Clases particulares Idiomas Música Apoyo escolar Deporte Arte y ocio
Compartir

¿Eres un apasionado del francés y quieres convertirte en profesor? Sigue esta guía completa de Superprof para cumplir tu sueño de enseñar el idioma más romántico del mundo

Publicado por Isidora, el 20/09/2019 Blog > Idiomas > Francés > Cómo dar clases de lengua francesa

Son muchos los chilenos interesados en aprender la lengua de Molière hoy en día, dadas sus tremendas ventajas en mundo profesional y académico. Francia, Bélgica y Suiza cuentan con increíbles universidades para hacer estudios de pre y post grados, y en el mundo de los negocios, el francés significa un considerable valor agregados en el currículum.

Si sientes pasión por este idioma y lo dominas a un alto nivel, ¿por qué no hacer clases particulares de francés? Puede ser una provechosa actividad secundaria que te permitirá perfeccionarte y disfrutar de compartir tus conocimientos con otros, además de reportarte un buen ingreso.

Salir al mundo independiente puede ser muy desafiante. Hay muchas personas dando clases particulares, especialmente en las ciudades más grandes del país. Para emprender en las clases de francés debes tener una determinada preparación, saber dónde buscar trabajo, cómo encontrar a tus primeros estudiantes y también cómo establecer tu tarifa. ¡Sigue la guía Superprof para profesores de francés y encuentra respuestas a todas estas preguntas!

¿Cuáles son los conocimientos que debe tener un profe de francés?

Bandera de Francia ondeando ¿Sabes qué significa tener un buen nivel de francés?

Obviamente, un buen nivel de francés es el requisito número uno para ofrecer servicios pedagógicos. Esto significa:

  1. Ser capaz de comprender fácilmente el francés oral y escrito
  2. Hablar sin titubeos y participar de conversaciones
  3. Comprender ampliamente las bases gramaticales de la lengua y conjugar los verbos correctamente

Estos tres ámbitos son los más básicos para entregar una enseñanza del francés de calidad de tus futuros estudiantes y, mientras mejor dominio tengas del idioma, una mejor experiencia tendrán tus alumnos, serás mejor evaluado, podrás ir subiendo de a poco tu tarifa y, muy pronto, alcanzarás el éxito como profe de francés.

Herramientas para medir tu competencia

Si quieres estar seguro de tu nivel de dominio del francés, lo mejor que puedes hacer es rendir uno de los exámenes del Marco Común de Referencia Europeo, que te permiten certificarte como hablante básico (A1 y A2), intermedio (B1 y B2) y Avanzado.

En lo que respecta al francés como lengua extranjera, hay dos mediciones oficiales: el DELF (niveles básicos e intermedios) y el DALF (niveles avanzados).

Para rendir las evaluaciones, puedes inscribirte en el Instituto Francés de Chile y consultar los horarios y fechas de examen en el sitio web.

Naturalmente, lo ideal para ser profesor es haber aprobado la prueba C1 o C2 DALF.

Cuáles son los requisitos de los distintos centros de enseñanza

Niños escribiendo en sala de clases Para enseñar francés en colegios necesitas una formación especial

Para dictar clases particulares no necesitas de manera obligatoria presentar títulos ni certificaciones (si bien son deseables para dar más valor a tu perfil). Sin embargo, si quieres ser profesor en un organismo educacional, si te serán requeridos algunos respaldos de tu nivel de francés y experiencia enseñando la lengua.

Normalmente, para enseñar en colegios y liceos se te pedirá algo cercano a un nivel C, más algún tipo de formación pedagógica. La Universidad Metropolitana de Ciencias de la Educación imparte la carrera de Licenciatura en Educación con Mención en Francés y Pedagogía en Francés, que es puede ser una buena alternativa si proyectas la enseñanza del francés como una carrera al largo plazo.

Algunos colegios donde se enseña el inglés en Chile son:

  • Alianza Francesa (Santiago y Viña del Mar)
  • La Girouette (Santiago)
  • Liceo Antoine de Saint-Exupéry (Santiago)
  • Liceo Charles de Gaulle (Concepción)
  • Liceo Jean d’Alembert (Viña del Mar)
  • Liceo Claude Gay (Osorno)

Si no estudiaste la carrera de Pedagogía ni ingresaste a un Programa de Formación Pedagógica después de tu pregrado, puedes postular a enseñar en los Programas de Idiomas de los centros de educación superior, o bien a centros privados de idiomas.

Los centros y escuelas suelen privilegiar a los hablantes nativos de las lenguas extranjeras, pero con un nivel suficiente puedes ofrecer una postulación interesante y tener una oportunidad como profe.

¿Cómo preparar una clase de francés?

Los contenidos de un programa de aprendizaje de la lengua francesa incorporan las siguientes áreas de conocimiento:

  • Vocabulario
  • Gramática
  • Conjugaciones verbales
  • Pronunciación
  • Comprensión y expresión escrita

Son muchos los aspectos del idioma los que tienes que abordar para alcanzar buenos resultados con tu estudiante, independiente de si su objetivo es tener un primer acercamiento a la lengua o alcanzar un alto nivel de francés conversacional.

¿Cómo podemos convertir este grupo de conocimientos en un plan de estudios?

Organízate

Quesos franceses en venta Comparte la exquisita cultura francesa a través de su lengua

La planificación del programa completo de estudios con tu alumno es el primer paso, y te permitirá administrar el tiempo y mapear la ruta de aprendizaje:

  1. Lista de objetivos: Establece en la primera sesión cuáles son las metas que quieres alcanzar con tu alumno.
  2. Ligar contenidos con cada objetivo: Para cada una de estas metas, define un número de sesiones en que se estudie una determinada materia. Por ejemplo, si un objetivo es aprender a leer ficción en francés, dedica algunas lecciones a ejercicios generales de comprensión lectora.
  3. Prepara tu material pedagógico: Define y adquiere los libros, cuadernillos, pistas de audio o material digital que vas a utilizar.
  4. Entrega un calendario a tu alumno: Haz partícipe al estudiante del proceso entregándole una copia de tu planificación (excluyendo evaluaciones o actividades sorpresa).

Personaliza

La enseñanza de un idioma siempre será mejor si es completamente personalizada. Cuando estés planificando tu programa, considera los intereses y características de tu estudiante para hacer los contenidos más estimulantes para él o ella.

Por ejemplo, si tu alumno tiene una personalidad extrovertida y quiere relacionarse con francoparlantes, privilegia las sesiones de conversación y restringe el español al mínimo. En cambio, si el estudiante tiene como meta aprobar un examen de certificación del francés, basa algunas sesiones en modelos de pruebas anteriores para prepararlo.

Parte de la personalización es también sacar el máximo provecho del tiempo para que no se vean comprometidas las otras actividades y obligaciones de tu alumno. Considerar su disponibilidad para definir si el programa se desarrollará en una sesión semanal durante el año, o será un intensivo de dos meses, sin duda será muy apreciado.

¿Cómo se define una tarifa horaria para las clases particulares?

Cuando eres un profe particular, tu precio es completamente definido por ti, a diferencia de los colegios, liceos y academias de idiomas en que la tarifa es fija.

Para saber cuánto cobrar por hora de clases, debes considerar los siguientes factores:

  • Tu nivel de dominio de la lengua: Naturalmente, mientras mejor hables francés, más alta puede ser tu tarifa. Pero recuerda, incluso aunque seas un hablante C2, los alumnos tienden a inclinarse por hablantes nativos o profesores profesionales, por lo que tu tarifa será un importante arma para competir.
  • Tu experiencia enseñando: Si bien competir con un nativo para hacer clases es difícil, la experiencia haciendo clases te puede poner en la delantera. Si ya haz enseñado francés u otras materias y estás bien evaluado por tus alumnos, asegúrate de dar a conocer esas evaluaciones en tu perfil.
  • Perfil de alumno: No sólo tu perfil es relevante, sino que el tipo de alumno al que enseñarás y sus expectativas con tu programa definirán también el precio. No es lo mismo enseñar las bases del francés a capacitar a una persona para hacer negocios en la lengua de Molière.
  • Frecuencia y ritmo de trabajo: Las clases intensivas, nocturnas o de fin de semana se suelen cobrar más caro que las lecciones semanales diurnas.
  • Lugar de las clases: Las clases particulares suelen ser más caras en las grandes ciudades, porque los costos y distancias de desplazamiento suelen ser superiores, además del costo de la vida en general.

Moneda de dos euros No sólo debes considerar tu nivel de francés para definir tu tarifa

Si juntas todos estos factores, podrás llegar a un precio razonable y justo que convenga a tus alumnos y que te reporte lo que corresponde por tu perfil y calidad de trabajo. Para que te hagas una idea más clara, nuestros profesores particulares de francés Superprof trabajan con una tarifa promedio nacional de $10.000, que asciende o desciende según los criterios que te expusimos.

Un profesor nativo de francés que no tiene mucha experiencia docente seguramente se posicionará en torno a los $12.000, y los profesores chilenos con certificación DALF aumentan su tarifa aproximadamente a los $17.000.

Las tarifas más caras, correspondientes a traductores profesionales y bilingües con formación pedagógica pueden alcanzar y superar los $20.000. Por otro lado, un profe con certificación DELF intermedia estará en el promedio, mientras que un hablante de francés sin experiencia ni certificaciones estará situado en los $5.000.

¡Esperamos que estos consejos te sean útiles para comenzar tus clases de francés! Con el tiempo te harás de una gran reputación, podrás subir tu tarifa y disfrutarás cada vez más de enseñar la maravillosa lengua francesa.

Compartir

Nuestros lectores adoran este artículo
¿El artículo contiene la información que buscabas?

¿Ninguna información? ¿De verdad?Vale, intentaremos mejorar con el próximo¿La media? ¡Uf! ¿Un poquito más?Gracias. Haz tus preguntas en los comentarios¡Un placer ayudarte! :) (Sé el primero en votar)
Cargando…
avatar