Clases particulares Idiomas Música Apoyo escolar Deporte Arte y ocio
Compartir

Cómo preparar bien tus clases de alemán

Publicado por Pilar, el 04/07/2019 Blog > Idiomas > Alemán > Cómo sacarle provecho a tus clases de alemán

Una vez que tomes la decisión de tomar clases particulares, tendrás que tomar en cuenta que el trabajo depende de dos partes: el profesor y su estudiante.

Tal vez no has podido viajar a estudiar alemán a Europa, o piensas que estudiar solo a través de internet no es suficiente para ti. Es por eso que te interesa tomar clases particulares. Está en tus manos sacarle provecho a esta oportunidad.

Te puede parecer complicado estudiar alemán, cuando a simple vista no se parece en nada al español. Sin embargo un profesor sabrá darte las pistas para orientarte en el mundo de esta lengua. Se adaptará a tu perfil y a tu nivel, y no te vas a dar ni cuenta cómo, clase a clase, vas avanzando.

Aprovecha la instancia de las clases. Toma disciplina, regularidad, organización. Pero aprender alemán tiene sus recompensar, ya verás los resultados. Acá van algunos consejos para que tomar clases no sea en vano y tú también pongas de tu parte.

Acá encontrarás mayor información sobre buscar un profesor de alemán en Chile.

Poner atención y ser disciplinado durante las clases

Pon atención durante las clases. Es fundamental para que puedas aprender el alemán. Según estudios, el 80% del aprendizaje se hacen durante las horas de clases.

Digamos que tomaste clases intensivas de alemán como lengua extranjera, ya sea para preparar un examen oficial de alemán o quieres repasar para tus cursos del colegio.

Si tienes problemas para quedarte quieta en un lugar, quizás vas a tener que comunicárselo a tu profesor para tomar las mejores decisiones posibles.

Encuentra clases gratuitas de alemán Si vas a recibir un profesor en tu casa, te recomendamos preparar el espacio.

Es importante que para tomar clases debes estar en buena salud mental y física. Debes prepararte igual que todo estudiante que no quiere caer ante el estrés. Comida saludable, realizar ejercicio, dormir bastante durante la noche (se recomienda mínimo 4 horas y máximo 11). Te puede parecer exagerado, pero hay mente sana en cuerpo sano. Te facilitará un montón el aprendizaje.

Otra opción es ejercicios de respiración. Estos se pueden hacer en todo momento y lugar, sólo requieres un poco de concentración. Esperando a tu profesor de alemán, por ejemplo. Ayudan a tu relajación y concentración antes de las clases.

Cuando vayas a estudiar se recomienda apagar el celular, el computador, la televisión y cualquier otro tipo de distracción, especialmente relacionado con las redes sociales, que mantienen tu cerebro activo sin que te des ni cuenta.

Esos ingredientes son los que te ayudarán a presentarte a un ambiente ideal de clases de alemán. Tu atención se dirige, así, exclusivamente a tu profesor y sus enseñanzas.

Una de las normas de gramática más difíciles de aprender en alemán, es el tema de las declinaciones. Para eso requieres poner toda la atención del mundo.

Debes también cuidar tus materiales de clases. Pon atención a tus cuadernos, usa colores para subrayar y destacar. ¡Así te van a dar más ganas de revisarlos!

Poner mucha atención también te ayuda a mejorar la pronunciación del alemán; pondrás ojo en los detalles cuando converses con alguien.

Tu profesor también se va a percatar de tu rigor y tu atención. Si te ve motivado por aprender, más se implicará en tu aprendizaje.

¿Te gustaría saber dónde tomar clases de alemán en Chile?

Haz todas las preguntas que creas necesarias

 ¡Para eso está tu profesor ahí!

Quizás tu profesor no lo sepa todo, pero hará el esfuerzo por ayudarte a mejorar y responder a tus cuestionamientos.

¿Tienes preguntas sobre vocabulario? ¿Quizás escuchaste una expresión típica alemana y no la entendiste? ¿No entiendes los ejercicios que te dio para practicar? ¡Pregúntale! No existen preguntas tontas. Si has invertido dinero para aprender, es necesario que lo hagas rendir.

Si tu objetivo es aprender, es importante que hagas rendir esa hora de clases. Si participar y haces que la clase será interactiva, se va a ir grabando toda la nueva información en tu cabeza. ¡Desempeña con entusiasmo tu rol de estudiante! Es importante que participes.

Tomar clases de alemán también es una excelente oportunidad para aprender más sobre Alemania y su cultura. Pregunta sobre su historia, sus ciudades, sus costumbres. Si se trata de un profesor nativo alemán o de un chileno que haya aprendido el idioma, es muy probable que conozca bien ese país, ya que muchos han viajado a estudiar allá. En las clases también pueden comunicar estos conocimientos.

¿Te atreverías a realizar estas preguntas en alemán? ¡Inténtalo! Tú puedes lograrlo y aprovechas de practicar un poco.

Seguramente tu profesor de alemán siente pasión por enseñar. Es su oportunidad de traspasar un conocimiento relevante y entretenido.

Descubre cuánto cuestan las clases de alemán.

Pide un balance de la clase

El profesor tiene el deber de irte informando cómo vas avanzando clase a clase.

Algunos profesores lo sugieren por iniciativa de ellos. Pero si no es el caso, debes saber que tú mismo se los puedes pedir. Se trata de un balance personalizado después de cada clase y que te servirá como guía para saber cuáles son tus puntos débiles y fuertes.

Este resumen que te envía el profesor, debe incluir algunas palabras de vocabulario que tienes que repasar, las lecciones que debes realizar en casa y los puntos que debes mejorar en tu expresión oral.

Debe mostrarte los aspectos que has aprendido bien y aquellos que debes mejorar; los objetivos que ya has cumplido y los que no.

Este balance te puede resultar de mucha ayuda para tus clases de alemán. Te permitirá saber cuánto has avanzado clase a clase. Así ya sabrás que aspectos debes mejorar, cuántos ya han sido tus nuevos conocimientos y hacia dónde irán dirigidas las próximas clases.

¡Así también te vas a mantener motivado!

Cuando uno está comenzando a estudiar alemán, todo parece muy nuevo y difícil y cuesta saber exactamente cuáles han sido los avances. Si tienes una opinión externa, es más fácil tener una medición objetiva y clara. Especialmente si es realizada por un profesor de alemán.

Te vas a mantener con ganas de aprender y mejorar en tu aprendizaje del idioma alemán.

Revisa día a día lo que has aprendido

Seguramente has escuchado esto antes: debes revisar tus cuadernos después de las clases. Si ya llevas años trabajando y olvidaste esta norma, te la tenemos que recordar.

Si tomas estas clases solo para darte un gusto, pero de todas maneras quieres aprender algo nuevo, ¡revisa tus lecciones clase a clase! Como se había mencionado, 80% se aprende durante las clases, pero ¿dónde estará el otro 20%? Es el trabajo en casa y tu disciplina.

En tu vida cotidiana tienes que ir repasando clase a clase lo que estás aprendiendo en las clases particulares de alemán. Revisa tus fichas, te van a ayudar a reconocer en qué nivel van tus conocimientos.

Realiza ejercicios clase a clase. Puedes repasar gramática, conjugación de verbos y vocabulario en general.

Así como en el deporte, en los idiomas también tienes que entrenar. Al principio sufres y tienes dolores. Tu cuerpo está deshabituado. Pero cuando empiezas a hacer ejercicio regularmente, llega el placer.

A tu cerebro le pasa lo mismo. Por eso, al principio cuesta acomodarse, quizás tomar el hábito de leer después de las clases no es tan fácil. Pero luego, se irán estimulando tus capacidades, irás mejorando poco a poco y aprenderás de forma más rápida y eficaz.

Te aconsejamos cómo encontrar el profesor de alemán ideal para ti.

Repasar alemán en casa

Si de verdad quieres sacar provecho a tus clases de alemán, debes practicar regularmente clase a clase. Al elegir a un profesor, es importante que este se adapte a tu perfil y a tus expectativas.

Por ejemplo, si tienes un profesor nacido en Alemania o que sea bilingüe a un nivel avanzado, debes intentar hablar en alemán con él.

O por ejemplo, puedes acercarte al Goethe Institut de tu ciudad para conocer a personas de habla alemana, o bien, a algún instituto de cultura chileno-alemana.

Para aprender la comunicación oral en alemán, debes estar abierto a practicar. Es una buena manera de aprender palabras nuevas.

Cursos de alemán en verano ¿Te gustaría conocer Alemania y aprender su idioma?

¿Tienes pensado viajas a Europa próximamente?

Tal vez puedes ir a alguno de los seis países de la Unión Europea que tienen como lengua oficial el alemán. Allá también existen escuelas de verano de idiomas, donde puedes tomar cursos intensivos.  Si estás planeando un viaje, recuerda revisar las condiciones de visa en el sitio de la Embajada de Alemania en Chile.

Si quieres seguir estudiando desde tu casa a través de internet. Busca algunos de los sitios que ofrecen ejercicios gratuitos o incluso puedes complementar tus clases particulares con aplicaciones como Babbel.

También hay páginas que ofrecen clases particulares online, como Superprof o Tus Clases Particulares. Por ejemplo, puedes tomar una clase de alemán a domicilio con un chileno y conectarte a través de internet para hacer poder practicar la conversación con un nativo.

Persona leyendo un libro Aprende leyendo revistas en revistas en alemán.

También puedes ir apoyándote de material de la cultura alemana, como por ejemplo películas, revistas o libros en alemán. También puedes buscar algunas bandas para acostumbrarte a escuchar cantar en el idioma.

Mientras más te acostumbres a escuchar el idioma, más rápido serán tus avances. No importa si en un principio no entiendes mucho. Tienes la oportunidad de mejorar al alcance de tu mano: ¡aprovéchala!

Tu profesor particular está atento a tus avances. Te da las herramientas, pero depende de ti ponerlas en práctica.

Si las cosas van bien, incluso podrías dar uno de los exámenes oficiales para acreditar tu nivel.

Como puedes ver, ¡las clases particulares de alemán son todo un trabajo en equipo!

 

Compartir

Nuestros lectores adoran este artículo
¿El artículo contiene la información que buscabas?

¿Ninguna información? ¿De verdad?Vale, intentaremos mejorar con el próximo¿La media? ¡Uf! ¿Un poquito más?Gracias. Haz tus preguntas en los comentarios¡Un placer ayudarte! :) (Sé el primero en votar)
Cargando…
avatar