Clases particulares Idiomas Música Apoyo escolar Deporte Arte y ocio
Compartir

Aprende a planificar un curso de la lengua nipona

Publicado por Mariana, el 06/10/2019 Blog > Idiomas > Japonés > ¿Cómo organizar clases de japonés?

Ya sea para ir a vivir, estudiar o trabajar en el país del sol naciente, entender las series animadas japonesas en su idioma original, leer mangas o simplemente llevar a cabo un viaje por la nación nipona, existen diferentes motivos que llevan a una persona aprender el idioma japonés.

Así que si decides realizar clases de japonés como profesor o profesora particular, encontrar estudiantes interesados en la lengua nipona no será difícil, sobre todo en la población joven que se ha criado con series de origen japonés y disfrutan de bandas musicales del mismo origen.

Como profesor o profesora particular de japonés podrás generar unos ingresos extras que nunca sobran, así que aprovecha tus capacidades y conocimientos del idioma nipón.

El japonés se trata de un idioma que a pesar de ser hablando en su mayoría por los habitantes del país asiático, cuya población es de más de 127 millones de personas, cada vez adquiere mayor popularidad a nivel internacional.

Al parecer, los antiguos prejuicios que existen sobre el aprendizaje del japonés cada vez son menos y más personas están interesadas en adentrarse en el mundo de letras extrañas y complicadas a primera vista, con vocabulario, gramática y sintaxis difíciles de entender.

Si estás a punto de ofrecer tu primera clase de japonés y no estás seguro sobre cómo organizarla, a continuación te presentamos algunos consejos que te facilitarán el proceso.

Puntos claves para un profesor particular de japonés

Hay dos aspectos fundamentales que debe desarrollar un profesor o profesora particular de japonés y que debes llevar a cabo muy bien: la organización y la metodología.

Es verdad que, al contrario de lo que se piensa, el aprendizaje del idioma japonés no es tan complicado. Sin embargo, para que el proceso sea exitoso, es fundamental que el profesor o profesora a cargo de la enseñanza entregue clases de calidad y elaboradas en función de las metas y las necesidades de cada estudiante.

Cuaderno y mano con lápiz Es importante tener una idea previa sobre la estructura de las sesiones que llevarás a cabo.

Debes tener siempre en cuenta que cuando un o una estudiante busca clases particulares de japonés, por lo general, lo que necesita es un acompañamiento y seguimiento profesional y completo de parte del profesor o profesora.

Entre las tareas principales que debe llevar a cabo alguien a cargo de guiar al estudiante de clases particulares de japonés, están las siguientes:

  • Explicar el desarrollo y la organización de cada clase a tus estudiantes.
  • Elaborar y organizar cada clase con antelación, para no improvisar y equivocarte, afectando directamente el aprendizaje de tus alumnos o alumnas.
  • Utilizar métodos prácticos de aprendizaje, como comprensión oral, ejercicios de japonés, entre otros.
  • Basar tus clases en los objetivos de cada uno de tus estudiantes.
  • Evalúa y retroalimenta a tus estudiantes luego de cada sesión para identificar el progreso que han desarrollado.

Recuérdalo, es muy importante contar con una buena organización de clases y una metodología clara de enseñanza, que pueda adaptarse a cada caso.

Ofrecer clases organizadas previamente te ayudará a ser conciso y pedagógico en tus sesiones, además de demostrar seguridad frente a tus estudiantes y entregar contenidos de calidad.

Crea un cronograma para tus clases de japonés

Adquirir las herramientas lingüísticas necesarias para dominar los diferentes aspectos de la lengua nipona requiere asimilar una cantidad de conocimientos, cuyo proceso solo podrá alcanzar los objetivos deseados solamente si las clases se encuentran bien organizadas y planificadas.

Claro está que no bastará con ser una persona organizada para poder dar clases de japonés de calidad. Es obvio que también debes manejar un nivel avanzado del idioma japonés.

Entre los puntos que debes tener en cuenta a la hora de crear un cronograma de las clases de japonés que vas a impartir, debes considerar los siguientes:

  • Objetivos propuestos de forma semanal y mensual.
  • Clases y contenidos de japonés que se debe estudiar.
  • Ejercicios prácticos del idioma.
  • Herramientas y recursos que utilizarás en cada clase.

Una de las técnicas más eficaces para mantener la atención de tus estudiantes y no permitir que se aburran en tus clases, es siempre variar los temas que vas tocando. Las clases monótonas harán que tus alumnos o alumnas se distraigan fácilmente.

Además, resulta muy atractivo e interesante escuchar a una persona hablar acerca de sus experiencias y conocimientos que tiene respecto a la cultura nipona. Así que puedes mantener la atención de tus relatando las cosas que sabes y has experimentado con ella.

Debido a lo anterior es que muchas personas prefieren recibir clases de un hablante nativo del japonés, ya que tendrá la posibilidad de conocer aspectos de la cultura japonesa con alguien que la conoce de forma directa.

Si no tienes el japonés como lengua materna, una buena forma de suplir esta falta es realizando un viaje a Japón que te obligue a relacionarte directamente con la cultura de ese país.

Tener claros los objetivos que motivan a una persona a tomar clases particulares de japonés te ayudará a organizar bien tu clase. Para esto es muy útil comenzar con una primera clase gratuita, que permitirá conocer esas metas y establecer un lazo de confianza con tus estudiantes.

Los contenidos que pueden estar presentes en una clase de japonés, son los siguientes:

  • Trabajos para practicar la pronunciación y la expresión oral del estudiante, con tal de terminar hablando fluidamente el idioma. Por ejemplo, una sílaba japonesa tiene diversas formas de pronunciación.
  • Practica y desarrolla el aprendizaje de la escritura nipona. El idioma japonés tiene más de 5 mil símbolos que son utilizados en diferentes contextos.
  • Reforzamiento de ciertos aspectos en los que el estudiante se encuentra débil, como la conjugación, la ortografía o la gramática japonesa.
  • Ejercicios para estudiantes que están preparando la rendición de algún examen de certificación del manejo del idioma.

Todos estos conocimientos deberán organizarse en función de lo que busca cada estudiante, ya que una de las características más importantes de las clases particulares es su nivel de personalización.

Y no solo lo anterior. Para organizar tus clases también deberás tomar en cuenta la edad de tus estudiantes, ya que en base a esto deberás utilizar técnicas pedagógicas apropiadas.

Por último, no desdeñes las ventajas que presentan diferentes herramientas y recursos que puedes encontrar en la web para el aprendizaje lingüístico. Actualmente existen numerosas aplicaciones móviles e información casi infinita que te ayudarán a dar más dinamismo a las clases.

La importancia de la buena gestión del tiempo de las clases de japonés

Una sesión de clases particulares de japonés cuya gestión del tiempo sea deficiente, difícilmente podrá alcanzar los objetivos propuestos previamente.

Es esencial que sepas organizar el tiempo de una sesión asignando una cantidad de minutos a cada sección y respetándolos. De otra forma, cuando se haya cumplido la hora final de la clase, posiblemente te encuentres en la mitad de lo que habías planeado y los contenidos de la clase siguiente se retrasarán.

Tienes que ser capaz de alcanzar a pasar todos los contenidos que propusiste en una clase. De otra forma, es posible que tus estudiantes vean que no eres un profesor o profesora que se toma en serio su trabajo.

Reloj de pulsera Mide el tiempo de cada parte de tu clases para no retrasarte.

Una clase organizada adecuadamente, debe considerar lecciones, ejercicios y prácticas dentro del tiempo que se asignó previamente para la sesión.

También debes considerar el objetivo de tus estudiantes para realizar una organización acorde a lo esperado. Esto, además, te permitirá determinar cuánto tiempo será necesario que duren las clases particulares. Para algunos estudiantes bastará con tres meses, pero otras personas necesitarán un semestre o todo un año.

Para evitar complicaciones acerca de los tiempos de cada clase, mide el tiempo con el cronómetro de tu reloj o el celular, respetando la duración de cada sección. Por ejemplo:

  1. 15 minutos para conversar y repasar rápidamente contenidos de sesiones previas.
  2. 35 minutos para la clase actual.
  3. 10 minutos para ejercicios y dudas que pueden surgir.

Además, puedes proponer a tus estudiantes que ejerciten y trabajen fuera de los horarios de la clase, con el fin de facilitar el proceso de aprendizaje. El japonés requiere de mucho tiempo de dedicación hasta lograr dominarlo sin dificultades.

Por ejemplo, puedes invitar a tus estudiantes a leer haikus, mangas o ejercitar traduciendo y escribiendo kanji, etc.

Elabora las clases de japonés con antelación

Preparar las clases con anticipación es muy importante, tanto para ti como profesor o profesora particular de japonés, como para tus estudiantes.

Los últimos recibirán una clase muy bien pensada y revisada, mientras que como docente podrás ahorrar tiempo.

Una vez que ya conoces los requerimientos de tu estudiante, sus metas, sus necesidades, su ventajas, las herramientas y recursos que utilizarás para las clases y el tiempo que durará, es momento que prepares cada sesión desde el principio.

Computador y libreta de notas sobre escritorio Preparar las clases con antelación te entregará mayor seguridad al abordar una sesión.

El trabajo y la práctica son los factores que llevarán a una persona aprender el japonés y lograr sus objetivos con las clases particulares. No hay recetas mágicas.

Procura mantener la atención de tus estudiantes recurriendo a técnicas poco comunes en el sistema educacional convencional.

Haz de tus clases una experiencia motivadora y verás cómo tus estudiantes empiezan a recomendar tus servicios como profesor o profesora particular de la lengua nipona.

Compartir

Nuestros lectores adoran este artículo
¿El artículo contiene la información que buscabas?

¿Ninguna información? ¿De verdad?Vale, intentaremos mejorar con el próximo¿La media? ¡Uf! ¿Un poquito más?Gracias. Haz tus preguntas en los comentarios¡Un placer ayudarte! :) (Sé el primero en votar)
Cargando…
avatar