Clases particulares Idiomas Música Apoyo escolar Deporte Arte y ocio
Compartir

Ideas para hacer un seguimiento individualizado durante todo el año

Publicado por , el 05/07/2018 Blog > Apoyo escolar > Cómo Dar Clases de Apoyo Escolar a Domicilio

«La mayor parte de la gente confunde educación con instrucción» – Severo Catalina.

Las clases particulares de apoyo escolar a domicilio con un profesor pueden ser la solución perfecta para aquellos alumnos que tienen dificultades con alguna materia, o con el aprendizaje en general, especialmente a la hora de mejorar sus resultados académicos y su experiencia educativa.

España es un país con una grandísima oferta de clases particulares. Con plataformas en línea como Superprof, cada vez son más los profes que ofrecen sus servicios y los alumnos que los solicitan.

Ayuda para los deberes, recuperación, preparación de exámenes… ¿Cómo puedo dar clases de apoyo escolar y clases particulares a domicilio?

Apoyo escolar: ¿dar clases en nuestra casa o en la del alumno?

«El amo debe hacer honor a su casa, y no la casa a su amo» – Cicerón (-106; -43).

Los profesores particulares que se inscriben en nuestra plataforma digital para dar clases particulares reciben una doble gratificación: por un lado, disfrutan de un dinerillo extra a fin de mes (a no ser que se dediquen a tiempo completo a la enseñanza particular) y, por otro, reciben los mensajes de agradecimiento de los alumnos que, gracias a su trabajo y esfuerzo, han conseguido sacar adelante sus estudios.

Los alumnos asimilan mejor la información si están en un entorno cómodo. Aprender en casa es la opción más cómoda para los alumnos.

Pero la pregunta que nos hacemos es la siguiente: ¿dónde debemos dar las clases de apoyo presenciales? ¿Cuál es el mejor entorno para estudiar?

Para el alumno, lo más cómodo es que un profesor vaya a su casa en lugar de que él se tenga que desplazar hasta el domicilio del docente.

Muchos profesores también prefieren enseñar sus materias (ya sean científicas –matemáticas, física, química…– o literarias –clases de inglés, lengua española, francés, historia y geografía, etc. –) en casa de sus alumnos.

Lo ideal es que el entorno de trabajo esté limpio y ordenado, ya sea el salón de la casa, una habitación, una terraza exterior, etc. Que tenga buena ventilación y que disponga de todo el material necesario para trabajar en buenas condiciones:

  • Libros de texto.
  • Ejercicios y boletines de notas.
  • Cuadernos, carpetas, folios y libretas para repasar los ejercicios vistos en clase.

De esta manera, los alumnos no perderán tiempo en el transporte y el profesor particular podrá cobrar un suplemento adicional por desplazamiento en su tarifa horaria de clases.

Otro aspecto que debemos tener en cuenta es que las clases particulares y de apoyo escolar no siempre están pensadas para alumnos totalmente autónomos que puedan salir libremente de casa y desplazarse por la ciudad (ya sean niños pequeños, alumnos con algún tipo de minusvalía, etc.).

No podemos pretender que nuestros alumnos de primero de primaria vayan 40 minutos en metro en Madrid o Barcelona, ¿no crees?

Las clases de apoyo a domicilio nos permiten dar un pequeño empujón a los alumnos que necesitan asentar sus bases de conocimiento; de este modo ganarán confianza en sí mismos y mejorarán sus resultados académicos.

Así, para que se sientan cómodos, te recomendamos que des las clases de apoyo en su domicilio.

No todos los profesores tienen un buen sitio en casa que puedan reservar para las clases (algunos comparten piso, otros tienen un apartamento muy pequeño, etc.).

Las clases particulares nos obligan a adaptarnos en función de los horarios y la disponibilidad de nuestros alumnos, así que lo más probable es que demos clase por las tardes, cuando ya hayan salido de clase, durante las vacaciones escolares, los fines de semana e incluso algún que otro festivo.

Para los que viven en zonas rurales o en pueblos pequeños, una opción estupenda son las clases a distancia, online, que se suelen hacer a través de sistemas de videoconferencia, como Skype, Facebook o Google Hangouts.

Cómo organizer una primera clase de apoyo escolar

Lo importante más importante en un primer lugar es conseguir unas buenas condiciones de trabajo antes de la primera clase.

Recuerda que debes contar con el tiempo de desplazamiento. Ten en cuenta los horarios del transporte público para llegar a tiempo a tus clases.

Tendrás que poner a punto recursos tanto materiales como inmateriales:

  • Fijar una tarifa horaria: que suele rondar (de media) los 11€.
  • Establecer el momento del pago: tras cada clase, a la semana, cada mes, etc.
  • Crear una atmósfera relajada y tranquila en la que profesor y alumno se sientan cómodos.

Si quieres conservar un alumno, lo importante es que causes una buena primera impresión, que hagas que se sienta cómodo y que le des la confianza suficiente para aprender paso a paso a tu lado.

Nuestro consejo desde Superprof es que evites cruzarte de brazos o meter las manos en los bolsillos, porque darás la sensación de estar mucho más serio y de ser mucho más rígido.

En la primera clase tendrás también que evaluar el nivel de tu alumno: qué necesita perfeccionar, cuáles son sus puntos fuertes, qué materias le gustan más, cuáles le resultan más complicadas, etc.

Para eso puedes ofrecerle un test o encuesta de conocimientos de una determinada disciplina, pero asegúrate de explicarle que no lo estás poniendo a prueba, sino que simplemente quieres saber qué necesita para adaptarte a él de la mejor manera posible.

Así podrás crear una metodología totalmente personalizada con la que le ayudarás a aprender conceptos nuevos y a repasar los más básicos. No dudes en preguntarle de vez en cuando cómo se siente y qué quiere. Sus gustos y sus sensaciones con los ejercicios también te darán pistas sobre qué métodos son los más efectivos.

Por ejemplo, si se trata de un niño con dificultades de aprendizaje, quizás lo más efectivo sean los juegos, donde no se sentirá limitado y podrá estimular su memoria y su capacidad de razonamiento lógico.

Un profesor con experiencia, en su primera clase, debe mostrar que conoce a la perfección los programas educativos y las herramientas didácticas para realizar un seguimiento regular de calidad.

Otro de nuestros consejos es que intentes incluir en tus ejercicios conceptos de cultura general, para aportarle un valor añadido a tus clases. ¿Qué te parece?

Otra idea de cara a la primera clase es que ofrezcas, una vez evaluado el nivel del alumno, una serie de objetivos que vais a conseguir juntos. Esto le ayudará a mantener la motivación y te permitirá evaluar vuestro progreso.

Otro aspecto esencial de las clases particulares (ya sean de apoyo escolar, de música, de matemáticas, etc.) es la puntualidad. Tienes que llegar a tiempo si quieres que conservar a tus alumnos.

Recursos para preparar una clase de apoyo escolar

Muchos de nuestros profes tienen una gran formación (especializada y pedagógica), ya que la mayoría, además de su titulación de especialización, han cursado también el Máster de Formación de Profesorado (antiguo CAP –  Certificado de Aptitud Pedagógica).

Personaliza cada sesión a las necesidades de tus alumnos. Presta atención a tu alumno. Escucharlo te ayudará a saber cómo adaptar las clases.

Por eso, suelen conocer a la perfección el programa académico de la asignatura que imparten, lo que les permite adaptar los contenidos a cada curso, según el nivel de los alumnos.

En las Oposiciones de Profesorado se debe realizar una prueba oral en la que se presenta una unidad didáctica de una programación completa.

Entonces, ¿qué recursos vamos a utilizar para preparar las clases de apoyo escolar?

Para empezar, debemos buscar una buena metodología, diseñada a medida para cada alumno, sus necesidades, sus puntos fuertes y sus puntos débiles.

Para ofrecer un seguimiento educativo de calidad (a estudiantes de primaria, secundaria o bachillerato), los profesores deben elaborar una planificación secuencial de contenidos. Para ponerlos en práctica se pueden seguir tanto libros de texto, como herramientas digitales (aplicaciones, páginas web, etc.), libros o fichas de repaso, todo dependerá de cada alumno.

Para estudiantes de bachillerato, especialmente de segundo, quizás nos interese centrar una parte de las clases (sino todas) en preparar las pruebas de Selectividad, para que nuestros alumnos se acostumbren al tipo de ejercicios que se van a encontrar.

Si damos clase a niños de primaria, quizás nos guste más utilizar ejercicios y juegos interactivos para que se diviertan y aprendan a la vez.

Apoyo escolar: cómo hacer un seguimiento annual de un alumno

Preparar una primera clase no es fácil, pero organizar un seguimiento personalizado para todo un año es incluso más complicado.

Tenemos que conseguir mantener la motivación de nuestros alumnos, hacer que ganen confianza en sí mismos y que disfruten del aprendizaje.

Si has visto la película Captain Fantastic, seguramente ya sepas que la escolarización en casa tiene muchas ventajas. Este largometraje narra la historia de un padre de familia (Viggo Mortensen) y sus seis hijos que viven al margen de la sociedad y del sistema educativo estadounidense. El padre se dedica de la enseñanza de sus hijos y pone en práctico un método pedagógico alternativo en sus clases.

A través del esfuerzo de los profesores particulares por profundizar en determinados aspectos del aprendizaje, las clases de apoyo se convierten en la mejor medida para evitar el fracaso escolar y ayudar a los niños con más dificultades a seguir el ritmo de sus centros educativos.

La escolarización en casa es una alternativa en algunos países. Viggo Mortensen protagoniza Captain Fantastic.

Los profesores deben mostrar además que tienen ciertas competencias y cualidades que les hacen idóneos para realizar un seguimiento personalizado de cada alumno:

  • Adaptabilidad.
  • Flexibilidad.
  • Conocimiento profundo de la disciplina enseñada.
  • Capacidad de escuchar.
  • Buenas competencias sociales.
  • No juzgar a sus alumnos.
  • Adaptar sus clases a la edad y el nivel académico de cada uno.

Está claro que dar clases de apoyo escolar a niños de primaria no tiene nada que ver con dar clases de apoyo a estudiantes de bachillerato, donde el grado de especialización y el enfoque educativo son muy distintos.

Lo ideal para mantener la motivación de los alumnos y hacer que aprendan sin que las clases se les hagan eternas es recurrir a soportes pedagógicos lúdicos (como juegos).

También puedes utilizar herramientas digitales para ayudarles a consolidar ciertos conceptos: smartphones, tabletas, páginas web de apoyo escolar en línea, etc. ¡Tienes total libertad (dentro de las limitaciones que te puedan poner los padres, claro)!

El seguimiento personalizado de septiembre a junio, puede ser una gran inversión para las familias, pero los beneficios obtenidos por los alumnos son asombrosos.

Tendrás que armarte de paciencia, ser tolerante, objetivo, neutral y utilizar una buena metodología para conseguir un buen número de alumnos y mantenerlos a lo largo de todo el año.

Compartir

Nuestros lectores adoran este artículo
¿El artículo contiene la información que buscabas?

¿Ninguna información? ¿De verdad?Vale, intentaremos mejorar con el próximo¿La media? ¡Uf! ¿Un poquito más?Gracias. Haz tus preguntas en los comentarios¡Un placer ayudarte! :) (Sé el primero en votar)
Cargando…

Dejar un comentario

avatar
wpDiscuz