Clases particulares Idiomas Música Apoyo escolar Deporte Arte y ocio
Compartir

¿Qué tienes que hacer para enseñar la lengua francesa en Chile? Conoce aquí los requisitos y la formación que necesitas

Publicado por Isidora, el 19/09/2019 Blog > Idiomas > Francés > Cómo ser profesor de francés en una institución educacional

¿Sabías que, junto con el inglés, el francés es la única lengua que se habla en los cinco continentes? Se trata de uno de los idiomas más estudiados del mundo, protagonista de la cultura y las artes y parte crucial en las relaciones internacionales a nivel mundial.

Si te gusta este idioma, lo hablas con fluidez y quieres convertirte en profesor, hay ciertos pasos que debes realizar para poder asegurar calidad y un aprendizaje efectivo a tus futuros alumnos y alumnas.

Primero que nada, debes necesariamente ser bilingüe en francés. Incluso si ya tienes un nivel bastante avanzado en el dominio de la lengua, siempre será aconsejable continuar estudiando y perfeccionarte para poder responder rápidamente a las preguntas de tus estudiantes y guiarlos en la dirección correcta.

Una vez que cumples con este paso, sólo necesitas certificar tus competencias y dirigir tu educación hacia la enseñanza de lenguas.

Mujer con bandera francesa pintada en la mejilla El francés es el segundo idioma más estudiado como lengua extranjera en el mundo, después del inglés

¿Te suena como algo muy complicado? En Superprof te lo explicamos de manera sencilla.

Certifica tu nivel y dominio de francés con las pruebas del Marco Europeo Común de Referencias

¿Has escuchado o leído alguna vez acerca de los niveles A1, A2, B1, B2, C1 y C2? Cada uno de estos códigos representa un determinado nivel de dominio de las lenguas extranjeras vinculadas en el Marco Europeo Común, y constituyen una certificación reconocida en todo el continente y también aquí en Chile.

Específicamente el francés se mide en dos pruebas, conducentes a los únicos dos diplomas oficiales de francés como lengua extranjera que concede el Gobierno de Francia, a través de su Ministerio de Educación.

El primero de estos dos diplomas es el DELF (Diploma de Estudios de Lengua Francesa) y que se otorga entre los niveles A1 y B2. Este certificado puede presentarse en postulaciones de trabajo en Francia o en compañías francesas, y también como reconocimiento de nivel en la admisión a colegios y universidades con programas académicos en este idioma.

En segundo lugar, el DALF (Diploma Avanzado de Lengua Francesa) puede ser rendido por quienes busquen acreditar un nivel C1 o C2, que representan dominios avanzados del francés y que permiten al hablante expresarse con fluidez e interpretar mensajes no literales, además de manejar de manera altamente competente la comunicación escrita y la lectura.

Fachada de la Academia de Música de París París es una de las ciudades más hermosas del mundo, ¡inspira a tus alumnos para que sigan aprendiendo!

El diploma DALF puede emplearse para los mismos fines que el diploma DELF, con la salvedad de que este de seguro aumentará tus posibilidades de encontrar trabajo como profesor o profesora en un centro educacional.

Incluso aunque eventualmente optes por otro camino profesional, certificar tus competencias idiomáticas sólo te significará beneficios y oportunidades.

¿Qué ruta académica seguir para convertirte en profesor de francés?

Cómo ser profe de francés en colegios y cuáles son las instituciones que enseñan esta lengua a sus alumnos

Si tu intención es enseñar a alumnos de la enseñanza básica y media, lo más recomendable es que, de manera complementaria a tus estudios de francés, ingreses a la carrera de Pedagogía. Podrás encontrar excelentes planes de estudio en todo el país, con la debida acreditación y alta calidad docente.

Esta sugerencia va en la línea de que para ingresar al sistema educacional chileno se requieren no sólo las competencias idiomáticas y técnicas, sino que se debe tener comprensión de la teoría y las estrategias de la enseñanza a niños y jóvenes para lograr buenos resultados.

Desafortunadamente, no son muchas las universidades en que puedes formarte como Profesor de Francés de manera específica. Una de las pocas casas de estudio que ofrece esa posibilidad es la Universidad Metropolitana de Ciencias de la Educación, donde puedes estudiar la carrera de Licenciatura en Educación con Mención en Francés y Pedagogía en Francés.

Esta preparación te habilitará para impartir el francés en distintos tipos de instituciones, además de acreditarte para enseñar el español a estudiantes franceses.

Dada esta inaccesibilidad a la pedagogía en francés, es importante que cualquiera sea la carrera que escojas (porque, para enseñar en un colegio, necesariamente -salvo muy pocas excepciones -necesitarás contar con un título o grado académico universitario), dirijas parte de tus estudios al francés.

Niña estudiando con un libro de clase Para enseñar a niños y adolescentes, es importante que combines competencias idiomáticas con competencias pedagógicas

Usa tus ramos optativos para tomar cursos en literatura, lingüística o historia de Francia -estamos seguros de que no te arrepentirás de dar sentido y dirección a tus esfuerzos académicos para convertirte en profesor de francés el día de mañana.

Una vez que tengas listo tu reconocimiento de dominio de la lengua (idealmente, un nivel C1 o C2) y hayas concluído tu formación superior, en todo Chile encontrarás colegios en que el francés se enseña como primera o segunda lengua extranjera.

La Girouette y La Alianza Francesa son dos de las instituciones escolares privadas que asumen esta misión. Junto con ellos, podrás postular a los liceos pertenecientes a la red AEFE (Agencia para la Enseñanza del Francés en el Extranjero) presentes en distintos puntos del país:

  • Liceo Antoine de Saint-Exupéry, ubicado en la comuna de Vitacura, en Santiago de Chile.
  • Liceo Charles de Gaulle de Concepción.
  • Liceo Jean d’Alembert en Viña del Mar.
  • Liceo Claude Gay, ubicado en Osorno.

Imparte clases de francés en universidades y centros oficiales y privados de lenguas

Una segunda alternativa para desarrollarte como profesor de la lengua francesa es ingresar a los programas de idiomas de las universidades o a escuelas privadas de idiomas extranjeros.

Si bien una certificación C1 o C2 probablemente te será solicitada, no será tan crítico el estudiar o no una carrera relacionada con pedagogía. Incluso, puedes asumir este trabajo de manera part-time y complementarlo con tus otras actividades profesionales.

Por ejemplo, la Pontificia Universidad Católica de Chile cuenta con un programa de extensión para sus alumnos y alumnas, gestionado por la Facultad de Letras, que pone a disposición cursos de idiomas en francés, italiano, japonés, portugués, alemán y euskera en horarios de mañana y tarde, para fomentar el desarrollo multilingüe del estudiantado y fomentar la continuación de los estudios en el extranjero.

También puedes postular a entidades oficiales, como el Instituto Francés (dependiente del Ministerio de Europa y de Asuntos Exteriores y del Ministerio de Cultura de Francia) o el Centro Chileno Canadiense; como también puedes ingresar como docente a escuelas privadas de idiomas, como Ceele Chile o Berlitz.

Un camino alternativo para los profesores de francés: Sé autónomo y dicta clases particulares

Cafetería francesa con fachada roja Para dar clases particulares, más que los títulos, ¡importan tu fluidez y experiencia!

Puede que no dispongas del tiempo o los medios para acudir a las lecciones de francés y obtener tu certificación, o que tu elección de carrera universitaria no sea la más compatible con la enseñanza de la lengua francesa en colegios, universidades, centros o escuelas de idiomas.

También es posible que tu amor por la lengua no te inspire necesariamente a ejercer uno de estos empleos, o que no quieras dedicar toda tu jornada a estar en una sala de clases frente a un grupo de estudiantes.

Para cualquiera de estos casos, siempre está la alternativa de iniciar tu propio negocio y ofrecer lecciones particulares a domicilio u online del idioma francés.

Siempre será un requisito fundamental ser bilingüe para hacer clases, pero esta modalidad tiene la gran ventaja de que no te serán exigidos títulos ni acreditaciones particulares (aunque, ciertamente, mientras más efectivamente puedas demostrar tu dominio de la lengua francesa, más rápidamente encontrarás clientes).

En tu perfil -que puedes publicar en internet, en sitios de clases particulares o colgar en tablones de anuncios en tu ciudad -sin duda serán muy valoradas las experiencias en el extranjero, además del dominio mismo de la lengua. Si viviste o estudiaste en Francia, ¡de seguro muchos posibles estudiantes se sentirán más atraídos hacia tus clases!

Con esta modalidad, puedes escoger tus horarios de trabajo, organizar y planificar las clases según los contenidos que para ti (y, sobre todo, para tu alumno), sean prioritarios y también tendrás la posibilidad de establecer tu propia tarifa horaria. Si tienes un hablante nativo o tienes un manejo excepcional del francés, lograrás hacer valer tus habilidades a través de tu precio, manteniéndolo siempre en los límites de lo justo y accesible para tu público objetivo.

Si esta idea te parece interesante, ¿por qué no formar parte de nuestro equipo en Superprof? Ya son casi 7 mil 500 los profesores y profesoras de francés que están haciendo clases en todo Chile, ¡súmate a nosotros!

Compartir

Nuestros lectores adoran este artículo
¿El artículo contiene la información que buscabas?

¿Ninguna información? ¿De verdad?Vale, intentaremos mejorar con el próximo¿La media? ¡Uf! ¿Un poquito más?Gracias. Haz tus preguntas en los comentarios¡Un placer ayudarte! :) (Sé el primero en votar)
Cargando…
avatar