Clases particulares Idiomas Música Apoyo escolar Deporte Arte y ocio
Compartir

La guía completa de Superprof para convertirte en profesor de canto

Publicado por Isidora, el 15/06/2019 Blog > Música > Canto > Cómo hacer clases de voz

¿Eres un cantante apasionado y dedicado? ¿Te gustaría experimentar la dicha de compartir este conocimiento con otros y ver a otras personas encontrar y perfeccionar su voz? ¡Tú podrías ser responsable del cumplimiento de estos sueños convirtiéndote en profesor de canto!

Lograr este cometido es un trabajo arduo, pero está lejos de ser imposible. Es cierto, necesitas cumplir una serie de requisitos, entre ellos formarte adecuadamente, identificar al tipo de alumno al que querrías hacerle clases, armarte con el material técnico necesario, planificar tus sesiones de voz o de coaching vocal y fijar una tarifa siguiendo determinados criterios.

¿Parece mucho? ¡No te preocupes! En Superprof encontrarás una hoja de ruta con los conceptos claves para empezar. Prepara tus cuerdas vocales para una experiencia inolvidable y vive la belleza de la labor pedagógica. ¡Encuéntralo todo aquí!

Para enseñar hay que saber: Descubre dónde puedes estudiar para convertirte en profesor de canto

Lo primero que tienes que hacer para dictar lecciones de voz es entrenar la tuya propia. Quizás ya tienes una vasta experiencia en escenarios, conservatorios, bandas o, incluso, haz dictado clases en el pasado.

Y si no, ten claro que no es absolutamente imprescindible haber recibido instrucción académica o técnica formal para convertirte en profesor particular de canto. 

Formarse en técnica vocal te convertirá en un mejor profesor, no importa tu nivel Aunque tengas mucha experiencia cantando, siempre es recomendable que continúes tu educación

Si eres un buen cantante y tienes los conocimientos suficientes para enseñar de manera responsable y sin poner en riesgo la voz de tus alumnos, ni guiarlos hacia una técnica que no es la adecuada, puedes comenzar enseñando de manera privada a domicilio o a través de internet.

De todas maneras, sí es altamente recomendable robustecer tus conocimientos en esta forma de expresión artística en lo teórico y en lo práctico, para estar mejor preparado y brindar una mucho mejor experiencia a tus futuros estudiantes.

Para ello, tienes dos principales caminos: Formarte a nivel universitario o tomar clases en un centro especializado.

Estudios de Pedagogía en Canto en la educación superior

A nivel universitario, existe una variedad de programas académicos orientados a la música y su enseñanza.

Un ejemplo es la Universidad de Chile, cuya Facultad de Artes ofrece los programas de Teoría de la Música -conducente al título profesional de Director de Coros o Profesor Especializado en Teoría General de la Música -e Interpretación Musical -para convertirte en intérprete solista o de conjuntos musicales.

Otra alternativa, aún más dirigida al camino de la enseñanza, es la carrera de Pedagogía en Música de la Universidad Alberto Hurtado, en que recibirás también clases de guitarra, flauta, piano y voz.

Escuelas particulares para perfeccionar tus habilidades

Si no estás completamente decidido a invertir en una formación superior completamente orientada al canto, también puedes optar por educarte en otro tipo de centros, de manera complementaria a tus otras actividades.

Uno de los centros más reconocidos es la Academia Vocal de Chile, donde podrás nivelar las habilidades de tu voz y capacitarte como profesor de canto o vocólogo.

¿Tu voz ya está preparada? Entonces prepara tus clases

Siempre ten al menos una partitura en tus lecciones de canto El solfeo es la habilidad de leer e interpretar música, y es un gran conocimiento para entregar a tus estudiantes

Si nunca has dictado clases de canto antes, te preguntarás cómo estructurarlas adecuadamente. Básicamente, una sesión de voz se compone de las siguientes etapas:

  1. Calentamiento y ejercicios de vocalización: Empezar las clases con un calentamiento adecuado prepara las cuerdas vocales, igual a como preparas tus músculos antes de hacer ejercicio físico.
  2. Relajación y respiración: Una vez que la garganta está preparada, es importante generar conciencia de la respiración, que es un elemento fundamental del canto correctamente ejecutado. La duración e intensidad de los ejercicios dependerá del nivel de tus alumnos, ya que los más experimentados requieren menos instrucción para desarrollarlos.
  3. Técnicas vocales: Empieza el contenido duro de la sesión y sin duda dependerá del estilo que estés impartiendo. Transversalmente, la dicción y pronunciación de vocales será importante en cualquier canción a interpretar, y las escalas suelen ser un entrenamiento útil en toda sesión de canto.
  4. Presentación de una canción: Cada clase, por lo general, está dirigida a lograr cantar una canción que tú debes proponer a los alumnos. Si estás dictando clases grupales, se las puedes enseñar involucrando los distintos timbres y jugar con las armonías.
  5. Interpretación: El final de la sesión es cuando se pone todo en práctica. Lleva la canción que has estado enseñando a tu clase a una presentación, para que se puedan aplicar todos los ejercicios y técnicas aprendidos durante la clase.

Ten en consideración que, en la primera clase que dictes a un alumno o grupo de alumnos, hay ciertas cosas que deberás identificar para poder ejercer tu labor de la mejor manera: El nivel de solfeo de tus alumnos, sus conocimientos previos de canto, los objetivos que se proponen alcanzar (tener éxito en una audición, lucirse en una presentación en público, etc.) y, por supuesto, su tesitura y timbre.

¿Cuáles son las herramientas técnicas imprescindibles en una clase de canto?

Si ya tienes un programa, necesitas generar un espacio idóneo para la enseñanza del canto. La primera pregunta que se te puede venir a la cabeza es si es necesario tocar un instrumento musical para impartir las sesiones. La respuesta es no. Sin embargo, tradicionalmente, las sesiones de voz se desarrollan en torno a un piano o, en su defecto, también te puede servir una guitarra para acompañar a tus estudiantes y ayudarlos a afinar.

En caso de no tener instrumentos a disposición o no saber tocarlos, puedes disponer de pistas pregrabadas instrumentales, sin derechos de autor.

Existen muchas aplicaciones móviles para complementar tus lecciones de canto Haz de tus clases particulares una experiencia inolvidable con los equipos adecuados

Además de, idealmente, un instrumento musical adecuado, de todas maneras necesitarás:

  1. Partituras: Como te contábamos, debes tener al menos una canción para aplicar los contenidos clase a clase. Estas no solo te permitirán entregar la música a tus estudiantes, sino ayudarlos a practicar el solfeo.
  2. Uno o más micrófonos
  3. Metrónomo: Te permitirá marcar el ritmo
  4. Un espejo de cuerpo completo para controlar la postura
  5. Atriles para disponer las partituras (te recomendamos los de flauta; así los alumnos tendrán la música a la altura de los ojos y las manos libres)
  6. Un diapasón para dar la nota La.
  7. Una grabadora que te permita registrar las interpretaciones y evaluarlas por tu cuenta o con todo el grupo.

¡Gana dinero! ¿Cuánto y cómo cobrar por tus clases?

Esta es quizás una de las partes más difíciles: Darle valor monetario a tu trabajo como instructor de canto.

En primer lugar, es importante que sepas que las clases particulares se suelen cobrar por hora de lección y la tarifa que establezcas poco tiene que ver con lo que tú quieres ganar y mucho más con lo que tienes para ofrecer.

En Chile, el valor de una clase particular de canto suele oscilar entre los $10.000 y los $30.000, dependiendo de la modalidad de las clases que vas a impartir (individuales son más caras; grupales, más baratas), el estilo, el nivel de los estudiantes (a más especializado, mayor es el valor, porque son mayores las expectativas del alumnado y las clases tienen una preparación más compleja) y, sobre todo, tu propio perfil y experiencia.

Para que te hagas una idea, hay tres perfiles básicos de profesores de canto:

La tarifa de un profesor de canto depende de su experiencia y el tipo de los alumnos a los que va a enseñar Identifica tu perfil para saber cuánto cobrar por tus clases

  1. Autodidacta: Perteneces a esta categoría si no tienes una formación oficial en canto, pero eres hábil y tienes cierto nivel de experiencia cantando en público, ya sea como solista o como miembro de un conjunto. Mientras poseas los conocimientos e instrumentos necesarios, ¡puedes cobrar alrededor de $10.000 por hora!
  2. Profesional en formación: Si tienes la experiencia de un autodidacta y, además, te estás formando para perfeccionarte en la universidad o en una escuela, ten confianza de subir un poco más tu tarifa. Sube de los $15.000 con la tranquilidad de que entregarás una excelente instrucción a tus estudiantes.
  3. Profesor profesional: Si cuentas ya con certificaciones que te acreditan para la enseñanza del canto, ¡sigue subiendo! Una persona con poca experiencia enseñando puede cobrar $20.000 o $25.000, y si enseñas un estilo particular o estás formando a futuros profesionales del canto, tu tarifa puede ser incluso mayor.

Si lo tuyo es enseñar en centros o en universidades, también tenemos un artículo para ti sobre los lugares en que puedes impartir clases de canto en Chile.

Compartir

Nuestros lectores adoran este artículo
¿El artículo contiene la información que buscabas?

¿Ninguna información? ¿De verdad?Vale, intentaremos mejorar con el próximo¿La media? ¡Uf! ¿Un poquito más?Gracias. Haz tus preguntas en los comentarios¡Un placer ayudarte! :) (Sé el primero en votar)
Cargando…

Dejar un comentario

avatar
wpDiscuz