Clases particulares Idiomas Música Apoyo escolar Deporte Arte y ocio
Compartir

Lo que es y no es un entrenador personal

Publicado por Luna, el 02/10/2019 Blog > Deporte > Entrenamiento personal > ¿Qué hace una entrenadora personal?

Un requisito mínimo es el gusto por el deporte para ser entrenadora personal, sin embargo este no es el único requisito. Es clave comprender que las y los personal trainer tienen la cualidad de otorgar un servicio personalizado para abordar las necesidades y objetivos de una persona en particular, por ende, es meritorio brindar un servicio holístico que saque los máximos potenciales de las y los clientes.

Generalmente, este tipo de entrenamiento se puede realizar en una sala de gimnasio, en otro espacio habilitado para el deporte, e incluso en la comodidad del hogar o de algún parque cercano.

Una entrenadora o entrenador personal no es profesor de educación física, tampoco es un preparador o preparadora física, sino que es una persona con múltiples habilidades y conocimientos de diversas disciplinas para reconocer los objetivos físicos de una persona, elaborar una rutina, y con ello devolver la motivación por la visa saludable y el hábito deportivo.

El entrenamiento personal nació en EEUU y ya en los años setenta de forma más popular y se expandió a Europa. Comenzó por el interés en el levantamiento de pesas y ejercicios de fuerza. Victor Tanny, estadounidense, es el primero en abrir un espacio con instalaciones deportivas para el público, en un almacén de California, siendo el precursor de los futuros gimnasios.

Ya en los años cincuenta comienza una demanda por entrenadores personales, probablemente motivado por la popularidad que comenzó a tener el ejercicio aeróbico entre la población.

Ya en los años 90′ se comienzan a impartir certificaciones y programas de formación para entrenadores y entrenadoras personales.

Actualmente ya se encuentra presente en la mayoría de los países de los distintos continentes, lo que ha llevado a la profesionalización de esta práctica.

Si quieres convertirte en una excelente entrenadora personal, lee esta columna.

Desde Superprof hemos preparado esta guía para revisar los principales elementos respecto a lo que sí es y no es un o una entrenadora personal.

¿Se requiere ser profesora de educación física para ser personal trainer?

La respuesta es un rotundo no. Si bien ambas labores pueden tener muchos puntos en común, como la pasión por el deporte, el gusto por enseñar y compartir del ejercicio de forma colectiva, también tienen muchos puntos diferentes.

Muchas dudas genera la idea de una personal trainer ¿Qué hace finalmente una entrenadora personal?

En primer lugar, para ser profesora o profesor de educación física se requiere haber estudiado una carrera profesional en un centro de educación superior acreditado. Este camino otorga a la persona las credenciales necesarias respecto a su manejo sobre cómo enseñar la ciencia del deporte, cómo evaluar los aprendizajes y adaptarlos al grupo etario correspondiente.

Las entrenadoras y entrenadores personales, por su parte, no requieren ningún tipo de certificación, ni tampoco haber cursado una carrera universitaria.

Si bien esto último es demostración de garantías, generalmente las y los personal trainer adquieren sus habilidades mediante la experiencia y la práctica constante.

Además, las entrenadoras y entrenadores personales abordan otras temáticas diferentes a las profesoras y los profesores de educación física, puesto que planifican y realizan una clase centrada en una sola persona, por ende, sus metodologías también son diametralmente opuestas a tener que trabajar con un espacio colectivo como un curso de colegio.

Por otro lado, desde la profesión de la educación también se tienen otros objetivos pues se desarrollan habilidades propias del rango etario, sumado a que la profesora o el profesor de educación física ejerce su función en un establecimiento del sistema educativo.

Por lo mismo, en el marco de una institución educativa se enseñará la teoría del deporte, los diversos tipos de deportes, la práctica de estos, velará por el desarrollo de la motricidad y la coordinación, y fomentará valores como el trabajo en equipo, la sana competencia, la superación de la frustración, la disciplina, entre otros.

El entrenamiento personal es algo muy distinto a eso, pues no se enmarca en el proceso formativo de una persona, sino que responde a un objetivo individual que se busca para un momento determinado. Junto a ello no se profundizan valores como los antes mencionados. Cuida también tu reputación como entrenadora personal, aquí toda la información sobre aquello.

Dentro de los elementos que una o un personal trainer irá a fortalecer son: los refuerzos musculares, la pérdida de peso, mejorar la silueta, entre otras.

¿Es entonces una profesora de los deportes?

Nuevamente la respuesta es no, pues esta no tiene el objetivo de enseñar, su función es distinta, más del tipo acompañar.

Personal trainer en rutina La entrenadora personal armará un plan de ejercicio pensando en ti, tus objetivos y necesidades.

En términos generales un o una docente guía su quehacer a partir de los elementos fijados en el currículum nacional, determinado también por la institución en la que ejerce su labor.

En términos prácticos, una profesora del deporte dirige una clase a una colectividad de estudiantes, promoviendo además actividades físicas y deportivas.

La entrenadora personal, por su parte, también puede enseñar, pero ante todo va a acompañar, de la mano con un programa individual que se haga cargo de la realidad de sus estudiantes, sus objetivos y tiempos.

¿Cuál es la diferencia entre una entrenadora personal y una preparadora física?

Un o una preparadora física es aquella persona que tiene por función, en términos muy simplificados, aumentar el rendimiento físico de las y los atletas.

Por ello, generalmente, se encuentran en los club, federaciones o equipos deportivos. Trabajan a la par con entrenadoras, entrenadores y obviamente las y los deportistas.

La entrenadora persona conoce cómo sacar el máximo potencial a las y los atletas, por lo que elabora planes de rendimiento acoplados a las metas, objetivos y competencias que se propongan.

A diferencia de una entrenadora personal, la preparadora física centra su objetivo en el rendimiento físico,  mientras que la primera aborda otro tipo de necesidades, como el ponerse en forma, perder peso, ganar masa muscular, mejorar el régimen nutricional, desestresarse, entre otras.

En internet puedes encontrar entrenadoras personales Múltiples son los objetivos que pueden lograr con entrenamiento personalizado.

Hazte conocida como entrenadora personal, aquí te decimos cómo hacerlo.

Las preparadoras físicas trabajan generalmente con equipos, elaborando planes de intervención que buscan mejorar el potencial físico de todas sus integrantes. Distinto es lo que realiza una entrenadora personal, pues tal como lo dice su nombre enfocará su quehacer de manera individual en las necesidades de su clienta o cliente.

Y entonces: ¿qué es una entrenadora personal?

La respuesta es sencilla, una entrenadora personal es una persona que maneja conocimiento de fitness en términos teóricos y prácticos, altamente cualificada en actividad física.

Esta persona conoce perfectamente cómo llevar a un plan de entrenamientos los objetivos de las clientes y los clientes, enfocándose en las necesidades físicas individuales, los tiempos, espacios de entrenamientos, e incluso es capaz de incluir los gustos y preferencias.

Por otro lado, una entrenadora personal motiva y fija metas individualizadas que luego evalúa para ir identificando avances, por un lado, o debilidades que pueden ser revertidas.

Cabe destacar que el entrenamiento personal a domicilio destaca por su eficacia en relación al entrenamiento libre, pues el plan de entrenamiento se adapta a las condiciones y objetivos de cada persona.

Tiene, además, un asesoramiento deportivo que ahorra tiempo en relación a la práctica de ejercicios mal hechos, donde además de ineficaces pueden generar alguna lesión.

Así, las principales ventajas del entrenamiento personal son el aumento de la eficacia de la rutina de ejercicios, en términos de tiempo y costo; junto con ello, que hay una motivación constante guiada y fortalecida por la entrenadora personal, que permite hacerse cargo de la deserción en el ‘entrenamiento autónomo’ o los planes de gimnasios anuales que generalmente son abandonados.

Otra ventaja son los aprendizajes obtenidos en relación a la técnica de la ejercitación, lo que en el futuro puede decantar en que las personas sean capaces de conformar sus propias rutinas de entrenamiento, con ejercicios bien hechos en miras al cumplimiento de determinados objetivos.

Por supuesto que hay desventajas, y entre ellas se encuentra el precio, pues obviamente pagar un plan anual de gimnasio es más barato que la realización de clases particulares en el entrenamiento deportivo.

Persona entrenando Existen múltiples beneficios en el entrenamiento personalizado.

Por otro lado, podría existir el riesgo de que se contrate a un o una profesional sin la calificación necesaria, por lo que será meritorio preguntar por la formación de la persona y ahondar sobre todo en su experiencia previa, pidiendo referencias a quienes contactar.

En esta columna comentamos sobre los estudios que necesita una persona para ser entrenadora personal.

Para este último punto sirven también las redes sociales, como Facebook e Instagram, y portales de clases particulares, pues ambos tienen espacios donde la gente puede calificar o dejar sus comentarios respecto a las profesoras y los profesores particulares.

Compartir

Nuestros lectores adoran este artículo
¿El artículo contiene la información que buscabas?

¿Ninguna información? ¿De verdad?Vale, intentaremos mejorar con el próximo¿La media? ¡Uf! ¿Un poquito más?Gracias. Haz tus preguntas en los comentarios¡Un placer ayudarte! :) (Sé el primero en votar)
Cargando…
avatar