La música es algo que nos ha acompañado desde nuestros orígenes. Los sonidos de la naturaleza como la lluvia, los animales, las piedras, el río, etc., nos ha hecho disfrutar de hermosas melodías desde hace millones de años.

Actualmente son muchas las personas interesadas en este arte que van más allá de ser simple espectadores y desean aprender a tocar por sí mismos los instrumentos y sentir como ellos o ellas mismas son capaces de producir hermosos sonidos y melodías.

Por esta razón, la demanda de clases particulares de batería es cada vez más alta, por lo que es una buena oportunidad para que aquellas personas que quieren compartir sus conocimientos como profesor o profesora particular comiencen a dar sus clases.

A continuación te mostramos algunos consejos para comenzar a elaborar una clase de batería. ¡No dejes de leer!

Toma en cuenta sus gustos musicales para elaborar una clase de batería

Si bien, convertirte en profesor o profesora particular de batería no es algo que puedes llevar a cabo de la noche a la mañana, los pasos que debes tomar con antelación no son muy complicados.

De hecho, una clase improvisada te hará ver como una persona poco seria y esto terminará repercutiendo de una u otra forma en el proceso de enseñanza y aprendizaje.

No importa si enseñas guitarra, trompeta, piano, saxofón, batería, violín, flauta traversa, bajo, acordeón o armónica. Cualquiera de estas clases necesita una preparación de acuerdo a diferentes factores.

Baterista en el escenario
Conocer los estilos musicales preferidos de tus estudiantes te permitirá realizar clases más dinámicas y entretenidas.

Uno de los puntos de partida para comenzar a organizar una clase de música, especialmente de batería, es el gusto y los intereses de tus estudiantes, así como también los que tienes tú como profesor o profesora.

Basar tus métodos de enseñanza en intereses y pasiones propias hará más fácil la enseñanza y estarás compartiendo el conocimiento de lo que te gusta, haciendo mucho más fácil el proceso.

Es importante que desde el principio de tus clases dejes claro cuáles son los límites y cómo será la dinámica de enseñanza. Actúa honestamente comunicando hasta dónde es que puedes enseñar sobre la ejecución de la batería. De esta forma, te evitarás problemas a futuro.

Improvisación, ritmo, tempo, solfeo, técnica, cultura musical, teoría musical, son algunos de los contenidos que se suelen tocar en las clases de batería.

¿Solo tienes un manejo intermedio de la batería? Está bien, puedes hacer clases a estudiantes que tienen como objetivo las nociones básicas, por ejemplo. Pero es imprescindible que ellos y ellas sepan cuál es tu nivel de manejo del instrumento en cuestión.

No sacas nada con aceptar hacer clases a un alumno o alumna que quiere llegar a un nivel avanzado si tu solo manejas hasta el intermedio. Cada vez que te encuentres preparando una clase te darás cuenta que es una tarea muy complicada, tendrás la presión de enseñar a tu alumno o alumna algo que no conoces y estarás perjudicando su proceso de aprendizaje al no ser sincero o sincera.

En las clases, no dudes en mencionar cuáles son tus gustos musicales, cómo comenzaste en el mundo de la música, qué complicaciones has tenido, etc. Mostrar estos aspectos de tu vida permitirá el desarrollo de la empatía entre tú y tus estudiantes y generando un lazo de confianza fortalecido con ellos y ellas.

No creas que por intentar adaptar tus clases a los estilos preferidos de cada estudiante tendrás que realizar clases totalmente diferentes. La idea es que esto se convierta en una especie de ayudar para realizar tus clases y no en un obstáculo. Si en un momento los estilos son demasiado diferentes, tendrás que encontrar la manera de cohesionar tus clases de forma inteligente para que no tengas que hacer un trabajo extra.

Johan
Johan
Profesor de Batería
5.00 5.00 (1) $7.000/h
¡1a clase gratis!
Matías
Matías
Profesor de Batería
$10.000/h
¡1a clase gratis!
Pablo
Pablo
Profesor de Batería
4.67 4.67 (3) $8.000/h
¡1a clase gratis!
Pía fernanda
Pía fernanda
Profesor de Batería
5.00 5.00 (5) $15.000/h
¡1a clase gratis!
Jorge
Jorge
Profesor de Batería
5.00 5.00 (5) $15.000/h
¡1a clase gratis!
Sebastián
Sebastián
Profesor de Batería
$15.000/h
¡1a clase gratis!
Nico
Nico
Profesor de Batería
$15.000/h
¡1a clase gratis!
Marcel
Marcel
Profesor de Batería
$15.000/h
¡1a clase gratis!

Piensa en los objetivos de tus estudiantes

Unas buenas clases de batería deben tomar en cuenta, además de tus conocimientos, tus intereses musicales y tu interés por compartir tu sabiduría en esta área con más personas, las necesidades de los propios o propias estudiantes.

Un buen profesor o profesora particular de batería debe saber escuchar a sus alumnos y/o alumnas. Esto te permitirá, por ejemplo, identificar cuál es el nivel de conocimiento que tienen y sabrás qué contenidos debes incluir en las clases. En una primera sesión encárgate de preguntar todo lo necesario a tus estudiantes y comenzar a forjar los primeros lazos de confianza.

Pero no te quedes solamente con sus relatos. Muchas veces las impresiones que tenemos de nosotros o nosotras mismas pueden estar erradas. Lo mejor será que les pidas que toquen un poco de batería frente a ti y les pidas que te expliquen qué fue lo que aprendieron en la sesión.

Por ejemplo, si se trata de un estudiante que se está iniciando en el mundo de la batería, ofrécele que elija su canción favorita y pon a prueba su habilidad relacionada con el ritmo. Así también estarás aprendiendo acerca de sus preferencias musicales.

¿Ya identificaste si está en nivel inicial, intermedio o avanzado? Ahora es momento de enfocarte en cuáles son las metas y objetivos que tienen para tomar clases de batería. Encontrarás estudiantes interesados e interesadas en desarrollar alguna carrera profesional ligada a la música, así como habrá quienes simplemente desean aprender como un pasatiempo y disfrutar del sonido de la percusión.

Es muy importante que sepas cuáles son las habilidades y técnicas de aprendizaje que más te servirán para tus estudiantes. Las formas en que aprenden no es igual para todos y todas. Mientras habrá algunos y algunas cuyo método de aprendizaje consistirá en ejecutar canciones conocidas, para otras personas será más efectivo comenzar a enseñarles sobre la técnica, el ritmo, el tempo, etc.

Como profesor o profesora particular de batería es relevante que sepas observar muy bien a tus estudiantes. Esto te permitirá saber qué tipo de ejercicios pueden servirles y cuál es la mejor forma en la que puedes transmitirles tus conocimientos sobre la batería.

Batería en la oscuridad
Debes estar atento a las inquietudes y avances de tus estudiantes.

Por último, y no menos importante, debes establecer desde el principio el horario y el lugar en el que se llevarán a cabo las sesiones de tus clases particulares, Intenta que se realicen con regularidad y sin dejar pasar demasiado tiempo entre ellas porque corres el riesgo de que tu estudiante se desmotive y abandone las clases.

Trabaja en base a un programa

Unas buenas clases de batería, o de la materia que sea, necesitan contar con un programa que le permita al profesor o profesora desarrollar su trabajo en base a una guía. Las clases deben entregar una enseñanza y un aprendizaje progresivo y constructivo, ya que si los estudiantes no experimentan estar creciendo en cuanto al conocimiento de la batería verán complicado el proceso.

Cada clase que hagas a cada estudiante debe contar con su propio programa. Una de las ventajas por la que muchas personas prefieren las clases particulares es su carácter completamente personalizado, por lo que es importante que tu método de enseñanza se base completamente en las características de cada estudiante. Así, quitarás ansiedad a tus estudiantes ya que tendrán una idea de lo que se tratará en clases y tú contarás con una pauta para las sesiones a futuro.

Estos programas, como te comentamos, deben estar ligados a las necesidades, habilidades, desventajas y metas de cada estudiante. Te asegurarás de mantener una línea de enseñanza a través de todo el curso y permitirás a tus estudiantes ir consiguiendo sus objetivos. Además, tus estudiantes podrás ir preparados cada clase ya que sabrán de qué se hablará.

Puedes empezar a elaborar el programa desde la primera reunión con tu estudiante. Aprovecha al máximo este momento, ya que a partir de esto podrás diseñar un programa completamente adecuado a sus requerimientos.

Si bien es importante seguir este programa, debes saber que se trata de algo que no es completamente rígido y puedes ir modificándolo a medida que avanzan las clases, siempre pensando en el logro de las metas de tus alumnos y alumnas.

Unidades y fases: organiza tus clases particulares de batería

Aprender a tocar un instrumento como la batería requiere de disciplina y constancia. Es necesario practicar y trabajar de forma constante para obtener resultados.

No se trata de convertirse en baterista de la noche a la mañana. La práctica y la regularidad son claves para lograr el éxito y esto es algo que debes dejar muy en claro entre tus estudiantes, además del precio por tus clases.

Personas conversando en una mesa
Organiza tus clases de batería de acuerdo a las necesidades de tus estudiantes.

Cualquier proceso de aprendizaje requiere de tiempo ya que se trata de algo progresivo. El cerebro debe ir adaptándose a esos nuevos conocimientos de a poco para después todo lo aprendido surja de forma natural y espontánea. Al finalizar, incluso tus movimientos los realizarás casi como un acto reflejo.

En base a esto, se hace necesario que los profesores y profesoras de batería dividan sus clases en fases progresivas, con el fin de que los y las estudiantes aprendan a un ritmo adecuado a sus características y capacidades.

El aprendizaje de la música es algo muy emocionante y lo más importante es que nunca dejes de disfrutarla.

¿Necesitás un/a profe de Batería?

¿Te gustó este artículo?

0,00/5, 0 votes
Cargando…

Mariana

Periodista y redactora creativa.