Clases particulares Idiomas Música Apoyo escolar Deporte Arte y ocio
Compartir

¿Cuáles son las pruebas que debes rendir para certificar tus conocimientos de lengua francesa?

Publicado por Isidora, el 27/09/2019 Blog > Idiomas > Francés > Exámenes DELF y DALF

¿Eres descendiente de franceses y quieres aprender más sobre tu cultura e historia familiar? ¿Te fue ofrecido un trabajo en una empresa internacional que realiza negocios con clientes en Francia? ¿Estás interesado en un programa de intercambio o de postgrado en un país francófono o ser traductor francés?

Puede haber muchos motivos por los que te convendría medir y certificar tu nivel de francés y tener un respaldo para cuando se te solicite el dominio de la lengua de Molière. ¡Y vale la pena! Ser hablante de francés te dará innumerables ventajas, considerando que se trata de la segunda lengua en los negocios y relaciones internacionales y es el idioma oficial en casi treinta países en el mundo (además de ser hablada en los cinco continentes, ¡tus viajes serán mucho más provechosos si hablas esta difundida lengua!).

Si quieres hacer un doble título en París, por ejemplo, no sólo resulta conveniente rendir una prueba oficial de francés para probar tus conocimientos a las universidades y puestos de trabajo, sino que es incluso necesario hacerlo.

En todo el mundo, son dos los exámenes de francés reconocidos por el Ministerio de Educación local, y que te servirán para dar cuenta de tu dominio de la lengua francesa en cualquier lugar y situación.

Aquí te contaremos cuáles son estas evaluaciones, en qué consisten y cómo puedes hacer para rendirlas en nuestro país. ¡Sigue leyendo!

Torre Eiffel detrás de fuentes de agua ¿Ya armaste tus maletas para irte a descubrir la hermosa ciudad de París? ¡Ándate con tu nivel de francés acreditado! Entérate de cuáles son los exámenes oficiales

DELF y DALF: Las pruebas que respaldarán tus conocimientos del idioma francés

DELF y DALF son dos siglas que responden a Diplôme d’études en langue française y Diplôme approfondi de langue française respectivamente, lo que quiere decir que una mide las competencias del hablante de francés como lengua extranjera y, la segunda, mide los mismos criterios para los hablantes más experimentados.

Las pruebas DELF y DALF se dividen en seis niveles de profundización que, a su vez, se corresponden con aquellos del Marco Común Europeo de Referencia o MCER.

Los seis niveles de los exámenes oficiales de francés

Hay seis certificaciones a las que puedes postular acorde a tu nivel previo de la lengua francesa. Esto quiere decir que no es necesario rendir todos los niveles uno tras otro, sino que puedes inscribirte directamente en aquel más cercano a tu dominio actual (por lo tanto, si eres bilingüe y quieres una certificación que lo acredite, sería prudente inscribirte a rendir un DALF C1 o C2):

  • A1 (Elemental): Este también es conocido como «nivel de descubrimiento» y que consiste en el primer acercamiento a la lengua extranjera. Un hablante A1 logra realizar interacciones sencillas, como presentarse y entregar los principales datos acerca de su vida.
  • A2 (Elemental): En este nivel, el alumno logra involucrarse en más interacciones básicas, que incluyen los códigos formales o de cortesía y la diferencia con las situaciones más cotidianas.
  • B1 (Independiente): Cuando el hablante alcanza el nivel B, o intermedio, es capaz de mantener una interacción sencilla y expresar opiniones. También está al alcance reaccionar a situaciones imprevistas usando las herramientas lingüísticas.
  • B2 (Independiente): Al pasar a la segunda etapa del nivel intermedio, se adquieren habilidades de argumentación más elaboradas, se puede desarrollar un punto de vista e involucrarse en negociaciones.
  • C1 (Autónomo): Los niveles C ya corresponden al hablante de francés avanzado. Un C1 puede llevar una conversación fluida y espontánea, con un léxico amplio que le permite escoger el mejor modo de expresar sus ideas.
  • C2 (Autónomo): El nivel superior del MCER significa precisión y perfecta adecuación en el discurso y habilita al hablante a participar en actividades académicas especializadas y realizar trabajos complejos en la lengua extranjera.

Joven mujer escribe sobre hoja de papel Las pruebas DELF y DALF miden las competencias reconocidas en el Marco Común Europeo de Referencia, que divide las lenguas extranjeras en seis niveles

La prueba DELF certifica a hablantes de nivel elemental e independiente (es decir, DELF A1 hasta DELF B2); mientras que el examen DALF se toma sólo en los niveles autónomos (DALF C1 y DALF C2).

Competencias evaluadas en la medición

Cada una de las pruebas en sus seis niveles mide las cuatro competencias del dominio de idiomas:

  1. Comprensión escrita: Deberás hacer lectura de un texto y responder a preguntas asociadas con su contenido, para asegurar que comprendiste lo leído en su contexto e intención.
  2. Expresión escrita: Escritura de un pequeño ensayo o análisis de una situación, en que se medirá sobre todo tu ortografía y la correcta conjugación de los verbos al tiempo que corresponde.
  3. Comprensión oral: En esta sección, se reproducirán pistas de audio que contienen distintos discursos en francés, sobre las cuales deberás contestar un número de preguntas para medir tu nivel de entendimiento de los diálogos.
  4. Expresión oral: Se te pedirá hablar frente al evaluador sobre un tema de su elección, y se someterán a evaluación tu fluidez y correcta pronunciación.

Como te darás cuenta, no es una prueba sencilla en que simplemente tienes que escoger entre un set de alternativas.

¿Cómo puedes prepararte para el examen?

La preparación de un DELF o un DALF variará según tu entrenamiento en el francés a los largo de tu vida. Si estudiaste en un colegio o liceo francés y tienes el idioma muy fresco en la memoria, o acostumbras a usarlo cotidianamente, no requerirás de una preparación tan exhaustiva como otros candidatos.

En términos generales, se recomienda estudiar entre tres y seis meses previos a la rendición de la prueba, de modo que puedas repasar la gramática y las normas que se te preguntarán en la evaluación.

Un buen modo para prepararte es tomar modelos de pruebas anteriores, para conocer su estructura, el tipo de preguntas y también el tipo de respuesta que se espera en las unidades de escritura y expresión oral.

Cerdo de porcelana con lentes 3D Para estudiar francés no debes sólo botarte a los libros, ¡también puedes ir al cine! Consume entretenimiento francófono y tu aprendizaje se acelerará mucho más

Puedes encontrar exámenes antiguos en la página web del Centro Internacional de Estudios Pedagógicos de Francia, además de información adicional sobre los exámenes si te quedaran algunas dudas.

¡Aprovecha tu tiempo de estudio para sumergirte en la cultura francesa! Lee los diarios, ve películas y series, pide a tus amigos o amigas que hablan francés que se comuniquen contigo sólo en esa lengua… Lo mejor de estudiar idiomas es que, mientras aprendes, ¡puedes divertirte mucho!

¿Dónde se rinden las pruebas en Chile?

Si estás preparado para dar tu examen DELF o DALF, deberás inscribirte en el Instituto Francés de Chile.

En el sitio encontrarás las fechas de rendición de cada una de las pruebas y las instrucciones para realizar tu inscripción.

Los cupos suelen agotarse rápidamente, porque los días de evaluación son muy escasos, por lo que debes considerar ingresar tu solicitud con anticipación suficiente, especialmente si estás rindiendo el examen como requisito para aplicar a una universidad o empleo en el extranjero.

En el país hay cinco centros acreditados para rendir las pruebas:

  • Santiago: Instituto Francés, ubicado en Francisco Noguera 176, Providencia (Fono: (41) 322 05 25)
  • Concepción: Alianza Francesa, ubicado en Colo-Colo 1 (Fono: (64) 227 69 33)
  • Osorno: Alianza Francesa, ubicado en Mackenna 1512 (Fono: (56) 23 22 10 910)
  • Viña del Mar: Maison de France, ubicado en Calle Quinta 366 (Fono: (32) 248 30 38)

Otro factor a tener en consideración es el valor de las pruebas. Deberás pagar por cada examen que tomes, lo que suma importancia a tu debida preparación y así evitar que tu inversión resulte en una evaluación reprobada.

Pan dulce sobre plato de madera ¿No hayas la hora de comerte un rico croissant en un café parisino? Empieza por certificar tus conocimientos de la lengua de Molière

Los valores son ascendentes acorde al nivel de dominio al que estés postulando. Los niveles A van entre los $60.000 y $70.000 aproximadamente. Los B ascienden hasta los $80.000. El nivel C1 cuesta entre $90.000 y $100.000, mientras que el máximo nivel de dominio supera los $130.000.

Esperamos haberte entregado toda la información que necesitas para rendir tu prueba de dominio de la lengua francesa. Si necesitas ayuda adicional preparando tu examen, ¡no dudes en contactar a nuestros profesores y profesoras particulares de francés! En Superprof encontrarás excelentes docentes que fortalecerán tus habilidades en el francés para asegurarte el éxito.

¿Quieres saber sobre las otras pruebas de francés? Revisa nuestros artículos relacionados sobre el TCF y el BULATS.

Si te interesa trabajar como traductor o intérprete de francés, te invitamos a leer aquí.

Compartir

Nuestros lectores adoran este artículo
¿El artículo contiene la información que buscabas?

¿Ninguna información? ¿De verdad?Vale, intentaremos mejorar con el próximo¿La media? ¡Uf! ¿Un poquito más?Gracias. Haz tus preguntas en los comentarios¡Un placer ayudarte! :) (Sé el primero en votar)
Cargando…
avatar