiantes no resulta ser un buen profesional porque no está interesado en que ellos realmente aprendan.

Averigua los motivos para convertirte en el mejor profesor particular de tu zona.

Hombre cansado con libro Un profesor que no demuestre interés por lo que enseña no sabrá motivar el aprendizaje de sus alumnos.

Por esto, es primordial ser proactivo y mostrar entusiasmo en las clases para impactar en las mentes de los estudiantes y estimular el aprendizaje.

De esta forma, será necesario tener o desarrollar habilidades esenciales de la enseñanza que no se basan en el mero hecho de expresar información. La capacidad de mantener la atención de un estudiante, de entregarle información de una forma llamativa y didáctica, con tal de que no se distraiga ni olvide sus aprendizajes, será tu responsabilidad como profesor particular.

Por tanto, para ser un profesor particular de reforzamiento escolar es necesario que no solo sientas un gusto por la enseñanza, si no que te apasione ver cómo un estudiante adquiere y aprehende información que tú le entregas. Cómo hace suyas ciertas ideas, las critica, las replantea, etc.

La generosidad que tienes como profesor sumado a la motivación que logras despertar en tus estudiantes, a través de clases organizadas para mantener la atención, respetando los tiempos, etc., te convertirá en un buen profesional y te harás una buena reputación, lo que ayudará a que más estudiantes quieran tomar clases contigo, lo que redundará, también, en el incremento de tus ingresos a fin de mes.

Un profesor particular debe contar con un conocimiento profundo sobre los temas que tratará.

Organización y perseverancia como profesor particular

Otras de las características necesarias para transformarte en un buen profesor de clases particulares, más allá de la pasión por la enseñanza, es la perseverancia y la organización.

La mayor parte de las veces los profesores particulares se encontrarán con estudiantes cuyos padres buscan que mejoren a nivel académico o, incluso, que se encuentren al borde del fracaso escolar. En base a esto, lo que esperan muchos padres es devolver el interés a los jóvenes sobre el estudio y por ser parte del sistema educativo formal para que no renuncien a él.

Sala de clases vacía El temor al fracaso escolar de sus hijos hace que muchos padres busquen ayuda en las clases particulares.

Para lo anterior, ser perseverante y paciente es clave. Debes saber que renunciar a un desafío que ya tomaste incidirá en el desarrollo de toda la vida del estudiante, puesto que posiblemente se sentirá emocionalmente más cansado del sistema educativo. Por eso, tú como profesor debes saber que las cosas no mejorarán de la noche a la mañana y tendrás que estar preocupado durante mucho tiempo de mejorar el desempeño de tu alumno.

Tomar cursos que te des mayor seguridad como profesor particular también será ventajoso a la hora de publicar tus servicios.

Si crees que a partir de la primera clase tu estudiante ya será capaz de sacar la mejor nota en determinado examen estás equivocado. Además, posiblemente le transfieras cierta ansiedad a tu estudiante que terminará siendo contraproducente.

Deberás ser capaz de identificar las habilidades y debilidades de tu estudiante con el correr del tiempo, para buscar las técnicas pedagógicas más adecuadas a su aprendizaje. Esto requerirá de tiempo y energías que debes estar dispuesto a utilizar como profesor particular.

Para esto será esencial contar con una metodología que te conduzca al cumplimiento de los objetivos y metas de tus estudiantes. Pero es importante que esta no se transforme en una carta rígida a seguir.

Como te comentábamos cada estudiante es un mundo y cuenta con sus propias particularidades, por lo que tu metodología como profesor deberá estar creada con tal de ser susceptible a cambios y adecuaciones en pro de cada alumno que tengas a cargo.

No olvides que un pilar fundamental en tu metodología como profesor particular debe ser el mantener la atención de tus estudiantes a través de ejercicios divertidos, por ejemplo, o generando cuestionamientos que lleven a desarrollar una mentalidad crítica.

La adaptabilidad, una característica importante en el profesor de clases particulares

Como profesor particular de clases a domicilio se hace imprescindible una característica que para otros profesores del sistema formal puede no necesitarse de una forma tan desarrollada: la adaptabilidad.

No importa en cuál materia impartas tus clases particulares, lo cierto es que ya una vez que comienzas a tener cierta reputación y te haces más conocido, más personas empezarán a requerir de tus servicios.

Este factore con el que se debe contar como profesor de clases particulares está fuertemente unido a la idea que planteábamos anteriormente sobre las necesidades y características particulares que cada alumno tiene.

Posiblemente, a lo largo del día, te toque hacer clases a varios estudiantes y cada uno de ellos contará son sus propias ventajas y debilidades, con sus propios métodos de aprendizaje, etc.

Si bien es cierto, posiblemente estés enseñando la misma asignatura, como profesor particular, deberás tener la habilidad de adaptarte a cada uno de ellos en cada momento del día o de la semana en la que te toque hacerles la clase.

Cada método de enseñanza, planificación, cronograma, ejercicio, guía, exposición, etc., tendrá que ser adecuada a cada uno de tus estudiantes, puesto que contarán con objetivos y metas distintos y específicos, como la preparación para la PSU, obtener una buena calificación en una prueba o apoyo escolar en general.

Las clases particulares pueden llevarse a cabo a través de diferentes formas.

El profesor particular debe ser sociable

Como en los puntos anteriores, no importa cuál sea la materia que te dediques a enseñar, pero para lograr una enseñanza exitosa debes contar con la característica de la sociabilidad.

En las clases particulares se genera una especial relación interpersonal entre estudiante y profesor. La cercanía que se genera, a diferencia de las clases de los colegios donde hay 30 estudiantes en una sala a cargo de un profesor, es especial.

Claro está que el profesor particular deberá saber establecer los límites y no transformarse ni en un amigo ni enemigo. De lo contrario, los fines pedagógicos estarían viéndose amenazados y difícilmente podrán cumplirse los objetivos por los que tú como profesor particular fuiste contratado.

Debes saber que la comunicación, de una manera cercana y cordial, debe ser parte de una clase particular desde la primera vez que viste a tu estudiante. Esto te permitirá lograr una buena impresión en quienes están contratando tus servicios y quien recibe tus clases.

Los beneficios de usar el humor como herramienta pedagógica. El humor y la forma de expresarse del profesor incide directamente en el aprendizaje de los estudiantes.

También se generará un ambiente de confianza que permitirá al estudiante no dudar en preguntarte en caso de que tenga inquietudes o le surjan inconvenientes.

Imagínate que uno de tus estudiantes detectara ciertos problemas en la materia que se encuentra aprendiendo y llegado el día de la prueba no los haya podido aclarar contigo porque no tuvo la suficiente confianza y no se generó la comunicación necesaria para poder expresártelos.

Una buena comunicación ayudará al cumplimiento de los objetivos propuestos para tus clases particulares.

Esto también ayudará a que se genere una buena imagen de ti y aumentar puntos respecto a tu reputación. De esta forma, serás recomendado y tus servicios serán conocidos de boca en boca, hasta que alguien más requiera de tus servicios.

Para esto, no menosprecies técnicas teatrales o técnicas de expresión oral y/o corporal que te entreguen confianza a la hora de relacionarte con tus potenciales estudiantes. Esto te hará ver como alguien más profesional y capacitado para las labores que debe cumplir un profesor particular.

En conclusión, para convertirte en un buen profesor particular no basta con tener el conocimiento más acabado en determinada materia, si no que contar con ciertas habilidades que te ayudarán a generar el clima de confianza necesario para que se produzca una enseñanza de calidad y que permita cumplir de una forma exitosa con los objetivos y metas académicas de tus alumnos.

Si necesitas aumentar el número de estudiantes de tus clases particulares puedes ingresar a este artículo donde entragamos algunos consejos.

Compartir

Nuestros lectores adoran este artículo
¿El artículo contiene la información que buscabas?

¿Ninguna información? ¿De verdad?Vale, intentaremos mejorar con el próximo¿La media? ¡Uf! ¿Un poquito más?Gracias. Haz tus preguntas en los comentarios¡Un placer ayudarte! :) (Sé el primero en votar)
Cargando…

Dejar un comentario

avatar
wpDiscuz