Clases particulares Idiomas Música Apoyo escolar Deporte Arte y ocio
Compartir

Clases de dibujo: Estrategias para avanzar mientras esperas la siguiente sesión

Publicado por Virginia, el 17/08/2019 Blog > Arte y ocio > Dibujo > ¿Cómo puedes seguir progresando entre cada clase de dibujo?

Existe la errónea creencia que para poder dedicarse o practicar dibujo y pintura cada persona nace (o no) para eso, como si la capacidad artística de cada persona dependiera nada más que de un talento innato. Sin duda a los largo de la historia nos podemos encontrar con grandes artistas que nacieron con mucho talento y con grandes capacidad creativa, pero te aseguramos que ninguno de ellos pudo elaborar sus obras maestras sin pasar por una largo proceso de práctica y estudio constante.

Si lo tuyo es el dibujo o la pintura ya te habrás dado cuenta que hay muchas cosas que se aprenden en el camino. Seguro ya te has hecho el hábito de dibujar tanto como sea posible, lo que te ha permitido soltar los trazos y dibujar con cada vez más confianza, lo que es una evidencia de que la práctica hace al maestro. Sin embargo, dibujar como si el mundo dependiese de ello no es la única forma que tienes de progresar y desarrollar tu faceta de artística.

¿Estas tomando clases de dibujo y quieres sacarle máximo provecho? ¿No puedes esperar a tu siguiente clase para seguir practicando? En este artículo te contamos una serie de actividades que podrás hacer entre clases para desarrollar tu sentido y tus capacidades artísticas, las cuales además, son excelentes alternativas para practicar sin tener que dibujar todo el tiempo, lo que a veces puede llegar a resultar un poco tedioso. ¿Quieres aprender una técnica artística con un profesor particular? No estas actividades también serán muy útiles para ti.

 Complementa tus habilidades artísticas

Si eres un artista aficionado y llevas un tiempo aprendiendo técnicas, ya deberás saber que para ser un experto del dibujo y la pintura es necesario mucho más que tener la habilidad de hacer trazos precisos. Es por esto que puede resultar muy provechoso que mientras esperas tu siguiente clase dediques un par de horas a desarrollar otras habilidades como lo son la paciencia, la concentración, la memoria visual y el control sobre tu cuerpo. ¡Ser artista no es solo desarrollar una técnica en particular! Para ello aquí te detallamos algunas alternativas de actividades:

  • Dibuja diferentes patrones. Esto es un ejercicio básico pero esencial. Puedes probar con patrones tan simples o complejos como desees. Te recomendamos que pruebes hacer patrones con muchos detalles, así podrás fortalecer tu concentración y paciencia. Repetir y repetir patrones al mismo tiempo que vas probando diferente tipos de lápices y papeles te permitirá encontrar la combinación que te resulte más cómoda y desarrollar tu propia técnica.
  • Imagina objetos que usas a diario e intenta dibujarlo sin tener un modelo. Este ejercicio simple te obligará a trabajar tu imaginación y tu memoria visual pero de forma mucho más detallada y es un tipo de ejercicio que, además, puede ser tomado como un juego o desafío personal.
  • Pinta mandalas. Quizás te parezca un poco básico o infantil, pero te permitirá experimentar con diferentes paletas colores y es una excelente manera de probar nuevas formas de pintar. Arriésgate con nuevas texturas, líneas, puntos y otras figuras como remolinos u objetos geométricos. ¿Te animas a dibujar y pintar tu propia mandala desde cero?

Pintar mandalas es una excelente forma de practicar entre tus clases de pintura. Pintar o dibujar tus propias mandalas te ayudará a mejorar tu concentración y paciencia.

  • Realiza caligrafía. Quizás esto te suela a un ejercicio de pre-escolar y con justa razón, pero si ya estas aburrido de dibujar patrones y quieres variar un poco, la caligrafía o si prefieres el letering también son una excelente alternativa para mejorar el control de tus trazos.
  • Practica yoga o alguna otra forma de meditación. Quizás te parezca que esta recomendación está un poco fuera de lugar, pero ya hemos dicho que la paciencia es la madre de todas las ciencias y que para dibujar con precisión es necesario desarrollar la concentración y, por lo tanto, practicar alguna técnica de meditación te ayudará a conectar mejor con tu cuerpo y desarrollar la paciencia y concentración que todo artista necesita.
  • No te alejes de los deportes. La gente suele creer que para dibujar basta con tener control sobre las manos, pero la verdad es que el control de tu cuerpo y la postura completa pueden afectar la calidad de un trazo. Entendemos que no querrás arriesgarte con el basquetbol o el voleibol, porque una lesión en tus manos te puede alejar semanas del dibujo, pero puedes realizar deportes de bajo impacto como la natación o puedes inclinarte por actividades más simples como salir a correr, pasear en bicicleta, hacer levantamiento de pesas, practicar Tai Chi, danza o ballet. Además, practicar un deporte te ayudará no solo a cuidar tu salud si no que te ayudará a convertirte en un artista muy disciplinado.
  • Busca instancias para conversar con otros estudiantes y artistas con mayor trayectoria, para así aprender de sus procesos y conocer otras trayectorias artísticas posibles. Esto te servirá porque tendrás otros referentes y también una cuota importante de motivación.

Sumérgete en la historia del arte y visita museos

Al igual que en toda disciplina en la que se comience a explorar, cuando se estudia artes plásticas se encuentran aspectos tanto teóricos y como prácticos, ambos igual de importantes. Conocer en detalle la vida de los grandes exponentes del dibujo y la pintura, o bien, identificar las diferentes corrientes artísticas y las características de cada época, no te ayudará directamente a mejorar la calidad de tus dibujos o pinturas, pero si te permitirá adquirir otros tipo de conocimientos y herramientas, ya que podrás conocer en profundidad el mundo artístico, las diversidad de técnicas, estilos y formatos que existen.

Visitar galerías de arte es un buen ejercicio para todo dibujante. Visitar galerías de arte te permitirá apreciar otras obras y técnicas.

Si quieres despejar un poco tu mente de tanto trabajo práctico visitar un museo de arte es una excelente forma de seguir desarrollando tus capacidades artísticas. Mirar una obra en detalle, memorizar trazos, colores e identificar diferentes estilos, también son elementos fundamentales cuando se inicia una carrera del tipo más profesional. No por nada dicen que en la variedad está el gusto. ¿Quieres seguir dibujando pero estas faltos de ideas? ¡Seguro visitar un museo te dará inspiración!

Por otra parte, cuando ya has comenzado a desarrollar una técnica, adquieres la capacidad de mirar las obras de arte con un enfoque diferente e interpretarlas no solo desde la emoción que generan, sino también valorando el trabajo y dedicación que detrás de ella.

Busca opiniones de terceros

Quizás la vergüenza sea más grande y no te sientas del todo preparado para mostrar tus trabajos o bocetos, pero si este es tu caso te invitamos a que hagas un esfuerzo por dejar eso atrás y contarles a otros lo que haces ¡Es un ejercicio realmente valioso! Ya que recibir comentarios y opiniones de otros, expertos y no tan expertos, te permitirá valorar de otra forma el trabajo que haces, pero sobre todo recibir críticas y consejos. Debes pensar que la gran mayoría de las personas querrá apoyarte en tu proceso de aprendizaje y por lo mismo sus comentarios serán, probablemente, muy enriquecedores.

Practica tanto como sea posible

Repetir patrones hasta llenar las hojas es un excelente ejercicio Practicar entre clases es fundamental, puedes hacerlo dibujando tantos patrones como quepan en tu hoja.

Ya lo dijimos, la práctica hace al maestro, así como Roma no se construyó en un día. La ejercitación constante es la clave para que vayas mejorando tus técnica y tu ojo de artista, por lo que es muy importante que tengas una rutina y que dispongas de todos los materiales necesarios para poner dibujar o pintar y así poner en práctica lo que aprendiste tu última clase. ¡Por ningún motivo esperes a la siguiente clase para seguir practicando! Pide a tu profesor ejercicios y alternativas de ejercicios, porque si de técnica de dibujo se trata, la repetición es clave. También puedes autoimponerte desafíos, salir y dibujar algo que te llamen la atención en un paseo por la ciudad o hacer una carrera contra el tiempo para copiar ciertas imágenes o dibujos antiguos. Seguro podrás inventarte formas entretenidas y no tan tediosas para mejorar tu técnica.

¿Todavía no comienzas a desarrollar tu faceta más artística y quieres por dónde partir? Un profesor particular siempre es una buena alternativa y, como siempre, en Superprof podrás encontrar varias opciones y podrás darte cuenta que las tarifas por este tipo de clases son bastante asequibles. Además, te recomendamos que no dejes de leer este artículo en el cual te contamos todo lo que necesitas saber para sobre las clases particulares de dibujo o pintura.

 

Compartir

Nuestros lectores adoran este artículo
¿El artículo contiene la información que buscabas?

¿Ninguna información? ¿De verdad?Vale, intentaremos mejorar con el próximo¿La media? ¡Uf! ¿Un poquito más?Gracias. Haz tus preguntas en los comentarios¡Un placer ayudarte! :) (Sé el primero en votar)
Cargando…
avatar