Clases particulares Idiomas Música Apoyo escolar Deporte Arte y ocio
Compartir

Creciente interés por las clases a domicilio y el apoyo escolar

Publicado por Luna, el 28/02/2019 Blog > Clases particulares > Apoyo escolar > Razones de por qué tomar clases de reforzamiento escolar

¿Has pensado en buscar un profesor o profesora particular par ti o alguien de tu familia? ¿Has pensado dar clases particulares?

La facilidad de horarios, la flexibilidad en de los días de trabajo, hacer lo que te gusta, recibir un ingreso extra, acompañar, guiar, aportar en el proceso de aprendizaje, son los diversos motivos que empujan a realizar clases particulares.

Por otro lado, la necesidad de aprobar un ramo, de rendir bien una prueba coeficiente dos, reforzar contenido, ejercitar, son parte de los argumentos que nos llevan a buscar clases particulares.

Lo anterior está en el marco del aumento del mercado de las clases particulares que ha venido sucediendo en Chile en los últimos años.

Este mercado puede partir en la educación inicial, aunque con menos frecuencia, pasando por la educación básica, secundaria y llevando, incluso, a los estudios de educación superior.

Distintas son las razones del éxito de las clases particulares. A continuación veremos parte de estas.

Lee aquí todo lo que debes saber para elegir el mejor reforzamiento escolar.

¿Cuáles son las necesidades que pueden ser abordadas desde las clases particulares?

Generalmente en la época de las pruebas globales, coeficientes dos, o en la primera reunión de apoderados y apoderadas donde se entrega el informe de notas, es donde surge la interrogante si es necesario o no el reforzamiento escolar.

Muchas veces las evaluaciones sirven precisamente para detectar que algo está pasando. Si a eso se suma la desmotivación, aburrimiento o falta de ganas por ir a la escuela, quiere decir que hay una necesidad de las y los estudiantes que no está siendo abordada.

Hay que identificar qué es lo que pasa, pues el abanico de respuestas puede ser muy amplio, desde relaciones sociales, autoestima, confianza en sí misma/o, complejidades asociadas al aprendizaje, entre otras. La misión es poder identificar con precisión cuál es la necesidad de niños, niñas y jóvenes, no imponiendo en ello las creencias adultocéntricas de las y los profesionales de la escuela e incluso de apoderadas y apoderados.

Es por lo anterior que cualquier necesidad que pretenda ser abordada con un reforzamiento escolar, debe contemplar la participación de niños, niñas y jóvenes. Es decir, ellos y ellas deben estar implicadas/os en la definición de qué es lo que necesitan y estar de acuerdo en el cómo abordarlo a través del apoyo académico particular.

Incluir a estudiantes en los objetivos a alcanzar con clases particulares. Junto a las y los estudiantes se deben identificar las necesidades a abordar en el reforzamiento escolar.

Será clave en este proceso que se tenga una excelente comunicación entre estudiante, familia y profesor/a particular, pues así se afrontan los objetivos de manera colectiva, con un diagnóstico compartido y un método de trabajo cómodo y coherente para todos y todas.

Como se mencionaba, las necesidades pueden ser múltiples, desde apoyo académico propiamente tal hasta aportar en fortalecer la autoestima y confianza en sí misma/o del la/el propia/o estudiante. Teniendo esta claridad, se puede acceder a los diversos portales de clases particulares que existen en la web. En ellos se puede encontrar profesores y profesoras particulares para las asignaturas más tradicionales como lenguaje, matemática, biología, física, química, pero también para estimular otras áreas y habilidades, como profesoras y profesores de arte y música.

También se encontrará una diversidad de profesoras y profesores, como profesionales de la educación y de otras áreas del conocimiento, recién egresadas/os, estudiantes universitarias/os, entre otros.

Te recomendamos acceder a estos portales, revisar el historial, la experiencia, los comentarios asociados. Toda esta información será muy útil para elegir a la persona más idónea para trabajar con tu pupilo o pupila.

Típicos casos donde es necesario el reforzamiento escolar

Hay estudiantes que tienen algunas complicaciones académicas, que pueden ser motivadas por diversos factores como características personales, motivación con la escuela, aspiraciones y sueños personales, necesidades particulares para aprender, entre otras. Todo esto puede generar que la o el estudiante tenga problemas para adaptarse a los programas académicos de la educación formal.

Frente a esta realidad muchas familias intentan ayudar, ya sea mediante alguno de los apoderados o apoderadas, con un/a hermano/a mayor, un/a primo/a, o cualquier familiar que tenga disposición a aportar en este proceso. Si bien hay casos donde estos mecanismos son provechosos, muchas veces chocan con nuevos obstáculos, pues se vuelve imposible separar la relación afectiva de la educativa.

Por lo tanto, una alternativa para no empeorar el problema y tampoco perjudicar las relaciones familiares, son las clases particulares, donde una profesor o profesor puede hacer que la o el estudiante se re-encante con el conocimiento a partir de metodologías distintas a las de la educación formal.

Uso de estrategias lúdicas en apoyo escolar. En las clases particulares se usan metodologías alternativas para motivar a estudiantes.

Una de las grandes ventajas de las clases particulares es que estas se basan en las necesidades específicas de las y los estudiantes, generando metodologías personalizadas para hacerse cargo de las debilidades y potenciar las habilidades. Es importante tener en consideración esto último, pues el aburrimiento y desmotivación de las y los estudiantes, no siempre es porque no entiendan, sino que también puede ser porque se les hace ajeno, poco coherente con su realidad, intereses y gustos. Por eso las clases particulares pueden motivar a niños, niñas y jóvenes asociando el conocimiento a sus propias curiosidades y preferencias.

Las clases personalizadas respetan también los tiempos de niños, niñas y jóvenes, pues no todas/os avanzamos al mismo ritmo. Así mismo, se hacen cargo de la excesiva carga que tienen las y los docentes al interior de una sala de clases, quienes deben atender al unísono las necesidades educativas de más de 3o estudiantes.

Estudiantes de todas las edades pueden beneficiarse de las clases particulares, lee más sobre esto en la siguiente columna.

Interés por mejorar las notas en las evaluaciones

Muchas veces el foco de las clases particulares tiene que ver precisamente con mejorar las notas, por eso a finales de los semestres académicos aumenta considerablemente su demanda.

Y es que efectivamente el apoyo escolar a domicilio tiene muy buenos resultados al preparar a las y los estudiantes para rendir una prueba o un examen.

Las metodologías para lo anterior son simples, pues se recopila el material a estudiar, se planifica la revisión del contenido según el tiempo con el que se cuenta previo a la evaluación, se destina tiempo a la ejercitación, generalmente usando ejemplos de evaluaciones anteriores.

Es importante definir bien el objetivo y aterrizar las expectativas, pues si la preparación cuenta con tiempos holgados las metas pueden ser bastante altas, ahora bien, si sólo se tiene una semana para estudiar y repasar, no se puede pretender obtener un 7 cuando el resto del año el promedio de notas ha sido inferior a 5.

Precisamente para no potenciar la frustración es que hay que ajustar las expectativas entre el objetivo que se pretende alcanzar, el tiempo con el que se cuenta, y la base con la que se está trabajando.

Generalmente se solicitan clases particulares para matemática, ciencias naturales e inglés.

Ya en la enseñanza media las evaluaciones se complejizan, añadiendo ramos como física, química y biología. A esto se suma que las notas aumentan en importancia pues son parte de las ponderaciones del NEM y Ranking para el ingreso a la educación superior.

Pese a lo anterior, cabe destacar enfáticamente que la preparación exclusivamente de evaluaciones no siempre implicar un aprendizaje profundo. Por ello, el apoyo escolar es más eficaz cuando se entiende como un proceso de mediano y largo plazo, y no una medida ‘parche’ para enfrentar una prueba. 

Apoyo escolar para mejorar resultados. El reforzamiento escolar debe ser un proceso de largo aliento para que tenga resultados profundos.

Asegurar que sea un proceso que contemple mayor cantidad de tiempo, permite que la memoria asimile los conocimientos, que el intelecto comprenda e internalice los conceptos y sus definiciones, además de ir fortaleciendo el autoestima y confianza en sí misma/o.

En este tránsito, las clases particulares también permitirán que la o el estudiante genere hábitos de estudio y construya sus métodos de trabajo más eficaces. Sin duda esto es uno de los procesos más complejos, pues no es tarea sencilla planificarse, distribuir el tiempo, no desconcentrarse y armar un método de estudio que contemple hacer resúmenes, esquemas, dibujos, o lo que sea necesario según la persona.

Hay múltiples estrategias de estudio, y las más idóneas se pueden ir descubriendo mientras se trabaja con un profesor o profesora particular.

Lee aquí los distintos tipos de reforzamiento escolar.

¿Cuáles son los límites de las clases particulares?

¿Tienen límites las clases particulares? ¡Por supuesto que sí! Las clases particulares no hacen milagros. 

Es importante tener en consideración que no existen milagros ni recetas mágicas para subir las notas u obtener máximos puntajes.

La única respuesta a ello es estudio, trabajo y constancia.

Una clase particular antes de una prueba no permitirá obtener 7 ni tampoco sacar un puntaje nacional en la PSU. Cualquiera de estas metas requiere de planificación, trabajo y tiempo. Lo anterior no es azaroso, sino que precisamente para obtener estos resultados es necesario aprender y no sólo saber la técnica de cómo responder una prueba en particular.

Y tal como se mencionaba más arriba, aprender requiere tiempo, planificación y método.

Organízate para estudiar y tener buenas calificaciones. Aprender necesita de tiempo, esfuerzo y planificación.

El avance académico es un proceso de largo aliento, por ende tampoco hay que obnubilarse exclusivamente por el resultado de las notas, eso es un indicador, pero no lo dice todo. En este trayecto la escuela, la familia y reforzamientos escolares pueden aportar. Sin embargo, será clave que la o el estudiante tenga la voluntad de lograr los objetivos que colectivamente se definan.

Revisa las claves para elegir un/a buen/a profesor/a particular.

Compartir

Nuestros lectores adoran este artículo
¿El artículo contiene la información que buscabas?

¿Ninguna información? ¿De verdad?Vale, intentaremos mejorar con el próximo¿La media? ¡Uf! ¿Un poquito más?Gracias. Haz tus preguntas en los comentarios¡Un placer ayudarte! :) (Sé el primero en votar)
Cargando…

Dejar un comentario

avatar
wpDiscuz