Clases particulares Idiomas Música Apoyo escolar Deporte Arte y ocio
Compartir

Consejos y ejercicios para preparar tu siguiente clase de francés

Publicado por Virginia, el 25/09/2019 Blog > Idiomas > Francés > ¿Cómo ir preparado a tu clase de francés?

En la época en la que vivimos son muchas las ventajas de manejar dos o más idiomas pero, al mismo tiempo,  el proceso de aprendizaje está cargado de desafíos. Ya sea porque quieres conocer una nueva cultura o porque buscas diversificar tus opciones académicas o laborales, estudiar otro idioma implica siempre un nivel compromiso importante ya que es fundamental ser constante a la hora de estudiar y practicar, no por nada muchos expertos recomiendan entran en la dinámica de la inmersión total.

¿Estas estudiando francés y quieres sacarle el máximo provecho a tus clases? Independiente cual sea el formato que hayas elegido para aprender este idioma, en este articulo encontrarás una serie de consejos y actividades que te ayudarán a mejorar tu desempeño mientras esperas tu siguiente clase.

Razones para aprender francés

 Ya hemos mencionado que las ventajas de aprender un idioma, sobre todo en el mundo globalizado y multicultural de hoy, son bastantes. En el caso particular del francés es un obligado si tienes interés en carreras como las Ciencias Políticas o Relaciones Internacionales, esto debido que junto con el inglés, el francés es el idioma de las relaciones diplomáticas. También es particularmente relevante en carreras del área del turismo y la hotelería, pero sobre todo en carreras del área relacionadas con gastronomía internacional, lo que se explica fácilmente al hablar sobre el sofisticado y único estilo culinario francés.

Ahora bien, independiente del área de estudios son muchas las razones para aprender francés en la época universitaria, ya que te abre las opciones de intercambio en el viejo continente, que se caracteriza, entre otras cosas, por su gran tradición en diversos temas como las ciencias exactas, ingeniería, arquitectura, historia y arte. Pero incluso si los motivos académicos o profesionales no son suficientes para ti, el atractivo turístico de ciudades París y Bruselas es imposible de desconocer. Saber el idioma siempre te abre las puertas para conocer nuevas culturas en mayor profundidad y libre de intermediarios.

Los íconos de París son solo una de tantas razones para aprender el idioma. Ya sea para tener una mejor experiencia turística o para seguir estudios en países francopartantes, hay muchas razones para elegir aprender francés.

Las dificultades que aparecen al estudiar francés

Muchos creen que aprender francés resulta más fácil que aprender inglés cuando se parte desde el español, esto debido a la cercanía en entre ambos idiomas, sin embargo el francés esta lejos de ser un idioma sencillo y es bastante exigente en cuanto a pronunciación y ortografía.

Una de las principales dificultades cuando se aprender francés es pronunciar correctamente los fonemas nasales y que no son necesarios a la hora de hablar español. A esto se suma que cuando se lee en francés existe una gran cantidad de combinaciones de letras cuya pronunciación pareciera no tener relación alguna con lo que está escrito. Solo por dar un ejemplo, no es lo mismo una «e» escrita con acento grave («é»), que con acento agudo («è»), a lo que se suma la pequeña particularidad de que en muchos casos la «e» a final de palabra ¡no se pronuncia! A todo esto hay que sumar el hecho que en el francés existen muchas formas distintas de señalar las palabras en plural, así como también para distinguir los géneros femenino y masculino. ¿Ventajas para quienes hablamos español? Te alegrará saber que el francés tiene menos tiempos verbales que el español.

En cualquier caso, ¡no queremos que te desanimes! Así  que a continuación te contamos como puedes hacerle frente a todas estas dificultades y desde ya te aseguramos que en el camino habrá muchas satisfacciones.

Lo primero: El alfabeto

 Quizás esta recomendación te parezca un poco escolar, pero no por nada una de las primeras cosas que se aprende en la escuela es el alfabeto. En el caso del francés parte de entender la gramática y su pronunciación pasa por aprenderse el alfabeto. Afortunadamente no existen grandes diferencias, de hecho las cinco vocales suenan bastante similar, pero con la salvedad de los acentos. Se pueden distinguir cinco tipos de acentos: Agudo «´»; Grave «`»; Circunflejo «^»; la diéresis «¨»; la cedilla «ç». Sí, comprender el alfabeto es más complejo de lo que parece, pero insistimos, es fundamental para entender las reglas gramaticales del francés.

Para hablar francés hay aprender de acentos y apostrofes Una diferencia importante entre el español y el francés es el uso de apostrofes y distintos tipos de acentos.

Constancia por sobre todas las cosas

 Si estas recién comenzando a aprender francés quizás te parezca que el alfabeto y todos sus acentos son bastante complejos, pero la verdad es que solo es cosa de hábito y costumbre. Independiente de si estas aprendiendo en un centro de idioma especializado o en clases particulares de francés, cuando haces de la práctica parte de tu rutina el aprendizaje es mucho más rápido y eficaz. Te recomendamos que busques un momento del día para practicar y repasar cada cosa nueva que hayas aprendido en tu clase. A menos de que tengas clases varias veces a la semana, esperar hasta tu clase siguiente solo hará tu proceso de aprendizaje más difícil. Sabemos que encontrar un curso en un horario que te acomode o encontrar al profesor de francés adecuado no es siempre una tarea fácil y que al mismo tiempo, el costo por una clase de francés puede significar un esfuerzo monetario importante, es por esto que queremos que le saques el máximo provecho a tus clases, independiente del formato que hayas elegido, pero para ello es necesario que pongas de tu parte incluso fuera de las clases y todos los días.

Inmersión Total

Dos palabras bastante escuchadas si de aprender idiomas se trata. Para aprender un nuevo idioma es que es necesario cambiar tu estructura mental y el proceso es más rápido cuando te enfrentas a estímulos en francés constantemente. Cuando hablamos de inmersión total nos referimos a que te expongas todo lo que puedas a esta nueva lengua. Acciones tan simples como cambiar el idioma de tus correos y tus teléfonos, son un primer paso. Si te gustan las series y películas, entonces te invitamos a explorar el cine francés o repetir tus series favoritas pero esta vez en este nuevo idioma y por suerte para ti, las series más famosas también están dobladas al francés. Si ya superaste el nivel básico en este idioma,  entonces puedes continuar leyendo prensa en francesa o suiza, escuchar un nuevo podcats o releer tu libro favorito francés. Y si tienes un poco más de tiempo, entonces toma nota de las frases y expresiones nuevas.

Atrévete a practicar tu pronunciación

 La pronunciación suele ser uno de los aspectos más difíciles a la hora de aprender un nuevo idioma, sobre todo en el caso del francés donde la colocación nasal de algunos fonemas es bastante diferente a lo se suele ejecutar al hablar en español. Realmente sentirás envidia de todos quienes aprendieron francés cuando iban en el colegio, porque desarrollar esta habilidad conlleva varias frustraciones, pero lo cierto es que la única forma de aprender e incorporar la forma correcta de pronunciar es practica y practicar. Para ello puedes apoyarte de aplicaciones como Busuu o Duolingo, que se caracterizan por hacer del aprendizaje del idioma una actividad lúdica y sencilla, pero muy efectiva como complemento, ya que además te incentiva a practicar todos los días.

¿Conoces algún francés o belga que esté de paso por el país? Entonces atrévete a hablar con él, aprende de él y de sus correcciones, no tengas miedo a equivocarte en el camino.

Aprender en un idioma implica aumenta nuestro vocabulario. Para sacar máximo provecho a tus clases de francés es importante ser constante practicando pronunciación, ortografía y aumentado el vocabulario.

Escribe, compara, relaciona y memoriza

La ortografía y las conjugaciones verbales del francés hacen de su aprendizaje un proceso complejo, pero para hacer frente a esto no hay mejor técnica que echarle mano a la escritura. Tener un cuaderno para practicar conjugaciones, tiempos verbales y pronombres es muy útil. ¿Se te viene a la mente ese castigo de algunos profesores en el cual tenías que escribir 100 veces una misma frase? ¡Funciona! Como castigo y como ejercicios de memorización. Es por eso que te aconsejamos ¡Repite tanto como puedas!

Bueno, tampoco queremos agobiarte, así que si quieres hacer algo menos monótono entonces puedes descansar de las listas y aprovechar de traducir frases, articular ideas, comparar y hacer mapas mentales, por su puesto, todo en francés. Muchos aconsejan además tomar nota y memorizar al menos 5 palabras nuevas por día para así aumentar tu vocabulario, en este punto es importante no perder de vista que aprender un idioma no es solo pronunciar y escribir.

Quizás te parezca que aprender un idioma implica mucho tiempo y esfuerzo ¡Es cierto! pero una vez que te acostumbras al ritmo y empiezas a ver tu propio progreso te das cuenta que vale la pena la inversión de tiempo y dinero ¡No olvides que los beneficios son múltiples! Invertir en tu propia formación siempre tiene retribuciones en el corto y largo plazo.

Compartir

Nuestros lectores adoran este artículo
¿El artículo contiene la información que buscabas?

¿Ninguna información? ¿De verdad?Vale, intentaremos mejorar con el próximo¿La media? ¡Uf! ¿Un poquito más?Gracias. Haz tus preguntas en los comentarios¡Un placer ayudarte! :) (Sé el primero en votar)
Cargando…
avatar