Clases particulares Idiomas Música Apoyo escolar Deporte Arte y ocio
Compartir

Excelentes recomendaciones para tus estudios de latín

Publicado por Virginia, el 31/10/2019 Blog > Apoyo escolar > Latín > 5 consejos para aprender latín con mayor rapidez

En la actualidad ya nadie cuestiona la utilidad que tienen saber hablar más de un idioma, no por nada ha aumentado considerablemente la oferta de cursos de idioma y en diferentes formatos. Del mismo modo cada vez es más usual encontrarse con personas que estudian inglés, alemán, italiano o chino, sin embargo, es menos recurrente encontrarse con personas que estén estudiando idiomas clásicos como los son el griego y el latín.

Para muchos no es necesario que el conocimiento mismo sobre un idioma deba tener alguna utilidad, hoy no es discutible que el latín es la lengua madre de las lenguas romances como el portugués, el español, el francés, el italiano y el rumano, por lo tanto el aprendizaje del latín facilita la comprensión y la profundización de los idiomas europeos. Aprender latín no solo es muy útil para los fanáticos de la etimología sino que también es un obligado para quienes optan por seguir estudios en temas como la filosofía y la teología, además de ser de gran interés para quienes estudian historia o derecho.

¿Quieres aprender latín? ¿Estás recién comenzando tus estudios de este clásico idioma? Si este es tu caso, aquí te dejamos algunos consejos para que tu aprendizaje sea más fluido y significativo.

1) La constancia es fundamental

Aprender un idioma siempre es un proceso relativamente largo, complejo y que trae consigo el desarrollo de las 4 habilidades lingüísticas: Leer, escribir, hablar y escuchar. En el caso del latín además, las declinaciones de adjetivos, sustantivos y pronombres forman parte de un sistema bastante complejo pero al mismo tiempo determinante a la hora de manejar el idioma con fluidez.

Es cierto que cada idioma tiene sus dificultades en particular y por lo mismo, para cualquier lengua que se quiera aprender es necesario ser muy constante en los estudios. Si has tenido la oportunidad de acceder a un curso de latín en tu colegio, en la universidad o en algún centro de idioma, lo usual es tener clases una o dos veces por semana, sin embargo esa frecuencia dista mucho de lo recomendado. Es más, lo que se suele recomendar es tener un inmersión total en el nuevo idioma que se desea aprender, en este caso, nos referimos a rodearte de tantos estímulos en latín como te sea posible.  Esto te permitirá practicar constantemente tu lectura, escritura, pronunciación y tu oído.

¿Qué puedes hacer para complementar tus clases? Lo que te sugerimos es que adecues tu rutina y la organices de manera tal de tener un tiempo de práctica todos los días. No es necesario que estudies un par de horas todos los días, bastará con que le dediques unos 20 minutos a repasar la clase anterior, leer alguna noticia en latín, aprender vocabulario y varias otras alternativas que te mostramos a continuación. En este punto vale la pena aclarar que es mucho más eficiente estudiar 20 minutos todos los días que 140 minutos un día a la semana, no por nada dicen que la práctica hace al maestro.

2) Aprende vocabulario nuevo todos los días

Vale la pena preguntar qué se debe aprender primero al aprender latín, si gramática -porque es más compleja- o vocabulario. Si bien, algunos opinan que es mejor aprender vocabulario, porque independiente de la gramática, conocer algunas palabras ya te permite comunicar ideas, a nuestro modo de ver, puedes aprender ambas de manera paralela y complementaria (todos podemos caminar y mascar chicle al mismo tiempo ¿o no?).

Diccionario con significados del palabras en latín. Es muy recomendado cuando se estudia un idioma aprender palabras nuevas todos los días.

Lo que te sugerimos es que te pongas la meta de aprender una determinada cantidad de palabras nuevas al día o a la semana. Puedes partir con 3 palabras al día y luego ir aumentando progresivamente. Puedes ir llenando tu propio diccionario con las palabras que vas aprendiendo y usar una libreta para repasar en tus tiempos muertos (como los viajes transporte público) o en tus tiempos libres. Algunos dicen que repasar vocabulario antes de dormir es una excelente estrategia de memorización. Puedes partir por palabras que sean temas de interés para ti o traducir tus quotes favoritas, lo cierto es que para aprender vocabulario basta con un diccionario online, mucho más simple que aprender declinaciones o conjugaciones, por lo que podrás avanzar en el aprendizaje del idioma de manera 100% independiente.

3) Aprovecha los diferentes formatos para presentar y ordenar la información

Es cada vez más recurrente en el mundo de la educación escuchar sobre la teoría de los inteligencias múltiples y el diseño universal de aprendizaje (DUA). Al parece los últimos estudios sobre educación y neurociencia  han mostrado que, en general, para cualquier tipo de conocimiento y proceso de aprendizaje resulta muy útil diversificar los formatos, actividades y ejercicios durante las clases.

En esta misma línea te sugerimos que aproveches diferentes formatos para trabajar los contenidos que quieras aprender sobre latín, es decir, que aproveches tanto textos como imágenes, dibujos, esquemas, mapas mentales o de relaciones así como también música para trabajar tanto vocabulario, entrenar tu pronunciación y tu audición, lectura y escritura.

Tarjetas de ejercitación vocabulario. Una técnica interesante para practicar de manera más lúdica es usar tarjetas de vocabulario.

4) Fortalece tu memoria creando tus propias mnemotecnias

Aprender un idioma puede ser un proceso largo y tedioso, pero si inventas tus propias mnemotecnias -frases o acrónimos que te permiten crear vínculos con otra información para recordar cosas- podrás aprender latín de manera más entretenida y, de paso,  desarrollar tu capacidad creativa. ¿Recuerdas el clásico PaPoMuDAS de matemática? ¿Por qué no llevar está técnica a tu aprendizaje del latín?

El latín es la lengua materna del español, y también de varios otros idiomas, por lo que se comparten varias raíces etimológicas, de modo que crear mnemotecnias no será tan complejo como parece y te permitirá, además de favorecer tu memoria, conocer mejor tu lengua materna.

¿Qué tipo de mnemotecnias puedes crear? Puedes inventar historias mentales que incluyan conjunciones subordinadas, pronombres personales y adjetivos. Puedes también tener un mural para llenar con post-its con vocabulario, crear tus propias tarjetas con imágenes y las palabras que más te cueste memorizar, o bien, realizar ejercicios metales más sencillos como relacionar palabras y sonidos, con lugares, gestos faciales o movimientos.

5) Repite todo lo que puedas

En esto seremos bastante insistentes, la práctica constante es realmente indispensable para aprender latín, sobre todo porque el hecho de compartir varias raíces con el español puede ser un arma de doble filo: si bien la similitud podrá ayudarte a recordar con mayor facilidad algunas palabras, cuando cometes un error muchos pueden interpretar lo que quieres decir, lo que sin duda ayudará a que otros te entiendan, pero hará más difícil que puedas hablar el latín con precisión. Es por eso que es importante repetir constantemente tanto vocabulario en general, como verbos y sus diferentes conjugaciones, pronombres, adjetivos y adverbios.

Escrito antiguo en latín. El latín tiene una relevancia histórica importante no solo por su antigüedad si no porque da origen a muchas lenguas actuales.

Los trabalenguas, poemas o refranes son muy útiles en este tipo de ejercicios de repetición , ya que dada su acotada extensión pueden servir para practicar vocabulario y pronunciación, además de ser bastante interesantes en su contenido. En el caso de los pronombres y conjugaciones te recomendamos escribir las tablas de conjugaciones y diferentes esquemas con oraciones que involucren diferentes elementos. Lamentablemente, no puedes ahorrar en repetir, pronunciar y escribir a la hora de aprender un idioma ¡pero no por eso debes hacerlo de manera aburrida!

Bonus: La tecnología puede ser una gran aliada        

No hay que perder de vista que en la actualidad la tecnología digital llegó para quedarse pero también para facilitarnos la vida, lo que también aplica si de aprendizaje de idioma se trata. Hemos enfatizado en este artículo en la importancia de ser muy constante en el estudio de un idioma para alcanzar la fluidez en menos tiempo ¿Pero cómo puede lograrse sin caer en la rutina? Bueno, una forma interesante para mantenerte activo es aprovechar las plataformas web para aprender latín y las aplicaciones para smartphones disponibles. Si se trata de aprender una nueva lengua ¡nunca sobran los recursos! Independiente si son análogos o digitales. Además otra ventaja de este tipo de recursos didácticos es que muchos de ellos son gratuitos ¡No tienes mucho que perder! Así que busca la aplicación que más te acomode y sácale el máximo provecho.

Compartir

Nuestros lectores adoran este artículo
¿El artículo contiene la información que buscabas?

¿Ninguna información? ¿De verdad?Vale, intentaremos mejorar con el próximo¿La media? ¡Uf! ¿Un poquito más?Gracias. Haz tus preguntas en los comentarios¡Un placer ayudarte! :) (Sé el primero en votar)
Cargando…
avatar