Clases particulares Idiomas Música Apoyo escolar Deporte Arte y ocio
Compartir

Estudiar latín mientras cursas la educación secundaria

Publicado por Jordán, el 29/10/2019 Blog > Apoyo escolar > Latín > Tener clases de latín durante la enseñanza media

El sistema educacional chileno, desde hace un par de décadas, respecto en la enseñanza de los idiomas, se ha centrado en el inglés casi con exclusividad.

Si en épocas anteriores el espacio que se asignaba al aprendizaje de otras lenguas era compartido con idiomas como el francés o el italiano, actualmente estas asignaturas se encuentran casi en extinción, a excepción de algunos establecimientos que han mantenido en sus proyectos educativos una mirada más integral del bilingüismo o del trilingüismo, en ocasiones.

Muchos colegios, a pesar de no estar obligados legalmente, comienzan a enseñar inglés desde los primeros años de escolaridad. Son clases que se centran en el aprendizaje de nuevo vocabulario y las estructuras de las oraciones, por ejemplo.

En consideración a lo anterior, podemos inferir que la presencia de idiomas muy importantes para nuestra cultura y lengua actual, como el latín o el griego, es mínima o realmente nula.

Hoy en día ningún colegio considera entre sus asignaturas horas de enseñanza dedicadas a estas lenguas antiguas.

Sin embargo, es importante contar con el conocimiento del latín para los hispanohablantes, ya que existe una gran parte de las palabras que utilizamos cuyo origen es el latín.

¿Cómo poder aprender latín si en la escuela no me lo enseñan?

Si estás buscando información sobre clases de latín y la importancia que este tiene en el mundo contemporáneo, llegaste al sitio perfecto.

¡No dejes de leer!

Los contenidos de un programa de latín

El latín puede tornarse algo complicado en el proceso de su aprendizaje, aunque si te esfuerzas, estudias y cuentas con un profesor o profesora adecuada, alcanzar tus metas no será nada difícil.

Lo ideal y lo que se espera de las primeras sesiones de latín es que logren motivarte como estudiante y seas capaz de mantener el interés para las clases siguientes. Un buen profesor o profesora tendrá que preocuparse de lograr entregar a sus estudiantes las ganas de seguir aprendiendo este idioma.

No hace falta largas jornadas de clases de latín para poder desarrollar conocimientos profundos del latín. Con solamente un par de horas podrás aprehender los contenidos necesarios para saber más sobre este idioma y toda la cultura que lo respalda, la cual se encuentra muy relacionada con la forma en que vivimos hoy en día.

Contrapicado Coliseo Romano El latín se expandió gracias al auge del Imperio Romano.

A continuación te presentamos algunos de los contenidos que probablemente se encuentren presentes en un curso de latín:

  • Roma: orígenes y héroes
    • Creación y desarrollo de una ciudad: en este ítem pueden estar presentes las leyendas de la fundación de Cartago, Marsella, Micenas, Atenas, Roma, entre otras.
    • Urbanización e influencias de la ciudad de Roma.
    • Hitos históricos de Roma.
  • Historia de la República
    • Surgimiento y episodios claves en la formación de la República.
    • Patricios y plebeyos.
    • Res pública y política: votaciones y asambleas en la Antigüedad.
    • Personajes destacados de la República.
  • Lo privado y lo público
    • Lazos parentales y familia.
    • Posición de la mujer en la familia y la sociedad romana.
    • Esperanza de vida
    • Expresión de sentimientos y arte.
    • Sistema de trabajo
    • Esclavitud en la época antigua.
    • Educación y formación en la Roma Antigua.
    • Arte y entretenimiento: teatro, ocio, juegos, etc.
    • La religión en la Roma Antigua: ritos, costumbres y divinidades.

Una buena clases de latín básico debe contar con mucho de los puntos que hemos propuesto anteriormente. Un programa completo debería tener la mayoría de estos entre sus contenidos y más, ya que solo representa la época dorada del latín y faltan muchos aspectos por profundizar.

Si bien esto todavía no guarda una directa relación con los aspectos más lingüísticos del latín, es una buena puerta de entrada, ya que sirve para mantener la atención de las y los estudiantes, para luego pasar a los aspectos más difíciles, como el el interrogativo, el léxico del latín, el nominativo o el posesivo.

El perfil del estudiante de latín

Tiempo atrás, la persona que se dedicaba al estudio del latín era considerada intelectual y erudita, sin embargo, actualmente el interés por conocer el latín es más transversal y debido a los diferentes recursos disponibles en internet y la diversificación de los métodos de aprendizaje, el acceso a estas clases se ha vuelto mucho más fácil.

Cualquiera puede decidir comenzar a adquirir las herramientas lingüísticas del latín sea por el motivo que sea. Muchos y muchas jóvenes tienen claro cuál es la carrera que quieren seguir una vez que terminen la enseñanza media y saben que tener conocimientos sobre esta antigua lengua les será altamente útil.

Claro está que debes ser responsable con el colegio y con tus otras tareas que tienes asignadas, ya sea a nivel escolar o en tu casa. Estudiar latín significa una carga más a todo lo que ya estás haciendo, por lo que debes ordenar bien tus tiempos y estar seguro que podrás hacer todo sin inconvenientes ni disminuciones en notas y el rendimiento.

Para no perder el tiempo y ver interrumpido tu proceso de aprendizaje del latín, es clave mantener la motivación a lo largo de todo el curso. Esto es algo que, la verdad, se debería aplicar a las clases de cualquier materia.

Al comenzar a aprender cualquier materia, debes procurar desarrollar una gran tolerancia a la frustración. si a mitad de camino sientes que estás teniendo muchas dificultades, ten en cuenta que es algo que le pasa a muchas personas, pero no es razón para renunciar.

Cuando sientas que estás frente a un obstáculo, recurre a todas las instancias posibles para superarlo. Busca información en Internet que te permita aclarar las dudas o revisa tus apuntes. Pero lo más importante es que sepas recurrir a tu profesor o profesora.

La labor principal del docente que te haga las clases de latín es estar atento a las situaciones que te entrampan en el proceso de aprendizaje y es su obligación saber guiarte por dónde debes seguir en ocasiones complicadas como estas.

Para esto, un punto muy importante que debes tener en cuenta es el de los objetivos. ¿Qué metas tienes en el aprendizaje del latín? ¿Qué esperas de las clases de este idioma antiguo? Si no lo tienes claro, intenta sentarte, reflexionar y escribir ideas para luego llegar a lo que buscas.

Al tener claros tus objetivos, será mucho más fácil evitar el abandono de los estudios de la lengua del latín. Sabrás qué es lo que quieres lograr y podrás ver en las dificultades que aparezcan una oportunidad para aprender mucho más.

Estudiante tapándose rostro con hojas de papel El latín es utilizado tanto en áreas humanistas como científicas.

Como te decíamos anteriormente, el latín ya no es una materia reservada a los más avanzados intelectualmente y es necesario tomar las precauciones para no dejar de lado otras responsabilidades mientras aprendes esta lengua.

Una forma de saber qué habilidades tienes que sean necesarias para el aprendizaje del latín es identificar cuáles son los problemas y las ventajas que tienes en las asignaturas del colegio y cuánto tiempo tendrás que dedicar a estas clases.

El latín es tan importante, que probablemente podrás adquirir habilidades y mejorar en otros ramos del colegio, como Lenguaje y Comunicación o Historia, por ejemplo, a la vez que tomas ventaja para tu carrera universitaria. Programas como Derecho o Literatura de algunas casas de educación superior cuentan con la asignatura de latín en su malla curricular.

Averigua bien qué contenidos son parte de las clases de latín, cuál es la carga de los estudios y cuánto tiempo tendrás que utilizar para estudiar fuera de las clases, para que sepas muy bien en lo que te estás metiendo y no quieras dejar el curso en pleno proceso.

Busca ayuda en cercanos que tengan conocimientos de latín

Durante la etapa de la educación secundaria, la mayor parte de los y las estudiantes se encuentran en pleno desarrollo personal, por lo que es muy importante saber rodearse de las personas adecuadas, que sumen y no resten a tu proceso de aprendizaje y de conocimiento propio y del entorno.

Asimismo ocurre con el latín. Cuando te encuentres recibiendo clases de esta antigua lengua, procura establecer relaciones cercanas y de respeto con gente que te pueda ayudar en esta etapa.

Pregunta a tus padres u otros familiares, amigos y cercanos si tienen conocimientos sobre el latín o si saben de alguien que lo haya estudiado. También puedes consultar en tu propio colegio si alguien sabe hablarlo y hacer reuniones en las que puedan compartir sus experiencias.

Grupos de personas con cuadernos Rodéate de quienes te ayuden a progresar en el estudio de latín.

Si eres todavía joven, es probable que requieras de apoyo y consejos para guiar tu vida y decisiones importantes. En el caso de latín, busca a quienes puedan aportarte con metodologías de trabajo adecuadas a la materia, que te permitan mantener la motivación y poder asegurarte que estás llevando a cabo bien tu proceso de aprendizaje.

Aprende latín con clases particulares

Debido a la ausencia de la enseñanza del latín en el sistema educacional chileno, puedes comenzar a adquirir las herramientas básicas del idioma y luego profundizarlas a través de las clases particulares de latín.

Por lo general, las clases particulares se llevan a cabo una vez por semana en sesiones de una hora de duración, las cuales, si se realizan con regularidad, te permitirán avanzar con eficacia y rápidamente.

La presencia de un profesor o profesora particular te ayudará a adquirir confianza en ti mismo, ayudándote a fortalecer aquellos contenidos en los que te ves con menos ventaja.

Busca clases particulares de latín con un profesor o profesora adecuada a tus necesidades y comienza la hermosa aventura del conocimiento de esta lengua del mundo antiguo.

Compartir

Nuestros lectores adoran este artículo
¿El artículo contiene la información que buscabas?

¿Ninguna información? ¿De verdad?Vale, intentaremos mejorar con el próximo¿La media? ¡Uf! ¿Un poquito más?Gracias. Haz tus preguntas en los comentarios¡Un placer ayudarte! :) (Sé el primero en votar)
Cargando…
avatar