El yoga, en sus diferentes variantes y tipologías, es practicado por 500 millones de personas en el mundo. Dentro de su práctica entran muchos factores: Desde la correcta ejecución de los asanas, los principios de alineación, el pranayama o respiración para el grounding y ejercicio meditativo y los valores y principios ejercitados por esta milenaria disciplina.

Con tantos elementos a considerar, podemos pensar que la vestimenta que elegimos para hacer nuestra práctica es algo secundario, ¡pero no hay que caer en este error! Después de tomar tu primera clase de yoga, seguramente te darás cuenta de que no es todo respirar y relajarse, sino que de hecho sudas, ¡y mucho!

Dependiendo del tipo de yoga que hagas -si es uno más dinámico o uno más meditativo -deberás mantener posiciones de inversión, equilibrio o torsión, y para que puedas hacerlo cómodamente (y también para que tu instructor o instructora pueda corroborar que estás ejecutando la postura en el modo adecuado -necesitarás de equipamiento especial para el yoga.

En pocas palabras, la ropa de la mujer yogui deberá ser cómoda, transpirable y adaptada a tu estilo, para que no solo tengas un equipo práctico para ejecutar tus asanas, sino que también tu personalidad se vea reflejada en tus ejercicios diarios o semanales.

¿Estás lista para armarte con una vestimenta de yoga perfecta y accesible? Aquí te contamos cuáles son los componentes básicos y sus características.

La parte de arriba: Cómo debe ser un top de yoga

Mujer meditando frente al mar
¿Top de yoga o sostén deportivo? ¡Depende de ti! Pero ojo con estas características básicas

La tentación de usar tu ropa de diario -la que utilizas para ir al gimnasio o al supermercado -es grande. Pensarás que, si un buzo o un polerón te sirve para salir a trotar, perfectamente puede servirte para hacer yoga.

Si usas una camiseta como la que usas cotidianamente, experimentarás algunas incomodidades:

  • Como durante el yoga se transpira, podrías dejar malos olores en una tela poco transpirable, además de las marcas de sudor en las axilas que te podrían desconcentrar de tu práctica.
  • Una camiseta recta poco ajustada, se te subirá durante las inversiones hasta la cabeza, entorpeciendo tu respiración.

Una correcta parte de arriba para practicar el yoga puede venir en dos formatos:

  1. Un top sin mangas, ceñido al cuerpo pero no lo suficientemente ajustado para impedirte respirar con fluidez
  2. Un sostén deportivo o sujetador, que será especialmente conveniente para los meses de más calor, para las que practican yoga Bikram y para quienes no les molesta ni incomoda mostrar su abdomen.

Hay poleras deportivas que traen el soporte para el busto integrado, ¡esta también es una muy buena opción si encuentras la talla para ti!

Paula cristina
Paula cristina
Profesor de Yoga
5.00 5.00 (1) $10.000/h
¡1a clase gratis!
Macarena
Macarena
Profesor de Yoga
$10.000/h
¡1a clase gratis!
Dhanraj kaur
Dhanraj kaur
Profesor de Yoga
$20.000/h
¡1a clase gratis!
Kari
Kari
Profesor de Yoga
5.00 5.00 (5) $10.000/h
¡1a clase gratis!
Pamela
Pamela
Profesor de Yoga
5.00 5.00 (10) $8.000/h
¡1a clase gratis!
Ligia
Ligia
Profesor de Yoga
$8.000/h
¡1a clase gratis!
Sandra
Sandra
Profesor de Yoga
5.00 5.00 (7) $15.000/h
¡1a clase gratis!
Daniela
Daniela
Profesor de Yoga
$5.000/h
¡1a clase gratis!

La parte de abajo: Leggings, pantalones o shorts de yoga

Posición de la bailarina
Si eliges unos leggings de yoga para tus prácticas, ¡aprovecha la enorme variedad de estilos, estampados y colores para mostrar tu personalidad!

El pantalón de yoga te permite muchas más opciones que los top. Pueden ser ceñidos, estilo patas; shorts elásticos, como las calzas que usabas bajo la falda en el colegio, o pantalones anchos abombachados, que se cierren como puños en los tobillos o pantorrillas.

Un pantalón ancho y respirable es muy cómodo para practicar yoga, ya que las partes de tu cuerpo que tienen que ser más visibles en las torsiones y la respiración están en el tren superior del cuerpo.

Los artículos que no son aconsejables son:

  1. Leggings negros básicos (los que usas en invierno como primera capa o para cubrir tus piernas cuando usas falda en invierno). Estas prendas suelen estar hechas con telas que tienden a transparentarse, y cuando haces un estiramiento hacia adelante, de pie y alcanzando los dedos de tus pies (lo que en el yoga Hatha, Ashtanga y Vinyasa se hace en muchas secuencias), seguramente la tela al estirarse dejará ver la ropa interior. Si esto es algo que te va a distraer, mejor opta por leggings deportivos o yoga pants de buena calidad.
  2. Buzos: La tela del buzo no es tan respirable y adaptada a la transpiración, además de que suelen ser abiertos en la parte de abajo. El material tenderá a plegarse y moverse, cortando la fluidez de tus movimientos. Si la tela de pone debajo de tus pies, podrías tropezar y hacerte daño, por lo que te recomendamos dejar tus buzos estar cómoda en casa o hacer otro tipo de deportes.
  3. Pantalones de jogging: Si tienes un pantalón ceñido y con tela que no se transparenta, revisa que tenga algún tipo de goma en la cintura que impida que se te bajen durante la práctica. Los pantalones de jogging no suelen tener esto incorporado, por lo que te aseguramos que adquirir unos nuevos con un poco de adherencia en al cintura o cadera, será un inversión que valdrá la pena.

Además de estas características, los pantalones de yoga -sean patas, calzas o bombachos -suelen tener la cintura alta para dar más soporte al core o centro de energía, ubicado en el estómago, y para darte mayor comodidad durante los movimientos.

Finalmente, los yoga pants son también muy variados en estampados y diseños, ¡deja de tu vestimenta de yoga hable por ti! Con lo difundida que está esta disciplina, la oferta de diseños es muy grande y sin duda te divertirás probándote las diferentes opciones.

¿Qué tipo de ropa interior conviene utilizar cuando practico yoga?

Posición del triángulo
El secreto de la ropa interior perfecta para el yoga, es elegir modelos y telas que te hagan olvidar que la llevas puesta

Si como parte de arriba optas por un sostén deportivo o un top con sujetador integrado, al menos esta parte ya la tienes resuelta.

En lo que refiere al calzón, no existen reglas ni estándares más que optar por una tela suave que no genere irritación con el sudor y el roce, y que sea del tipo que más cómodo te resulte según tus preferencias.

Puede ser un hotpant, un colaless o una pantaleta; lo importante es que se te olvide que la llevas puesta.

Una buena recomendación para hacer más fácil tu elección, si ya sabes cuál es el tipo de ropa interior que te hace sentir más cómoda, es buscar telas y productos que sean consistentes con los principios del yoga. Si te aseguras que la marca tenga políticas justas de trabajo y produzca con modelos amigables al medio ambiente, te sentirás mucho más satisfecha.

El algodón orgánico, por ejemplo, utiliza un 60% menos de agua que el algodón tradicional. ¡Anímate a combinar cuerpo, mente, espíritu y conciencia ambiental!

Props: ¿Cuáles son las cosas que debo llevar conmigo a mi primera clase de yoga?

Calcetines de lana
Un par de calcetines abrigaditos te harán mucho disfrutar mucho más el savasana. Haz meditaciones largas sin sentir frío en tus pies

Una gran ventaja de la vestimenta del yoga es que, si bien te demanda una inversión, no necesitas calzado especial, lo que implica regularmente el mayor gasto. Puedes practicar descalza o con calcetines, y el resto de cosas que necesitas (descontando el mat de yoga, sobre el que puedes leer en nuestros artículos relacionados -y las correas, bloques y otros accesorios que probablemente tendrán en la escuela a la que asistas), son muy básicas y están presentes en todos los hogares.

Para asistir a las clases de yoga, te recomendamos llevar contigo:

  • Pañuelitos, especialmente en invierno. Si tienes un poco de congestión nasal no podrás respirar adecuadamente y aprovechar todos los beneficios del yoga.
  • Toallas higiénicas, tampones o copa menstrual, para evitar manchas en tu ropa cuando estás menstruando (y para ayudar a alguna compañera si le viene la regla durante la clase).
  • Una botella con agua para mantenerte hidratada.
  • Un colet, pinches o un cintillo que te sirva para mantener el pelo fuera de tu cara.
  • Un par de calcetines; aunque prefieras practicar descalza, un par de calcetines mantendrá tus pies temperados durante la meditación final (hacer el savasana con los pies enfriándose no será provechoso).
  • Polainas, que te ayudarán a conservar el calor de los tobillos y -de consecuencia -regular la temperatura de tu cuerpo durante los meses más helados.
  • Un polerón para el final de la práctica. Busca uno sin capucha para que puedas ponértelo en la meditación (que suele hacerse acostándote boca arriba) sin que te moleste en la zona de la nuca.

¿Estás buscando vestuario de yoga para hombre? ¡Lee nuestro artículo relacionado!

 

¿Necesitás un/a profe de Yoga?

¿Te gustó este artículo?

0,00/5, 0 votes
Cargando…

Isidora

Soy Periodista y Licenciada en Artes y Humanidades, con experiencia en comunicaciones mediales y corporativas. Me interesan especialmente los temas de arte y cultura.