Clases particulares Idiomas Música Apoyo escolar Deporte Arte y ocio
Compartir

Consejos para ayudar a enriquecer la redacción

Publicado por Jordán, el 21/05/2019 Blog > Apoyo escolar > Lengua > Cómo mejorar la escritura

Aprender a redactar bien resulta importante para el desarrollo personal de una persona, ya que podrá expresar sus ideas por escrito sin dificultades. Esto cobra especial relevancia en el contexto escolar y académico, puesto que en las pautas de evaluación de pruebas y trabajos siempre está presente el ítem de redacción.

Aunque contar con una buena habilidad de redacción es muy útil para cualquier persona. En muchas ocasiones a lo largo de la vida tendremos la necesidad de plantear algún problema, necesidades, ideas, emociones, propuestas, etc., por escrito. Al contar con una redacción deficiente, el mensaje puede llegar a perder la fuerza y la persona receptora del texto podrá distraerse. Esto resultará que la idea central de tu texto se pierda, por ejemplo.

Desarrollar habilidades comunicativas en todos los ámbitos, tanto oral como escrito, entregará ventajas a la hora de insertarse en el mundo.

De esta forma, tu rol como profesor de apoyo en el desarrollo de capacidades comunicativas es muy importante, pues estarás entregando herramientas a una persona para que sea capaz de relacionarse con el mundo exterior.

A continuación, te presentamos algunos consejos acerca de cómo mejorar la capacidad de redacción.

Con esta guía, sabrás mucho más acerca de las clases de Lenguaje y Comunicación.

La importancia de redactar bien

La capacidad de comunicarnos, expresar nuestras ideas, nuestras sensaciones, deseos, etc., es una de las características más importantes que tenemos los seres humanos. Por esta razón, mientras más desarrolladas tengamos nuestras habilidades lingüísticas, más posibilidades tendremos de desenvolvernos fácilmente en el mundo.

En el área de la escritura es especialmente importante contar con la capacidad de redactar bien, ya que los textos quedan plasmados en algún tipo de soporte al cual alguien o más de una persona podrá acceder a él para releerlo, revisarlo y reflexionar sobre él las veces que considere necesario.

Si el escrito en cuestión cuenta con deficiencias en su redacción, es muy probable que el mensaje que hayas querido entregar se diluya en esos errores y resulte confuso. Entregar una impresión errónea sobre tu idea dificultará la transmisión de lo que querías expresar.

Las clases de Lenguaje cumplen un rol muy importante en personas con dislexia.

Mujer habla en público Contar con una buena capacidad de comunicación oral es una ventaja a la hora de plasmar tus ideas en el texto.

Aunque también es muy importante contar con buenas habilidades de comunicación oral, ya que de lo contrario también puede resultar confuso el mensaje que se busca entregar, cuando se trata de textos escritos la importancia es mayor. Por lo general no tendrás la posibilidad de aclarar lo que quisiste decir, si la o las personas destinatarias lo leen sin tu presencia.

De esta forma, lo primero que deberás hacer es asegurarte de utilizar muy bien las reglas de la lengua castellana. Este es el primer paso para comunicarte sin complicaciones en cualquiera de las áreas.

En resumen, lo que debes intentar desarrollar primero que todo es la elocuencia en tu discurso. Este concepto hace referencia a la capacidad de contar con fluidez en el habla, demostrar propiedad acerca de lo que estás diciendo, con tal de convencer a la otra persona de que lo que cuentas es real.

Entre las técnicas que puedes utilizar con el fin de facilitar la inteligibilidad de tu mensaje y que los otros puedan entender tu punto, se encuentran aspectos como preocuparte por comprender a quien te esté oyendo y analizarle, intenta pensar y ordenar tus expresiones y frases antes de emitirlas directamente, familiarizarte con técnicas literarias, preocuparte por pronunciar bien las palabras y a un ritmo adecuado y, por último, practica ejercicios que te permitan desarrollar tanto aspectos verbales como no verbales de la comunicación.

Es importante contar con seguridad a la hora de transmitir nuestras ideas, por los consejos anteriores son tan importantes. Estos te entregarán la confianza en tí mismo para expresarte sin problema.

Con estos consejos podrás ponerte al día con las clases de Lenguaje.

¿Cómo se debe estructurar un escrito?

Como ya hemos dicho, en el contexto escolar contar con la capacidad de redactar bien un texto entrega muchas ventajas. Entre los elementos que se consideran para determinar si se está frente a un escrito bien redactado se encuentra el de su estructura.

Entregar un texto que se lea de una forma fluida, sin frases enredadas o desconectadas, hará que el profesor o profesora que está evaluando entienda las ideas sin dificultades.

Para estructurar bien un texto es muy recomendable empezar primero por un borrador. Este permitirá al estudiante situar bien sus ideas y ordenarlas en función del mensaje que quieres transmitir.

¿Quieres mejorar tu nivel de ortografía? Revisa este artículo.

Lo primero que se deberá fijar cuando se comienza a elaborar un borrador será el mensaje acerca del cual se busca hablar. Definir la problemática es esencial ya que ayudará a desarrollar la redacción en base a esa idea principal.

Luego, es necesario contar con un plan de redacción, que ayudará a desarrollar las ideas a través de un orden y una lógica que le dará sentido al texto.

Como profesor, deberás mostrar al estudiante cómo construir este plan. Por ejemplo, anotando todas las ideas principales, que luego deberán ordenar y desarrollar.

Cuaderno y computador sobre escritorio Realizar un borrador resulta muy útil para organizar un escrito.

Después, deberás enseñar al estudiante la estructura general de un texto, en base a las tres bases principales en las que se suele organizar un escrito: la introducción, el desarrollo y la conclusión.

En la introducción se debe presentar el planteamiento principal, con una hipótesis clara, ojalá con datos concretos y que logre captar la atención del lector para que se interese y continúe leyendo. En definitiva, con la introducción se estará mostrando cuál será el tono del texto y la escritura.

Luego viene el desarrollo, que es la parte más extensa, ya que en ella se deberán plantear las ideas, los argumentos y los datos que sirvan para apoyar el mensaje que se busca entregar y la propuesta del texto.

Y por último la conclusión, donde se deberán cerrar todos los temas de los que se hablaron en los apartados anteriores o proponer dudas y preguntas si el objetivo es dejar un planteamiento abierto. Se debe tener en cuenta que esto es lo último que una persona verá del texto, por lo que se debe procurar dejar una buena impresión.

¿Vas a dar una prueba de Lenguaje? Mira estos consejos para que te vaya bien.

El miedo a la hoja en blanco: ¿cómo superar el bloqueo?

Uno de los problemas por las que muchos estudiantes suelen pasar, incluso escritores profesionales se ven afectados por él, es el del miedo a la hoja en blanco.

Cuando hablamos de este miedo, nos referimos al miedo que provoca sentarse frente a una hoja, ya sea digital o real, y no poder escribir nada. La mente se bloquea, comienza la ansiedad por escribir algo, las ideas no vienen y se termina acudiendo a la procastinación.

Esto hará que el estudiante termine retrasándose en la realización de su trabajo, deje todo para la última hora y, en los peores casos, no pueda entregar ningún texto.

Sin embargo, como profesor particular de apoyo para mejorar la redacción, puedes recurrir a diversos recursos que permitirán al estudiante disipar ese temor a no saber qué escribir.

Lo primero que se debe hacer es entregar confianza al estudiante, por lo que puede ser útil explicarle que es algo que le ocurre a muchas personas, incluyendo a los más experimentados.

También es importante conocer acerca del tema que el estudiante hablará en el texto, por lo que si se trata de una temática nueva para él, la investigación es esencial para conocer, al menos, los datos más básicos acerca de los que pueda desarrollar sus propias ideas.

Es importante contar, como dijimos antes, con un plan de redacción, con las ideas principales organizadas, lo que permitirá facilitar la escritura ya que se contará con una preparación que se debe seguir.

Además, es primordial transmitir al estudiante que cada persona cuenta con estilos de escrituras únicos, por lo que no debe estar preocupado de escribir igual a tal o cual escritor, aunque las influencias siempre estarán presentes.

Conoce cómo las clases de Lenguaje y Comunicación son de gran ayuda para niños y niñas.

¿Cómo mejorar el estilo de escritura?

Para darle mayor riqueza al estilo propio de escritura existen diferentes técnicas que puedes aportar a un estudiante.

La principal y más importante de todas es motivar y desarrollar hábitos de lectura en la persona que busca mejorar su redacción.

Leer libros de diferentes estilos, épocas, géneros, países, etc., permitirá al estudiante conocer cómo escriben otras personas y le aportará ideas acerca de cómo querrá desarrollar su propio estilo.

Personas hablando Para comunicarnos utilizamos distintos registros de habla de acuerdo al contexto.

Es esencial que el estudiante desarrolle un gusto por la lectura, de esta forma no estará leyendo por obligación. Además, la lectura le entregará una mayor cultura literaria.

Actualmente, existen diferentes medios y soportes que ayudan a estimular la lectura, como sitios web, libros, cómics o revistas de temas que interesen al estudiante.

Otro aspecto a tener en consideración es el de los registros del habla, que se basa en la idea de que existen diferentes maneras de comunicarse dependiendo del contexto en el cual uno se encuentre.

De esta propuesta se desprenden cuatro tipos de registros: el culto formal, el culto informal, el inculto formal y el inculto informal.

El registro ideal para un texto escrito que se presentará en el contexto escolar es el culto formal, ya que demuestra un buen manejo del léxico, sin caer en reiteraciones y utilizando palabras abstractas. Esto se acompaña de oraciones complejas de acuerdo a las normas gramaticales.

Para ayudar a un estudiante a mejorar en su redacción estos consejos son primordiales.

Estudiar Lenguaje y Comunicación con un profesor particular es una excelente idea.

Compartir

Nuestros lectores adoran este artículo
¿El artículo contiene la información que buscabas?

¿Ninguna información? ¿De verdad?Vale, intentaremos mejorar con el próximo¿La media? ¡Uf! ¿Un poquito más?Gracias. Haz tus preguntas en los comentarios¡Un placer ayudarte! :) (Sé el primero en votar)
Cargando…
avatar