Clases particulares Idiomas Música Apoyo escolar Deporte Arte y ocio
Compartir

¡Deja de llevarte mal con las matemáticas! Con estos consejos serás un/a genio/a de los números

Publicado por Luna, el 30/12/2018 Blog > Apoyo escolar > Matemáticas > ¡Sé la primera o primero de tu clase en matemáticas!

El aprendizaje no es para sufrir. Probablemente más de una vez has escuchado ‘la letra con sangre entra’, haciendo alusión a que el proceso de alfabetización, por más que sea costoso, entrará con trabajo e incluso sufrimiento. ¡Basta de todo eso!

Comprender el mundo, a partir de las distintas áreas del conocimiento, no debe implicar dolor, rabias, penas, ni mucho menos sufrimiento.

Lamentablemente, las matemáticas generalmente se asocian a un malestar, pues efectivamente a veces cuesta aprenderlas, lo cual es muy paradójico pues son parte de la cotidianidad de nuestro día a día.

Si tus planes del futuro son desarrollarte en una profesión ligada a las matemáticas, pero hoy pones en duda si lograrás cumplir esa meta, ¡no te preocupes! Todas y todos podemos volvernos unas/os genias/os de los números.

A continuación, te daremos algunos consejos que te pueden ayudar en esto.

Primero: Entender que las matemáticas son parte de nuestra vida

Durante el día hacemos muchas acciones que involucran a las matemáticas: calculamos las horas de sueño, la distancia y el tiempo que nos demoraremos en llegar a un determinado lugar, sumamos y restamos cuando compramos en el supermercado, calculamos los porcentajes de los descuentos en algún producto, en fin, durante el día en general estamos realizando operatorias matemáticas. Aquí una guía completa de cómo mejorar tus habilidades de cálculo mental si estos usos cotidianos de las matemáticas te son un dolor de cabeza.

Por lo mismo, hay muchísimos motivos para comprender las matemáticas desde la práctica.

Si para el futuro quieres estudiar una profesión, también debes contemplar la necesidad de entender los conceptos básicos, pues todos los trabajos requieren un mínimo cálculo. Por otro lado, si quieres ser ingeniera/o, agrónoma/o, profesor/a, bióloga/o, mecánica/o, médica/o, pues con mayor razón debes profundizar tus conocimientos en esta materia. Te recomendamos que en este caso el eches un vistazo a nuestra guía completa para preparar la PSU de matemáticas. 

Buscando referencias de precios de clases particulares No te compliques si no sabes cuánto cobrar por tus clases; Superprof te lo cuenta todo

Segundo: Disciplina por sobre el talento

Probablemente muchas veces has escuchado, e incluso has dicho, que hay personas que simplemente no tienen talento para los números. ¡Eso es una gran mentira!

Biológicamente no hay personas más o menos preparadas para las matemáticas o con cierta cantidad de talento. Simplemente las habilidades se construyen, se trabajan, se forjan, pero nada tienen que ver con una condición intrínseca de unas personas sobre otras.

De esta manera, si quieres ser un/a maestro/a de las matemáticas, sólo basta con trabajar de manera disciplinada, rigurosa y perseverante.

Tercero: Rol de las/os profesoras/es

Tener éxito en matemáticas implica aprovechar cada momento en que exista la oportunidad de aprender y ejercitar. Por ello, las horas que se dedican al interior de una sala de clases con un docente en frente, ya sea en el sistema escolar o de educación superior, deben ser aprovechadas al máximo.

Para ello es fundamental la atención y disposición a aprender. Aprovecha de preguntar todo lo que no te quede claro, no sientas vergüenza si tienes que preguntar una y otra vez algún tema que no te quede claro, pues la profesora o el profesor con gusto volverá a explicarlos todas las veces que sea necesario.

Además, intenta siempre repasar el contenido previo a cada clase, pues así puedes llevar las dudas que te han quedado pendientes, ejercicios que no pudiste realizar, o también, temas en los que quieres profundizar.

Si a pesar de la explicación de tu profesor o profesora, la materia no te queda clara, se le puede preguntar a alguna compañera o compañero de curso. Siempre hay alguien que comprende un poco más que una o uno, sólo basta ir a preguntar, ya verás que te puedes topar con una gran experiencia: ¡a veces las explicaciones de nuestras amigas y amigos son más digeribles que las de nuestros/as profesores/as!

Pizarrón con ejercicios matemáticos ¡Sácale provecho a tu profe!

¿Qué pasa si no entiendo nada en mi sala de clases?

¡Siempre hay otras posibilidades! No hay que desanimarse ni mucho menos creer que nunca aprenderás matemáticas.

Cuando no estemos logrando resultados con nuestro profesor o profesora de aula, se puede contar con clases particulares. Las ventajas de este tipo de enseñanza es que es personalizado, por lo que la docente o el docente adapta la metodología a las necesidades y potenciales de cada estudiante.

Cuarto: Planificación

Para ordenar tu tiempo y los contenidos a abordar, es recomendable identificar el temario de las unidades que serán evaluadas y recopilar todo el material de apoyo, sean estos PPT, guías, fotocopias, libros, evaluaciones anteriores, entre otras.

Ya teniendo relacionado el temario con el material de apoyo, podrás dividir el estudio según el tiempo con el que cuentas. Jerarquiza los temas que más te cuestan y dedícales más tiempo.

Anímate a realizar calendarios, ¡usa colores e incluye mensajes motivacionales! A veces sube el ánimo recordar el objetivo por el que estamos estudiando.

Quinto: El estudio parte por las bases teóricas

El punto de partida en el estudio son las bases teóricas. Para esto debes contemplar comprender bien lo siguiente:

  • Terminología
  • Conceptos
  • Teoremas
  • Reglas
  • Fórmulas y sus demostraciones

Con estos elementos claros, la ejercitación y resolución de problemas se hará mucho más sencilla.

Preocúpate de darte tiempo para comprender bien esto. Puedes usar herramientas y metodologías que te simplificarán el estudio:

  • Realiza resúmenes donde sintetices los elementos básicos
  • Haz esquemas con los teoremas y fórmulas
  • Construye fichas con simbología, dibujos y términos
  • Arma un listado con el vocabulario matemático
  • Realiza un listado de los temas que más te cuesta entender

Todo esto te puede ayudar a fortalecer las bases del conocimiento en matemáticas, subir tus notas, y mucho mejor aún: ¡podrás profundizar en todos los temas!

Recuerda que todo este material que construirás te servirá para estudiar en el tiempo. La re-lectura de ellos te simplificará el estudio, usarás menos tiempo y refrescarás rápidamente los contenidos.

Sexto: ¡Empecemos con el ejercicio!

Para finalizar los pasos anteriores y lograr el objetivo de subir tus notas, hay que destinarle tiempo y dedicación a la última parte: la ejercitación.

Un buen mecanismo es realizar lo siguiente:

  • Haz nuevamente todos los ejercicios revisados en clases, guías y libro
  • Repite las evaluaciones de años anteriores
  • Identifica todos los ejercicios en los que cometiste errores y vuelve a repetirlos
  • En caso que quieras profundizar aún más, busca ejercicios en internet

Con todos estos pasos podrán, sin duda, mejorar tus resultados. Ordena tu tiempo, concéntrate en trabajar y verás los resultados. Te recomendamos que revises nuestra guía completa sobre para ser el o la más seco o seca en matemáticas: leela aquí.

Te sorprenderás con tus nuevas calificaciones. Con todos estos consejos te graduarás con éxito.

Compartir

Nuestros lectores adoran este artículo
¿El artículo contiene la información que buscabas?

¿Ninguna información? ¿De verdad?Vale, intentaremos mejorar con el próximo¿La media? ¡Uf! ¿Un poquito más?Gracias. Haz tus preguntas en los comentarios¡Un placer ayudarte! :) (Sé el primero en votar)
Cargando…

Dejar un comentario

avatar
wpDiscuz