Si estás pensando en convertirte en profesor o profesora particular de música o, particularmente de batería y no sabes cómo debes empezar, es necesario que tomes en cuenta una serie de factores previos para que obtengas estudiantes sin tener que esperar mucho tiempo.

Uno de los elementos que debes pensado muy bien cuando vas a comenzar a dar clases particulares de batería es el valor que cobrarás por ellas.

Determinar una tarifa por tus servicios de profesor o profesora particular no es una tarea simple. Existen varias cosas que debes tomar en cuenta para llegar al precio adecuado.

A continuación te mostramos cómo debes fijar el precio de tus clases, así que no dejes de leer.

Conoce los precios de la competencia

Generalmente, los profesores y profesoras particulares trabajan de forma independiente, por lo que las ganancias que se generan por su trabajo quedan casi íntegramente para ellos o ellas. Hay quienes desean hacer su trabajo de manera formal, por lo que inician actividades en el Servicio de Impuestos Internos, entregan boleta por sus servicios y deben pagar impuestos.

Una de las primeras acciones que debes llevar a cabo para lograr establecer un buen precio es revisar los valores que otros profesores o profesoras independientes cobran en la zona donde vives. Esto, principalmente porque las clases particulares tienen un precio diferente al que cobran los y las docentes en colegios e instituciones de educación superior.

Contar con un precio atractivo frente a otras personas que ofrecen servicios similares a los tuyos es esencial para no espantar a tus potenciales estudiantes. Para esto es importante que las tarifas que tú cobres no se encuentren muy alejadas de la media.

Estos valores varían mucho de acuerdo a la ciudad en las que estás. Una clase de batería en Santiago tendrá un valor diferente al de una que se lleve a cabo en una ciudad como Temuco La Serena.

Otros valores que debes tomar en cuenta es el que cobran las academias y las escuelas de música, ya que estas también te serán útil para saber qué precio puedes fijar tú.

Por ejemplo, en Chile, el valor promedio de una hora de clases de batería es de $12.306. En ciudades como La Serena o Temuco este valor no supera los $8.000, mientras que en Santiago supera los $12.000.

Si eres independiente y entregas boleta por tus servicios, tendrás que destinar un porcentaje de lo que recibido a los impuestos. Todo esto deberás tomarlo en cuenta para cobrar por tus clases, ya que la idea es que tengas un margen de ganancias conveniente para ti.

Fajo de billetes
Fijar valores demasiado altos o demasiado bajos no es conveniente. Debes llegar a un precio equilibrado.

También toma en cuenta el gasto monetario que tendrás que hacer en materiales y en el transporte, ya privado o público. Lo debes incluir en tu precio porque si comienzas a gastar más de lo que te pagan no estarás haciendo un buen negocio.

Al desempeñarte como profesor o profesora particular de batería, puede que hayan días en los que no trabajes, bien porque no has encontrado clientes o porque sea época de vacaciones y no hay muchos o muchas estudiantes en tu ciudad. Habrán épocas buenas y otras malas. Sé responsable y prepárate para los meses en los que es más complicado encontrar alumnos o alumnas.

Otro elemento que ayuda a fijar el precio de una sesión de clases es el número de estudiantes. Puedes ofrecer clases individuales o a grupos reducidos de personas, y cada una de esas modalidades tendrá un valor diferente.

Una vez que tengas en cuenta todos estos factores, estarás posibilitado para empezar a pensar en una posible tarifa con el fin de que tus clases sean rentables y no vayas a pérdida.

Sin embargo, todavía es posible encontrarte con otras situaciones que te harán varias el precio de tus clases de batería.

Johan
Johan
Profesor de Batería
5.00 5.00 (1) $7.000/h
¡1a clase gratis!
Matías
Matías
Profesor de Batería
$10.000/h
¡1a clase gratis!
Pablo
Pablo
Profesor de Batería
4.67 4.67 (3) $8.000/h
¡1a clase gratis!
Pía fernanda
Pía fernanda
Profesor de Batería
5.00 5.00 (5) $15.000/h
¡1a clase gratis!
Jorge
Jorge
Profesor de Batería
5.00 5.00 (5) $15.000/h
¡1a clase gratis!
Sebastián
Sebastián
Profesor de Batería
$15.000/h
¡1a clase gratis!
Nico
Nico
Profesor de Batería
$15.000/h
¡1a clase gratis!
Marcel
Marcel
Profesor de Batería
$15.000/h
¡1a clase gratis!

La modalidad de las clases: otro factor a tomar en cuenta para fijar el precio

La verdad es que no importa si son clases de batería, de piano, de guitarra, de flauta, de armónica, de trompeta, de bajo, de acordeón, de batería o del instrumento que sea. La tarifa siempre variará en función de la forma y las metodologías de las clases particulares.

Es muy atractivo encontrar a un profesor o una profesora que ofrezca diferentes modalidades de clases, puesto que de esta manera los y las estudiantes podrás escoger aquella que se acomode más a sus necesidades.

Normalmente, las frecuencia de las clases particulares es una vez a la semana. Esto te permitirá acordar un día y una hora en la que ambos se comprometen a llegar a tiempo y mantener un ritmo de trabajo constante y regular.

Sin embargo, es posible que encuentres estudiantes que van a necesitar más de una sesión semanal, ya sea porque se encuentra muy próximos a un examen o porque sus necesidades de aprendizaje así lo requieren.

Por esta razón, te aconsejamos que las tarifas por hora de clases que fijes para tus servicios sean diferenciadas. Es decir, que no sea el mismo valor de las clases que se llevan a cabo una vez en la semana al de las que se realizan varias veces.

Por otro lado, si tu estudiante requiere de tus servicios solamente de forma ocasional, es muy buena idea ofrecer un precio más económico si se compromete a realizar clases con un seguimiento semanal por un tiempo prolongado, como meses o años.

Es importante que determines claramente cuál es la duración de las sesiones de tus clases particulares. Es posible que 60 minutos sea insuficiente para poder entregar una clase que aborde todo lo que es necesario enseñar en una sesión. Nociones básicas de solfeo, la realización de algunos ejercicios y la práctica de canciones, por ejemplo, que son los contenidos que suelen estar en las clases, no cabrán dentro de una hora.

Lo mejor será que ofrezcas sesiones más largas, de una hora y media o dos horas. Claro está, que todo esto debe ser conversado entre profesor o profesora y estudiante, ya que hay que tomar en cuenta la disponibilidad de uno.

Obviamente, mientras más larga sea una clase, esta tendrá un mayor costo, por lo que es algo que debes conversar muy con tus alumnos y alumnas.

Otra alterntiva que puedes ofrecer en el catálogo de modalidades de tus clases es el de los cursos intensivos. ¿Tienes estudiantes que quieren o necesitan aprender en poco tiempo todo lo necesario para empezar a tocar la batería? Pues estas clases son especiales para ellos o ellas.

También puedes agregar la posibilidad de impartir clases grupales. Si sabes tocar más de un instrumento, es posible que armes un grupo en el que enseñes a tocar a cada uno un instrumento, a un precio diferente.

Como consejo, te recomendamos que la primera sesión de tus clases particulares sea gratuita, ya que te servirá para conocer a tu nuevo o nueva estudiante y establecer los primeros lazos de confianza.

La tarifa según tu formación y experiencia

Sin importar si te gusta el reggae, el rock, el pop, el brit pop, el blues, el country, el punk, la música disco, el funk, o tantos otros estilos musicales, siempre habrá algún estudiante que busque clases particulares de música y de batería enfocadas en uno de esos estilos.

No tengas miedo de dar a tus clases tu impronta propia. A fin de cuentas, especializarte por un estilo te dará un valor agregado, aunque lo mejor será que no te cierres a un único estilo. Especialízate pero sigue enseñando sobre todo lo que conozcas, ya que así tu público objetivo no se verá reducido.

Baterista en escenario
La experiencia y los estudios influirán directamente en la tarifa de tus clases.

Además de los factores que hemos presentado anteriormente para fijar un precio, también es importante contar con un respaldo académico. Es decir, el hecho de tener o no tener un título, diplomas o postgrados, será altamente determinante para escoger una tarifa para tus clases. Muchos de los y las estudiantes que se encuentran buscando clases de batería toman en cuenta los estudios que tiene un profesor o profesora para decantarse o no por esa opción.

Pero si no tienes un respaldo de estudios formales no te desmotives. De hecho, contar con estudios profesionales de música no es un requisito indispensable. También la experiencia y tu trayectoria como músico o música, baterista y profesor o profesora va a interferir en el precio.

Cuando estás recién comenzando a impartir clases particulares, es recomendable que tus tarifas sean levemente más bajas a la media, ya que necesitas empezar a hacerte conocido y si el valor de tus sesiones es muy alto, las probabilidades de encontrar estudiantes serán más bien bajas.

El perfil de tu público objetivo para fijar una tarifa

Existen muchos tipos de alumnos y alumnas. Muchas de las personas que están buscando clases de batería presentarán mayores dificultades a la hora de aprender que otras.

Baterista en blanco y negro
Es importante dejar claro a qué tipo de estudiantes están dirigidas tus clases.

Una buena idea para fijar el precio de tus clases es hacerlo de acuerdo al nivel de conocimiento que tendrán tus estudiantes. Si uno de ellos ya maneja ciertas nociones y necesita profundizarlas para alcanzar a un nivel avanzado, el precio será más alto. De lo contrario, por enseñar lo más básico, se suele cobrar menos.

¿Necesitás un/a profe de Batería?

¿Te gustó este artículo?

0,00/5, 0 votes
Cargando…

Mariana

Periodista y redactora creativa.