Clases particulares Idiomas Música Apoyo escolar Deporte Arte y ocio
Compartir

Cómo hacerse violinista en una asociación

Publicado por , el 04/09/2018 Blog > Música > Violín > Aprender a Tocar el Violin en Una Asociación

«La música hace bailar a las conciencias» – Enzo Cormann (nacido en 1953).

El aprendizaje del violín es uno de los procesos más complicados y estrictos en el mundo de la música. Además, esta formación también tiende a tener un precio elevado, sobre todo si recurrimos a grandes escuelas privadas o clases particulares.

No obstante, los estudios de música no tienen por qué estar reservados exclusivamente a los grandes bolsillos, ya que también existen otros métodos alternativos de aprendizaje mucho más económicos. En este artículo, vamos a examinar uno de ellos: las asociaciones.

¿Quieres descubrir cómo aprender a tocar un instrumento de cuerda frotada (como el violín) en una asociación? He aquí una pequeña guía introductoria.

Por qué aprender a tocar el violín en una asociación

Ya sea para aprender a tocar el violín o cualquier otro instrumento, muchos alumnos se decantan principalmente por los Conservatorios de Música (que ofrecen el Grado Elemental, Profesional y Superior).

No obstante, este tipo de estudios están principalmente pensados para aquellos que quieren recibir una formación de alto nivel, sobre todo con vistas a seguir una carrera profesional en este sector. Lo mismo ocurre con las clases de las escuelas de música, donde también se recalca la importancia de la teoría musical y el solfeo.

Además, este tipo de centros suele ofrecer clases intensivas o cursos prácticamente a diario, con lo que las personas que trabajan muchas veces tienen que renunciar a este tipo de formación por ser incapaces de compaginar ambos mundos.

Entonces, ¿qué alternativa tienen los adultos?

Pues una opción estupenda son las asociaciones, que, si bien fomentan el aprendizaje del solfeo, sus cursos y clases suelen estar pensados para que los alumnos vayan aprendiendo poco a poco, a su ritmo y sin presión. Y lo más importante, ¡son para todas las edades!

¿Quieres más motivos? Pues aquí te ofrecemos 4:

Motivo n°1: podemos inscribirnos en una asociación de música tengamos los años que tengamos (15, 20, 40, 60…), mientras que para entrar al Conservatorio tenemos ciertas limitaciones de edad.

Motivo n° 2: otra ventaja de las asociaciones es que tienen una oferta de clases con precios muy asequibles. De hecho, también hay asociaciones sin ánimo de lucro que organizan talleres y clases de formación totalmente gratuitas con profesores titulados y con experiencia docente. ¿Qué más puedes pedir?

Descubre el violín desde otra perspectiva. Las ventajas de las asociaciones van más allá de las competencias musicales.

Motivo n° 3: además, descubriremos el solfeo a la par que vamos aprendiendo a tocar el instrumento.

Puede parecer una tontería, pero normalmente en el conservatorio, en las escuelas de música y en otros centros de formación, los alumnos empiezan sus estudios pasando horas aprendiendo solfeo (negras, blancas, redondas, suspiros, silencios, diéresis, bemoles, sostenidos, clave de sol, clave de fa…), antes incluso de descubrir los distintos estilos musicales.

Y aunque el solfeo sea muy importante, para aquellas personas que no quieran dedicarse profesionalmente a la música, se puede convertir en un proceso tedioso, innecesario y desmotivador. Así que, ¿por qué no lo combinamos con la práctica real para que sea más ameno?

Motivo n° 4: en las asociaciones no se hacen exámenes de certificación. Ahora bien, puede que algunas tengan unas pruebas de acceso para clasificar a los alumnos en niveles y organizar las clases en grupos.

Además, el violín requiere mucha motivación y dedicación: como cualquier otro instrumento de música de cuerda frotada (viola, violonchelo y contrabajo), ya que no tienen ningún tipo de marca o traste que permita a los músicos identificar cada nota (como es el caso de las guitarras, por ejemplo).

A la hora de aprender a tocar el violín, parece que las asociaciones son una opción estupenda: no solo por su precio (en muchos casos totalmente gratuito), sino también porque los que se dedican a ejercer la docencia en este tipo de organizaciones lo hacen por pura pasión y no simplemente por interés económico. Por eso, se preocupan de que sus alumnos adquieran los conocimientos teóricos y prácticos necesarios, pero también de que se diviertan y aprendan día a día.

¿Qué asociaciones hay para aprender a tocar el violín?

Sabemos que también podemos aprender a tocar el violín en conservatorios o escuelas de música, pero si nos decantamos por una asociación, ¿cuál podemos escoger?

Por supuesto, es imposible mencionar todas y cada una de las asociaciones de música presentes en cada una de las ciudades y pueblos de España; pero aquí hemos recogido una pequeña muestra de algunas de las presentes en las ciudades más grandes del país.

Aprender a tocar el violín en Madrid

La capital española cuenta con una gran oferta de lugares en los que aprender a tocar el violín. Además de escuelas, conservatorios y academias de música prestigiosos, en Madrid puedes encontrar un amplio abanico de asociaciones de música de todo tipo.

  • ASESVI (Asociación Española de Violinistas), una organización cultural sin ánimo de lucro dedicada a fomentar las relaciones profesionales, educativas y sociales entre violinistas de España. Además de encuentros, Masterclasses y talleres, cada cierto tiempo organizan cursos formativos para todos aquellos interesados.
  • La Asociación Amigos del Real Conservatorio Superior de Música de Madrid nace con la idea de fomentar la cultura y desarrollar una formación de calidad para los músicos. Organiza conciertos, cursos, clases y otras actividades artísticas para apoyar a los jóvenes músicos y demás socios de la entidad.
  • Sonata, pese a no ser una asociación per se, este centro de formación musical colabora con organizaciones sin ánimo de lucro para hacer que los estudios musicales lleguen a más gente.

¿Sabes dónde aprender en Madrid? Descubre las asociaciones de música en la capital.

Clases de violín en Barcelona

La ciudad condal es también conocida por su oferta cultural. Si quieres aprender a tocar el violín en Barcelona, estas son algunas de las asociaciones en las que puedes solicitar algo de información.

  • La Asociación Integrasons es una asociación sin ánimo de lucro destinada a organizar y promover actividades de integración social y cultural a través de la creación de orquestas infantiles y juveniles. Esta asociación recibió el premio Sants-Montjiïc (que busca reconocer las acciones relevantes o de interés de personas, entidades o colectivos en la zona de Sants-Montjuïc) en 2015.
  • La Jove Orquestra Simfònica de Barcelona nace como un proyecto que busca proporcionar una formación complementaria a la enseñanza musical. ¿Cómo? Participando en una orquesta o conjunto sinfónico con un marco de aprendizaje profesional de alto nivel.

Pero, ¿y si no vivo en una de estas ciudades me tengo que olvidar de la opción de aprender en una asociación? De eso nada. Sigue leyendo.

Otras ciudades

Aquí te ofrecemos un pequeño listado de asociaciones musicales en distintos núcleos urbanos de España:

  • Galicia Fiddle, una asociación sin ánimo de lucro que organiza actividades y talleres para promover el uso del violín.
  • Asociación Amigos de la Música, en Yecla, creada para fomentar el conocimiento de la música.
  • Asociación cultural Demúsica, en Asturias, que ofrece cursos y talleres musicales.

Hay muchísimas más asociaciones de las que podemos pensar, pero muchas de ellas operan de manera discreta sin publicitarse en redes o Internet. Por eso, nuestro mejor consejo es que te informes en tu ayuntamiento e incluso en los centros de juventud de tu zona. Seguro que te llevas alguna que otra sorpresa agradable.

Para encontrar un profesor de música adecuado en una asociación (ya sea en Madrid, Barcelona, Valencia, Zaragoza, etc.) o probar otros sitios que no hayamos incluido en esta pequeña selección, lo único que tienes que hacer es realizar una pequeña búsqueda en Internet. Basta con escribir «asociación clases violín» y añadir el nombre del núcleo urbano en el que te gustaría recibir clases (Lugo, Gijón, Cáceres, Getafe…). Así de sencillo.

Aprende a leer partituras correctamente. ¡Y no te olvides de la importancia del solfeo!

Al igual que ocurre con las clases particulares, no hay ninguna receta milagrosa. Nuestro mejor consejo es que vayas probando hasta dar con lo que más te guste.

Y si no encuentras nada, recuerda que también puedes aprender a tocar el violín con aplicaciones móviles.

¿Qué hacer en las clases de violín de una asociación?

«Me gustaría aprender a tocar el violín, pero las clases en las escuelas de música profesionales son demasiado caras ni tengo los medios para pagar tampoco a un profesor particular a domicilio. Por suerte, he encontrado una asociación en mi ciudad en la que dan clases y talleres de violín».

Memorizar las notas, hacer que vibre la caja de resonancia y aprender poco a poco de manera divertida y eficaz, sin límites: esto no es más que el principio del proceso de aprendizaje en una asociación de música.

Las asociaciones buscan crear el entorno ideal para favorecer, por ejemplo, la integración de una actividad musical en el desarrollo de los pequeños de la casa; buscan acercar la música a todos, incluidos aquellos que no se pueden permitir una formación oficial o privada.

Las asociaciones son también una opción estupenda para quienes ya no tienen la edad de entrar en un conservatorio, o que quieren estudiar música en un entorno más distendido, en un ambiente agradable y alegre, sin la presión de unas pruebas finales de certificación o sin la exigencia de unos profesores extremadamente estrictos.

Descubre los instrumentos de cuerda en asociaciones. Cualquier edad es buena para aprender a tocar el violín.

Dentro del aprendizaje de violín en una asociación se incluyen:

  • Lectura de partituras.
  • Solfeo.
  • Rítmica.
  • Harmonía.
  • Composición.
  • Análisis de culturas musicales.
  • Improvisación clásica.
  • Aprendizaje de estilos musicales (violin, música clásica, klezmer, etc.).
  • Adquisición de hábitos correctos.
  • Desarrollo de técnicas (vibrato, pizzicato, movimientos lentos y rápidos).
  • Memorización de gamas, acordes, etc.

Eso sí, necesitarás mucha determinación y perseverancia para evitar perder la motivación. Por eso, lo ideal es que encuentres un profesor que sepa aplicar una metodología adecuada y haga hincapié en el seguimiento educativo y musical, más que en conseguir únicamente una interpretación y una técnica perfectas.

La música es un arte que nos ayuda a expresarnos. Ahora bien, debemos buscar unas clases que nos den la libertad suficiente para tocar a nuestro gusto.

Compartir

Nuestros lectores adoran este artículo
¿El artículo contiene la información que buscabas?

¿Ninguna información? ¿De verdad?Vale, intentaremos mejorar con el próximo¿La media? ¡Uf! ¿Un poquito más?Gracias. Haz tus preguntas en los comentarios¡Un placer ayudarte! :) (Sé el primero en votar)
Cargando…

Dejar un comentario

avatar
wpDiscuz