Clases particulares Idiomas Música Apoyo escolar Deporte Arte y ocio
Compartir

¿Cuál es la utilidad de tomar clases de fotografía?

Publicado por Leyla, el 05/03/2018 Blog > Arte y ocio > Fotografía > Por Qué Aprender Fotografía

En los últimos años, los smartphones han declarado la guerra a las cámaras réflex y otras cámaras compactas. Integran cámaras cada vez mejores y a menudo nos preguntamos si todavía hay ventajas en hacer fotos con una cámara de verdad en lugar de con el móvil.

Pero ¿los móviles han reemplazado realmente a las cámaras digitales? ¿Permiten obtener la misma calidad y la misma precisión en los resultados? La mayoría de los profesionales están de acuerdo en que a las cámaras réflex aún les quedan muchos años por delante.

«Una fotografía no se toma, se crea» – Ansel Adams

«Pero ¿qué ventajas hay en invertir en una cámara de calidad y aprender fotografía si mi móvil ya me permite hacer fotos que me satisfacen de manera fácil y rápida?» nos preguntarás. Simplemente por ir más lejos y ampliar el rango de posibilidades que se abren ante ti en términos de fotografía.

Tomar clases de fotografía te permitirá descubrir técnicas, vocabulario, satisfacción, legitimidad y posibilidades inagotables.

¿Listo? Te explicamos por qué aprender fotografía sigue siendo hoy en día esencial para dominar esta disciplina artística.

Para poder hablar de fotografía como un profesional

La fotografía, como muchas actividades, tiene un vocabulario específico. Es difícil improvisar sin conocer los términos exactos.

Aquí tienes algunos términos que debes conocer, que son básicos para aprender fotografía.

  • El diafragma

Es el elemento de tu cámara que determinará la apertura del campo, así como la cantidad de luz que se transmitirá al sensor.

Vocabulario sobre fotografía El diafragma permite un ajuste continuo entre la apertura completa y el cierre máximo.

  • La apertura

La apertura corresponde al diámetro del objetivo, que se ajusta usando el diafragma. Se usa para controlar la cantidad de luz que alcanza el sensor, así como la profundidad de campo de la foto.

  • El enfoque

Se trata de definir el o los elementos de tu fotografía sobre los que quieres obtener una nitidez más o menos precisa. El enfoque te permitirá, por ejemplo, resaltar tu sujeto principal de manera clara y que el fondo esté más desenfocado.

  • El tiempo de exposición

Es el tiempo que tu sensor estará expuesto a la luz. Su duración dependerá en particular de la luminosidad y el movimiento de tu sujeto. Por ejemplo, si estás fotografiando un elemento que se mueve rápidamente, tendrás que usar un tiempo de exposición corto para que sea nítido.

  • La sensibilidad ISO

Es la sensibilidad del sensor de tu cámara a la luz. Cuanto más alta sea, menos luz se necesitará para hacer la foto. Pero, incluso con una alta sensibilidad, si hay poca luz, habrá más probabilidad de grano en tu foto.

  • El grano digital

Designa los elementos que alteran la nitidez de los detalles de una fotografía.

  • La exposición

Tiene que ver con la luminosidad de la foto que estás a punto de tomar. La exposición deseada se logra combinando los ajustes de apertura, tiempo de pausa y sensibilidad.

Dependerá de la luminosidad de la escena. Pero también puedes jugar con la exposición en función del efecto que estés buscando.

Técnicas fotográficas Enfoca el sujeto principal de tu foto para resaltarlo.

Para desarrollar tu imaginación

Si solo piensas en hacer fotos cuando llega la oportunidad o cuando se presenta un evento que merece ser inmortalizado, ¡intenta invertir tu punto de vista! ¿Y si te pones a buscar cosas interesantes que fotografiar? No tienes por qué esperar a que llegue la ocasión, sino que la puedes provocar tú mismo.

Por ejemplo, puedes salir a caminar con el único objetivo de progresar en fotografía. Verás la ciudad, los paisajes, las escenas o las personas de manera diferente. Estarás más atento a lo que sucede a tu alrededor y verás más sujetos potenciales.

También puedes adoptar diferentes puntos de vista. No te quedes solamente con tu punto de vista, sino intenta tomar una foto a la altura de un niño, un gigante, un perro, una hormiga. ¡Esto multiplicará el campo de posibilidades! Una escena o un paisaje pueden cambiar drásticamente dependiendo de la altura desde donde se fotografía.

Desarrolla tu imaginación Juega con la fuente de luz para obtener sombras más o menos importantes en tu foto.

Y aunque no tengas una cámara a mano, siempre puedes pensar en cómo hacer fotos. En el metro yendo al trabajo, caminando por la calle o de compras, puedes elegir un sujeto e imaginar la foto que podrías hacer.

  • ¿Desde qué ángulo?
  • ¿Desde qué punto de vista?
  • ¿Con qué ajustes?

¡Una foto mental también puede ayudarte a progresar!

No dudes en dar un paseo por lugares a los que no estás acostumbrado. Esta es la mejor manera de desarrollar tu imaginación y tus ideas sobre fotografía. Un bosque que no conoces, un barrio nuevo… Los entornos que no conozcas serán perfectos para practicar.

Por último, no tengas miedo de hacer el ridículo. La fotografía a veces requiere que adoptes posturas inoportunas, como tumbarse en el suelo, posarse en una pared… Te sorprenderá ver que nadie se asusta y que tendrás más posibilidades de hacer mejores fotos y te permitirá ver el mundo desde otro ángulo.

Pero ¿sigue siendo viable la profesión de fotógrafo?

Para controlar la luz para no necesitar filtros

Es cierto que los filtros que encuentras en muchas aplicaciones y programas te permiten obtener fotografías increíbles. Pero ¿sabes que puedes obtener los mismos resultados sin tener que usarlos?

Para ello, ¡tendrás que aprender a controlar la luz! Para convertirte en fotógrafo profesional, deberás dominar todas las técnicas.

Aquí tienes algunas nociones básicas sobre la luz en términos de fotografía.

  • El color de la luz

Al contrario de lo que uno podría pensar, la luz no es transparente, sino que tiene colores. Hablamos de temperatura del color, medida en Kelvin.

Puedes ajustar esta temperatura en tu cámara cambiando el balance de blancos. Cuanto más lo ajustes a los colores rojo/naranja, mayor será la temperatura de la imagen. Por el contrario, cuanto más te acerques al azul, más fría será tu fotografía.

  • Luz suave y luz dura

Esta distinción es la base de la luz en fotografía. La luz dura se caracteriza por la presencia de muchas sombras fácilmente distinguibles. El ejemplo más obvio de una fuente de luz dura es el de sol.

La luz suave se obtendrá gracias a una fuente muy cercana al sujeto. Producirá muy pocas sombras.

  • El tamaño de la fuente de luz

Ajustando el tamaño de la fuente de luz, puedes jugar contrastes en el sujeto. Cuanto mayor sea la fuente, más uniformemente se iluminará el sujeto. Por el contrario, cuanto menor sea la fuente, menor será la iluminación del sujeto y más contraste habrá.

Controlar la luz natural Levántate temprano para disfrutar de los colores del amanecer, ideal para hacer fotos preciosas.

También puedes cambiar el tamaño de la fuente de luz jugando con la distancia con respecto al sujeto: cuanto más cerca esté del sujeto, más contrastes obtendrás; cuanto más lejos esté, más uniforme será la luz.

  • Saber controlar la luz natural

Si no tienes equipo, trabajarás más a menudo con la luz natural. Tienes que aprender a observar los cambios de posicionamiento y colores durante el día para adaptarte bien a ella.

  • Las golden hours 

A diferencia de la luz del mediodía, que es muy dura y crea muchas sombras, las luces del comienzo y el final del día son muy suaves y crean hermosos colores. Se llaman golden hours u horas doradas.

Porque las oportunidades para exponer tu trabajo son infinitas

Hoy en día, la exposición física no es la única forma de publicitar tus fotos. Como en muchos campos, Internet ha revolucionado las posibilidades de expresarse y exponer tu arte a todo el mundo.

Aunque una exposición física sigue siendo un escaparate excelente para mostrar tu trabajo, requiere importantes inversiones de tiempo y dinero que muchos no pueden permitirse, sobre todo si se quiere, al menos al principio, practicar la fotografía como aficionado.

Cómo darse a conocer ¡Organizar una exposición fotográfica en una galería ya no es la única forma de dar a conocer tu trabajo!

Primero, puedes crear un blog. Hoy en día, hay opciones muy sencillas para crear tu propia plataforma en Internet sin tener que recurrir a informáticos profesionales.

Aprovecha la oportunidad para crear un blog que sea un reflejo de tu mundo, y en el que puedas publicar tus propias fotografías y sus descripciones, y, por qué no, las de los fotógrafos que te inspiran.

Las redes sociales también son una excelente manera de compartir tus fotos, sobre todo las que se basan en la imagen. Además de Instagram, hay muchas otras redes sociales especializadas en fotografía para aficionados o profesionales, como 500px, DeviantArt o Flickr. ¡Aprende a destacar en las redes sociales gracias a la fotografía!

¿Convencido? Clases en línea o presenciales, ¡encuentra la fórmula que más te convenga y aprende las bases de la fotografía!

 

 

Compartir

Nuestros lectores adoran este artículo
¿El artículo contiene la información que buscabas?

¿Ninguna información? ¿De verdad?Vale, intentaremos mejorar con el próximo¿La media? ¡Uf! ¿Un poquito más?Gracias. Haz tus preguntas en los comentarios¡Un placer ayudarte! :) (Sé el primero en votar)
Cargando…

Dejar un comentario

avatar
wpDiscuz