Clases particulares Idiomas Música Apoyo escolar Deporte Arte y ocio
Compartir

Descubre el violín en un centro de estudios musicales

Publicado por , el 04/09/2018 Blog > Música > Violín > Aprender a Tocar el Violin en una Escuela de Música

«¡Qué música es el silencio!» – Jean Anouilh (1910-1987)

Tocar el violín requiere una disciplina férrea. De hecho, para muchos, este pequeño instrumento de cuerda frotada es uno de los más difíciles de aprender. Por eso, la mayoría de personas prefieren recibir una formación en centros oficiales o profesionales, como conservatorios o escuelas de música.

Aprender a tocar el violín, recibir clases de solfeo, dominar el arco, descubrir la interpretación y la improvisación: para todo esto, lo mejor es apuntarse a unas clases de violin.

Aquí te ofrecemos una pequeña reflexión sobre el aprendizaje del violín en escuelas de música en España.

Clases de violín: ¿por qué aprender en una escuela de música?

«La música es mi pasaporte para viajar por todo el mundo» – Yehudi Menuhin

¿Por qué íbamos a optar por una escuela de música para aprender a tocar un instrumento de cuerda frotada (violonchelo, viola, violín, contrabajo) cuando existen otras muchas opciones estupendas para encontrar un profesor de música?

Trabaja tocando el violín. ¿Te gustaría dedicarte a la música de manera profesional?

¿Qué nos ofrecen las clases de las escuelas de música que no nos ofrezcan los profesores particulares de Superprof (o cualquier otra plataforma educativa), los conservatorios de música o las asociaciones que ofrecen formación musical?

En primer lugar, podemos mencionar la frecuencia y el seguimiento individualizado que ofrecen los estudios musicales en escuelas especializadas.

Un profesor experimentado con una metodología adecuada enseñará a sus alumnos a colocar su cuerpo a la hora de tocar (la manera de estirar la espalda, el modo de sujetar el arco, la forma de respirar correctamente, etc.), y les inculcará la seriedad y rigurosidad necesarias para este aprendizaje.

Seguir una formación musical de este instrumento (el más pequeño de todos los de cuerda frotada) requiere una gran disciplina por parte de los alumnos. Para dominar este instrumento hay que practicar un sinfín de horas y recibir una formación muy intensa.

Ante el miedo de perder la motivación o dejar de lado el violín y el arco, muchos alumnos (o padres de alumnos) prefieren recurrir a la opción de las escuelas de música. Algunos alumnos necesitan un profesor que les acompañe, les respalde, les guíe y les apoye para que no pierdan los ánimos y sigan practicando y progresando paso a paso.

A fin de cuentas, aprender a tocar cualquier instrumento de manera autodidacta, aunque no es imposible (porque hoy en día contamos con muchísimos recursos que nos ayudan, como clases online, videotutoriales, aplicaciones móviles, etc.) sí es muy difícil.

En una escuela de música aprendemos a tocar a intervalos regulares (por ejemplo, todos los martes y jueves de 16h a 19h), una rutina que pasa a formar parte del aprendizaje y que nos obliga a repetir los conocimientos que vamos adquiriendo con una mayor frecuencia.

¿Quién tiene la fuerza de voluntad necesaria para tocar al menos dos horas seguidas dos días a la semana sin la ayuda de ningún profesor? Una muy pequeña parte de los violinistas del mundo han sido capaces de formarse así.

Otro motivo por el cual las escuelas de música son una buena opción es que el solfeo y la teoría musical están incorporados en la práctica para interpretar una pieza (independientemente del estilo musical). En las academias y escuelas de música se le da mucha importancia al solfeo, una parte esencial (a la par que tediosa) del aprendizaje musical.

De todos modos, el denominador común de las escuelas y los conservatorios es que nos ayudan a evitar adquirir malos hábitos, como una mala postura o una forma incorrecta de colocar los dedos en el instrumento.

En las escuelas de música, una clase de una hora se suele organizar de la siguiente manera:

  • Empezamos por repasar o aprender las bases del solfeo (rítmica, lectura de notas de una partitura, diferencias entre la clave de sol y de fa, el uso de los bemoles y los sostenidos, el tempo, etc.) durante unos 20 minutos, aproximadamente.
  • Trabajamos sobre una pieza de un estilo musical concreto (música clásica, jazz, música de  cámara, tzigane, klezmer, música tradicional, folk, etc.), durante unos 30 minutos.
  • Empezamos una pieza nueva para seguir practicando y trabajando en casa después de la clase (10 minutos).

«Cuando iba a clases de piano en una escuela de música, mi profesor era tan estricto y riguroso que me acabé desmotivando y perdiendo el interés. Ya no disfrutaba tocando. Unos años más tarde, esta rigurosidad me ha permitido seguir tocando el piano. Todavía me sorprendo leyendo partituras y siendo incluso capaz de improvisar de vez en cuando».

Esto es lo que nos cuenta Mateo, que hace poco decidió apuntarse de nuevo a unas clases de piano para seguir aprendiendo.

¿Qué escuelas de música puedo encontrar en España?

«No puedo empezar ahora a tocar el violín porque ya soy muy mayor. No tengo oído absoluto y me va a costar demasiado aprender».

No te vamos a mentir, aprender el violín es complicado, pero no es imposible, independientemente de los años que tengas. Eso sí, quizás ya no puedas apuntarte a un conservatorio, donde los alumnos deben cumplir unos requisitos de edad mínima y máxima; pero siempre podrás inscribirte en una escuela de música.

Consigue ser un grande de los instrumentos de cuerdas. ¿Te imaginas tocando en un lugar emblemático como la ópera de Sydney?

He aquí una pequeña selección de algunas escuelas de música en España.

En Madrid

No nos extraña que en la capital española encontremos un sinfín de escuelas y academias de música en las que podemos aprender a tocar el violín (sea cual sea nuestro nivel). Estas son solo algunas de las más conocidas y recomendadas:

  • Escuela Musical San Petersburgo (Móstoles): Esta escuela abrió sus puertas en el año 2000 para enseñar piano, violín, flauta travesera y otros muchos instrumentos y conceptos musicales. Sus clases de piano siguen el método de enseñanza ruso, precedido por su fama mundial en lo que a técnica y calidad se refiere.
  • Escuela de Música el Bosque de los Violines: Se trata de un proyecto musical en el colegio Juan de Valdés en el que se imparten clases para alumnos de absolutamente todas las edades con el fin de que trabajen sus capacidades musicales a la par que su propio desarrollo personal.
  • Escuela de Iniciación Musical Armonía Musical: Se trata de un centro de formación que ofrece clases de violín para adultos y niños a partir de 8 años en la capital. Sus cursos están específicamente diseñados para quienes quieran iniciarse en el aprendizaje de este instrumento o quienes quieran reforzar sus conocimientos ya adquiridos con unos estudios de carácter más profesional. El precio de las clases es de 130€ al mes, una hora a la semana o 90€ al mes, 40 minutos a la semana.

Para listar todas y cada una de las escuelas de música de Madrid que ofrecen clases de violín deberíamos dedicar un blog entero, así que esto no es más que una selección.

Y recuerda que, si las academias y escuelas de música no van contigo, siempre puedes optar por las asociaciones de violín.

Escuelas de música en Barcelona y Valencia

¿Qué mejor lugar que una escuela de música para aprender a tocar el violín y descubrir el solfeo? ¿Buscas un profesor o centro de formación en la segunda y tercera ciudades más grandes de España? Estas son algunas de las escuelas en las que puedes aprender a tocar el violín en Barcelona y Valencia:

  • Escuela de Música Shine (Barcelona): Las clases de violín de esta escuela (fundada en 2008) se dividen en dos estilos de música (clásico y jazz o moderno). Ofrecen clases totalmente personalizadas con un plan de estudios diseñado a medida para cada estudiante en función de su edad, nivel musical y estilo escogido.
  • Escuela de Música Ad Libitum (Valencia): Ad Libitum nace en 1977 como una escuela de música para convertirse con el paso del tiempo en una empresa multidisciplinar con diferentes servicios en el ámbito musical. Sus clases de violín siguen el famoso método Suzuki.

Las clases de violín aportan muchos beneficios. Descubre las ventajas de aprender a tocar el violín en una escuela de música.

¿Y qué pasa si no vives en ninguna de estas tres ciudades que hemos mencionado? Pues no pasa nada, seguro que en tu ciudad también encuentras una escuela de música estupenda para ti.

Clases de violín en otras ciudades españolas

  • Escuela de música Musing (Sevilla): Ofrece cursos de violín individuales de carácter práctico con una metodología personalizada.
  • Yamaha Music School (Málaga): Si bien conocida por sus clases de piano, esta escuela de música ofrece cursos formativos de distintos instrumentos, entre los que el violín no podía faltar.
  • Hayarte (Málaga): Esta escuela tiene cursos especialmente pensados para los peques de la casa, para que combinen su aprendizaje musical con el baile y el movimiento.

Por supuesto, existen miles de escuelas de música por todo el país; muchísimas más de las que hemos incluido aquí. Desde Superprof te animamos a que hagas una pequeña búsqueda en Google con palabras clave como «escuela de violín» y el nombre de tu ciudad.

Y si quieres seguir practicando en tus ratos libres, ¿por qué no te descargas una app para tocar el violín?

¿Qué se hace en las clases de violín de las escuelas de música?

Las clases de violín en una escuela de música te pueden servir para recibir consejos magníficos para comprar un buen violín adecuado para ti: tamaño, marca, tesitura, precio, etc.

En las clases de iniciación, trabajarás en tu postura, un elemento fundamental para evitar adquirir malos hábitos y tocar de manera correcta.

Puedes soñar con tocar como un virtuoso de la talla de Niccolo, Paganini, Stéphane Grappelli o Florin Niculescu, pero antes de eso tendrás que bajar un poco tus expectativas y contentarte con aprender a afinar el instrumento: ¡algo básico!

Te animamos a que te diviertas aprendiendo a leer partituras. Aprende solfeo como si de un juego es tratase.

Las clases en una escuela de música te servirán para conocer dónde colocar los dedos de la mano para tocar cada una de las notas y arpegios. Además, aprenderás solfeo, imprescindible para leer las partituras como si de una novela se tratase. Eso sí, no olvides que seguramente tendrás que superar unas pruebas evaluativas y exámenes de nivel.

Por eso es importante mantener una regularidad en nuestro aprendizaje. No vale de nada tocar tres horas seguidas un día si luego no tocamos el violín en meses. Por el contrario, es mejor dedicar 20 minutos todos los días a este instrumento.

Durante las clases, los profesores verán tu manera de colocar los dedos (al igual que ocurre en las clases de piano o de guitarra), la forma de coordinar ambas manos, etc.

Eso sí, recuerda que no aprenderás a tocar el violín de un día para otro. Necesitarás tiempo y práctica. ¡Pero no tires la toalla! Lo conseguirás.

Compartir

Nuestros lectores adoran este artículo
¿El artículo contiene la información que buscabas?

¿Ninguna información? ¿De verdad?Vale, intentaremos mejorar con el próximo¿La media? ¡Uf! ¿Un poquito más?Gracias. Haz tus preguntas en los comentarios¡Un placer ayudarte! :) (Sé el primero en votar)
Cargando…

Dejar un comentario

avatar
wpDiscuz